Consejos

Cómo cancelar un seguro

09 junio 2021
seguro

La cancelación de un seguro debe hacerse en unos plazos concretos y, a ser posible, dejando constancia de ello. En caso contrario, puede no cancelarse apropiadamente, obligándote a mantenerlo y a seguir pagando hasta el próximo vencimiento de la póliza.

Darse de baja de un contrato de seguro

Tienes un seguro contratado... y ya no quieres seguir con él. Lo que debes hacer en ese caso es cancelar la póliza.

Respetar los plazos para cancelar

Si vas a cancelar tu póliza, no puedes hacer de cualquier manera:

Debes hacerlo a través de un canal de comunicación fehaciente que te permita registrar la solicitud de baja y te asegure que la aseguradora la ha recibido.

Además, debe hacerse en los plazos especificados por ley: tienes que notificar tu intención de no continuar con la póliza como poco 1 mes antes de que venza el contrato (si es la aseguradora la que rompe el contrato, 2 meses) 

Si no respetas los plazos legales o no guardas alguna prueba de que has comunicado tu solicitud de cancelación, es probable que no logres darte de baja. 

Vías de comunicación fehacientes

¿Qué es una notificación fehaciente?  Para pedir la cancelación y asegurarte de que sea una vía fiable puedes hacerlo:

  • Por escrito. Redacta tu solicitud de baja, entrégala por duplicado en la oficina de la aseguradora (o del mediador) y pide que te sellen tu copia y le pongan fecha. Esta es la mejor manera de dejar constancia. En caso de que la entidad se niegue a recibir la solicitud o a poner sello o fecha en la copia, pide una hoja de reclamaciones, explica que la entidad te ha rechazado la cancelación y adjunta la solicitud de baja rechazada a la reclamación.
  • Por burofax. Se puede hacer de manera presencial u online. Este sistema de envío a través de Correos asegura la comunicación fehaciente. El receptor debe firmar, confirmando la recepción del documento. Esta operación deja registro por defecto y tiene un coste de 8,59€.
  • Por correo electrónico. Expón tu solicitud vía correo electrónico con acuse de recibo. De nuevo, si la empresa ignora, pierde o no llega a leer el correo, y no confirma su recepción, puede considerar que no has hecho la petición fehacientemente, con lo cual seguirás pagando la prima y no habrás cancelado tu seguro.
  • Por teléfono. Lo mejor en caso de que decidas llamar es grabar la llamada. De esta manera podrás solicitar la baja por teléfono y queda registrada la solicitud en la grabación. No hace falta que avises de que vas a grabar la llamada.
  • A través de un formulario web. Es posible que la entidad te pida que rellenes un formulario. En este caso, graba la secuencia de pantallas o haz capturas que confirmen que hiciste el proceso en su web. 

Si necesitas ejemplos de solicitud de baja, te lo ponemos fácil: puedes usar muestro:

MODELO DE CANCELACIÓN DE PÓLIZA DE SEGUROS

Cuándo interesa cancelar el contrato de seguro

Los motivos por los que puedes decidir la cancelación pueden ser muy variados, y también la manera de proceder en cada caso para hacerlo efectivo.

Si tienes un seguro que simplemente ya no te interesa 

Un contrato de seguro suele tener una duración de un año y se renueva automáticamente al final de cada periodo. Sin embargo, puede que no te interese renovarlo, ya sea porque has encontrado una oferta mejor, porque puedes asumir el riesgo tú mismo o por cualquier otro motivo. O incluso que no le interese a tu compañía aseguradora seguir asumiendo el riesgo. 

Para hacer efectiva la cancelación, solo hay que avisar a la otra parte como poco 1 mes antes de que venza el contrato para el cliente y 2 meses antes para la aseguradora. Es decir, tienes que avisar mínimo con un mes de antelación que tienes la intención de darte de baja. 

Si te cambias a otro seguro, recomendamos que no anules tu póliza actual mientras no hayas contratado la nueva, en particular en los casos de seguros de vida y de salud. Tienes la posibilidad de establecer que la fecha de efecto de la nueva coincida con el vencimiento de la antigua. Al tener que avisar con un mes de antelación al próximo vencimiento, aconsejamos que inicies la búsqueda con tiempo suficiente.

Cada tipo de seguro tiene inconvenientes distintos que te pueden llevar a no querer renovarlo. Además, según el objeto asegurado, pueden variar las condiciones que hemos comentado. 

Si te arrepientes unos días después de contratarlo

  • En los casos en los que se haya contratado un seguro por teléfono o internet, tienes 14 días para cancelarlo sin penalizaciones de ningún tipo, si bien, no te devolverán la prima completa, sino la parte de prima no consumida. No es posible cancelarlo en este plazo si la duración del seguro es inferior a 14 días naturales, si es un seguro de viaje de duración inferior a un mes o un seguro obligatorio.
  • En el caso de los seguros de fallecimiento o ahorro, los puedes cancelar antes de que pasen 30 días desde que recibas la póliza.

Si se reduce el riesgo, pero sigues pagando la misma prima

La prima que pagas por cualquier seguro depende del riesgo de que le suceda algo negativo al objeto asegurado, por ejemplo, el seguro de robo te cobra una prima distinta si vives en un primero sin puerta que si vives en un piso 17 con un equipo de cámaras y guardias armados.

Si tienes un seguro de robo en tu casa e instalas una puerta blindada o un sistema de alarma, estás reduciendo el riesgo de que alguien te entre a robar. En este caso, si lo comunicas, tienes derecho a que se te reduzca la prima el año siguiente.

En caso de negativa por parte de la aseguradora, puedes cancelar el seguro, siempre en los plazos concretados en la ley y tienes derecho a exigir que te devuelvan el exceso de prima pagada desde que comunicaste la disminución del riesgo.

Si desaparece el objeto asegurado

En este caso, deberás pagar la póliza hasta el siguiente vencimiento. Por ejemplo, si das de baja un vehículo en Tráfico, seguirás manteniendo el seguro hasta que se complete la anualidad, salvo que la aseguradora por su voluntad quiera devolver o reservar esa prima no consumida para otro seguro o perdonarte los pagos pendientes, pero tú no podrás exigirlo. A menos que se trate de un seguro para un préstamo con una entidad bancaria, como explicamos en el siguiente punto.

Si se termina un préstamo con una entidad bancaria

Una vez devuelto en su totalidad un préstamo que hayas efectuado con un banco, si el seguro que lo cubría sigue vigente, puedes cancelarlo y tienes derecho a recibir parte de la prima no utilizada.

Si la compañía cambia las condiciones del seguro

La aseguradora puede comunicar un aumento de la prima, un cambio o una reducción de la cobertura, aunque debe hacerlo con al menos 2 meses de antelaciónEn este caso, puedes cancelar el seguro si lo comunicas con 1 mes de antelación al vencimiento.

Si la entidad no cumple el plazo de 2 meses, puedes responder que no estás de acuerdo. La subida de la prima no podrá aplicarse sin el consentimiento del tomador, es decir el tuyo, y por tanto la entidad deberá respetar la prima del periodo anterior.

Puedes pedir que te mantengan las condiciones anteriores o que rescindan la póliza. Si no dices nada, se prorrogará el contrato con las nuevas condiciones otro año más. 

¿Y si es la aseguradora la que quiere cancelarlo?

También puede ser la propia aseguradora la que proponga cancelar el seguro si considera que existen elementos que alteran la viabilidad del negocio como, por ejemplo:

  • Si detecta inexactitudes al rellenar el cuestionario de la póliza. En este caso, la entidad tendrá un mes para cancelar el seguro desde que tiene conocimiento de la inexactitud y se quedará con la prima pagada hasta el momento.
  • Si el riesgo se incrementa sensiblemente y deja de interesarle prestar la cobertura. La aseguradora tiene dos opciones, puede cancelar la póliza un mes después del incremente, y en ese caso debería devolver la prima no consumida, aunque la ley no especifique nada; o bien, puede proponer adaptar la prima y modificar así el contrato. En este caso, tiene dos meses desde que se declara el aumento de riesgo.
  • Por cualquier otro motivo circunstancial que tenga la aseguradora siempre que avise al tomador con al menos 2 meses de antelación al siguiente vencimiento. Esto puede resultar especialmente grave en los seguros de vida o salud en los que, pasada una determinada edad o con algún achaque, ya no te será posible contratar otra póliza con otra aseguradora.

Recuerda que si tu compañía de seguros no responde como esperabas, puedes reclamar. OCU te da las respuestas que necesitas, para orientarte y ayudate a defender tus intereses.

¿Tu seguro no responde? Cuenta con OCU

En OCU defendemos tus derechos como consumidor y te ayudamos a hacer valer sus intereses. Para ello contamos con un completo equipo de asesores especializados, integrado por más de 100 abogados, y la mejor información, procedente de análisis exhaustivos e independientes. ¿Tienes problemas? Podemos ayudarte: estamos a tu lado, con la razón y la ley de nuestra parte. 

Únete a OCU