Informe

Suplementos alimenticios ¿para qué?

23 enero 2018
Suplementos alimenticios, no son necesarios

23 enero 2018

Son muchos los que toman suplementos alimenticios para “complementar su dieta”, pero ¿realmente son tan necesarios como intentan hacernos creer la industria alimentaria y farmaceútica? Realizamos una encuesta y preguntamos a los consumidores de esos complementos por su hábito nutricional para descubrirlo. 

Tomar suplementos alimenticios, siempre que no haya ninguna patología asociada, es completamente innecesario. Y no solo eso, supone un gasto de dinero inútil para el consumidor. Si mantienes una dieta equilibrada ya estarás obteniendo los nutrientes que necesitas de manera natural. 

¿Consumes suplementos alimenticios?

Hemos preguntado a españoles de entre 18 y 74 años de edad por sus hábitos nutricionales, y descubrimos que un 30% de los encuestados declara estar tomando en la actualidad algún tipo de suplemento.

Los más consumidos son los de Calcio (9%). Le siguen los de Omega 3 (8%), Magnesio-potasio (8%), Vitamina D (8%), Multivitamínicos (8%), Vitamina C (7%) Hierro (7%) y los de Vitamina B (6%).  

¿Por qué tomas suplementos?

Una vez localizados a los habituales de los suplementos y teniendo en cuenta nuestro patrón de referencia de los principales hábitos saludables de una persona sin enfermedades ni necesidades específicas, preguntamos por sus hábitos alimenticios.

Queríamos saber si su consumo en suplementos se debía a alguna carencia vitamínica en su alimentación diaria o más bien a una gran influencia de los mensajes publicitarios de la industria alimentaria y farmaceútica interesados en hacer caja. Analizamos las respuestas y descubrimos dos cosas.

  • 1. Se pueden evitar. Con solo añadir determinados alimentos frescos, es decir algo de pescado, lácteos, fruta o verdura por ejemplo, bastaría para evitar gastar dinero en suplementos.
  • Suplementos de Vitamina D. Esta vitamina se encuentra en el pescado azul, los huevos, el queso y los yogures. Con solo añadirlos en tu día a día bastaría.
  • Suplementos de Vitamina C. Las personas que consumen suplementos de vitamina C no tienen un consumo medio o alto de frutas y verduras crudas, precisamente los que son la fuente principal de esta vitamina. Un sencillo cambio en la dieta incorporando frutas y verduras con mayor frecuencia remplazaría la suplementación en vitamina C.
  • Suplementos de Omega 3. La fuente principal de los ácidos grasos omega 3 es el pescado azul. Consumir al menos 2 raciones semanales de este tipo de alimento es la solución más barata y saludable para cubrir nuestras necesidades.

  • 2. No hay razón para tomar suplementos. Casualmente aquellos que tienen mejores hábitos alimenticios suelen ser los que consumen más este tipo de suplementos. Es decir que, a pesar de contar con las dosis suficientes en su alimentación habitual se recurre a los suplementos de manera innecesaria. Preguntamos a los consumidores de suplementos de calcio, hierro y magnesio por lo que comen.

  • Suplementos de calcio. Los habituales de suplementos de calcio ya toman el calcio suficiente con el queso, la leche o los yogures de su dieta. 
  • Suplementos de hierro. Hemos podido comprobar que los españoles toman suplementos de hierro a pesar de que su consumo de carne es medio-alto, es decir suficiente.
  • Suplementos de magnesio. El magnesio es esencial para el buen funcionamiento del organismo. ¿Cuántos frutos secos naturales, cereales integrales o pan integral tomas en tu dieta de manera habitual? Comprar los suplementos de magnesio para mejorar alguna dolencia es un gasto inútil para la mayoría de las personas que ya gozan de buena salud.

Puede encontrarse magnesio en muchos alimentos y sobre todo en los de origen vegetal: leguminosas, frutos secos, verduras, leche o lácteos y pescados. Por eso es raro que personas con buena salud y con una alimentación variada y suficiente sufran carencia de este mineral.

Mejor comer de todo y variado

Por ello es importante hacer una buena elección de los productos que van a formar nuestra dieta. Si nos preocupamos porque nuestra alimentación sea variada y se base en productos frescos donde los alimentos de origen vegetal y los integrales sean protagonistas, seguramente no habrá que preocuparse por ningún nutriente que nos pueda faltar. 


Imprimir Enviar por email