Informe

Aliviar el dolor de espalda

21 enero 2018
dolor-de-espalda

21 enero 2018

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes. Una adecuada higiene postural puede ser un elemento esencial para evitar los problemas de espalda. El reposo, el fortalecimiento de los músculos y el uso de analgésicos son medidas eficaces que el médico o el fisioterapeuta nos pueden recomendar.

Dolor de espalda, una molestia muy frecuente

En la actualidad, se estima que hasta el 84 % de la población sufrirá de lumbalgia en algún momento de su vida.

Cuando hablamos de lumbalgia, nos referimos al dolor que se localiza en la parte baja de la espalda (zona lumbar), la cual se extiende desde las últimas costillas hasta el hueso sacro. En el caso de que el dolor se irradie hacia una nalga, el muslo o por debajo de la rodilla, estaríamos hablando de lumbociática.

En función de su duración, se habla de lumbalgia aguda (que no se extiende más allá de 4-6 semanas) y crónica (que se prolonga más). 

En cualquier caso, los episodios de dolor pueden ir alternando con otros momentos en los que apenas haya molestias.

Factores de riesgo para la lumbalgia

Entre los factores de riesgo asociados al dolor lumbar, se encuentran:

  • Circunstancias personales (edad, sobrepeso, sexo…)
  • Llevar a cabo tareas que requieran de un gran esfuerzo físico
  • Malos hábitos posturales
  • Pérdida del tono muscular abdominal
  • Aspectos psicológicos que conduzcan a somatizar el estrés, como la insatisfacción laboral

Evidentemente, los profesionales con trabajos duros, que cargan peso, con posturas prolongadas de pie o sentados, con actividades repetitivas y exposición a las vibraciones son los candidatos ideales para presentar problemas y dolores de espalda. Éste sería el caso de los trabajadores de la construcción, los fisioterapeutas, los cajeros, los conductores profesionales, los peluqueros, etc.


Imprimir Enviar por email