Consejos

Crossfit, ventajas e inconvenientes para el deportista

05 febrero 2018
crossfit

05 febrero 2018
El Crossfit es una forma de entrenamiento interválico de alta intensidad que representa uno de los programas de ejercicios que ha crecido más rápidamente desde su aparición en el año 2000. Esta actividad deportiva sirve para mejorar la eficiencia de movimiento, la fuerza muscular y la capacidad cardiorrespiratoria.

Esta disciplina deportiva fue diseñada originariamente para entrenar a agentes de policía, bomberos y fuerzas especiales militares, cuyo trabajo requiere una aptitud física y fuerza muscular que les permita desarrollar altos niveles de esfuerzo en pocos segundos.

¿Qué es y para qué sirve el CrossFit?

Del mismo modo que sucede con cualquier otro entrenamiento de alta intensidad, el Crossfit aumenta el volumen de oxígeno máximo, la fuerza, la musculatura y la resistencia cardiorrespiratoria. Además, esta actividad deportiva disminuye el índice de masa corporal, mejorando la composición corporal.

Con un entrenamiento adecuado y con aumentos incrementales de intensidad, el Crossfit puede ser una forma efectiva de hacer ejercicio para adultos saludables que buscan una rutina de entrenamiento variada.

13 ventajas del Crossfit

  1. Ha logrado popularizar el fitness a nivel mundial y generalizar el uso de cargas pesadas de peso libre. Resulta muy beneficioso tanto a nivel deportivo como económico.
  2. Se basa en entrenamientos muy divertidos, ya que se caracteriza por una constante variación de ejercicios y movimientos, intervalos, equipamiento, etc.
  3. La filosofía de generar desafíos complejos engancha a los deportistas y estimula su motivación, lo que aumenta la adherencia y la fidelidad al programa de entrenamiento.
  4. Crea un sentimiento de pertenencia a un grupo, puesto que se crean relaciones más cercanas que en los gimnasios tradicionales.
  5. Estimula la competitividad. La aprobación, el apoyo y la recompensa del grupo te ayudan a intentar ser mejor y superarte cada día.
  6. Mejora de la condición física, aumentando las capacidades de fuerza y resistencia muscular, así como de potencia y velocidad. Además, el Crossfit mejora de la resistencia cardiorrespiratoria mediante el entrenamiento interválico a altas intensidades. También, incide mucho en las cualidades motrices como la habilidad coordinativa, el equilibrio o la agilidad.
  7. Favorece la coordinación intermuscular e intramuscular, ya que implica la utilización de gran cantidad de movimientos complejos que involucran numerosas articulaciones.
  8. Permite alcanzar una forma física de atleta polivalente.
  9. Es un método eficaz de entrenamiento profesional para la preparación de cuerpos de seguridad, bomberos y militares. En este último caso, determina una preparación física general para las demandas físicas impredecibles del combate.
  10. Es una disciplina que requiere un menor tiempo de entrenamiento y volúmenes reducidos debido a la alta densidad de entrenamiento.
  11. Determina una menor inflamación sistémica o daño oxidativo en comparación con la actividad aeróbica sostenida.
  12. Las necesidades de equipos son menores, lo que reduce los costes y utiliza menos espacio.
  13. Determina una mejora significativa de la composición corporal. El Crossfit es especialmente eficaz combinado con una estrategia nutricional adecuada que promueva la pérdida de grasa.

18 desventajas del Crossfit

 

  1. Falta de periodización. Los deportistas no pueden alcanzar el techo fisiológico en intensidad y volumen de forma constante y simultánea en todas o en casi todas las sesiones. Hay que jugar de forma científica con la dinámica de cargas, periodizando y alternando las variables del entrenamiento de volumen e intensidad. Todo esto, depende del profesional que prescribe el entrenamiento.
  2. Riesgo real de sobreentrenamiento con altas intensidades y altos volúmenes de entrenamiento, repetidos sin ondular la carga.
  3. El Crossfit no sigue los principios del entrenamiento (el ondulatorio de la carga, el principio de recuperación, el principio de individualización, etc.).
  4. Inicialmente, había una falta de planificación en los ejercicios que se proponían para cada día (Workout of the Day o WOD). En la actualidad, el plan de entrenamiento depende de la cualificación del profesorado a cargo.
  5. Falta de trabajo multiplanar completo y equilibrado en todos los planos (frontal, sagital y transversal), con el objetivo de evitar lesiones y favorecer un desarrollo muscular simétrico.
  6. Ejercicios biomecánicamente lesivos.
  7. La tasa de lesiones del Crossfit es similar a la halterofilia, la gimnasia y el rugby. Predominan las contusiones de hombro en los movimientos de gimnasia, la espalda lumbar en los levantamientos de potencia y la rodilla. Finalmente, la tasa de lesiones acaecidas por sobreentrenamiento fue mayor en el grupo con entrenamiento extremo del tipo CrossFit que en el tradicional. No obstante, se trata de una actividad deportiva segura para todos los atletas, siempre y cuando se realice correctamente en un ambiente seguro y con entrenadores.
  8. El orden de los ejercicios es incorrecto. El Crossfit plantea un entrenamiento de intervalos de alta intensidad y, a continuación, un ejercicio técnico y pesado en carga. Todo ello sin descanso y pretendiendo que el deportista realice ambos a máximo rendimiento.
  9. Las técnicas de levantamiento son muy burdas y no están perfeccionadas.
  10. Es un error levantar en ejercicios complejos el mayor peso posible, el mayor número de veces y en el menor tiempo posible. Hay que priorizar la técnica sobre la velocidad. De lo contrario, se corre el riesgo de acortar la vida deportiva del atleta por las lesiones.
  11. Los ejercicios olímpicos son llevados a fatiga muscular en lugar de a fatiga técnica. En este sentido, el Crossfit podría mejorar adaptando estos ejercicios de manera que fueran más sencillos en cuanto a técnica.
  12. El excesivo uso de la técnica avanzada del fallo muscular debe hacerse con cuentagotas y no como norma general en todas las sesiones.
  13. No pain, no gain. Ante esta filosofía, es preferible aplicar el lema No Brain, no gain. La ciencia ha hecho evolucionar al hombre en todos los campos, despreciarla no es inteligente y coquetea con el peligroso terreno de la irresponsabilidad profesional.
  14. El Crossfit no es el mejor método para desarrollar la fuerza máxima y la hipertrofia muscular, aunque sí logra grandes mejoras en ambos aspectos.
  15. La falta de cualificación de los entrenadores. Muchos de ellos tienen certificaciones muy poco profundas en aspectos clave de fisiología humana, fisiología del ejercicio, biomecánica, pedagogía, anatomía, teoría del entrenamiento, etc.
  16. Determina una menor especialización deportiva, ya que se modela un atleta especializado más pobre. Se puede ser medianamente bueno en varias capacidades, pero no el mejor en cada una de ellas.
  17. Genera estancamientos en deportistas avanzados. Si bien es cierto que funciona bien en novatos, lo difícil es cuando ya se ha pasado esta primera fase y se necesita seguir progresando.
  18. El programa de Crossfit ortodoxo no es útil para la élite de la competición porque no maximiza su rendimiento.

Conclusiones: un CrossFit seguro es posible

El Crossfit puede ser seguro si el gimnasio está bien equipado y los entrenadores poseen una formación oficial universitaria en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, junto a una especialización en CrossFit.

De esta manera, evitaremos cometer errores como, por ejemplo, primar la velocidad y el tiempo por encima de la técnica, las programaciones aleatorias, la falta de periodización e individualización, no atender a la dinámica de cargas y a los principios de entrenamiento o desechar ejercicios lesivos de hombro y columna.