Informe

¿Sufres estrés?

06 febrero 2018
sufrir-estres

06 febrero 2018

El estrés es una situación de alerta física y mental que nos prepara para satisfacer una demanda o superar una dificultad, de hecho es incluso necesario para poder desempeñar nuestras actividades cotidianas. No obstante, a veces alcanza unos niveles tan elevados que nos acaba pasando factura.

¿Sufres estrés?

Todos padecemos estrés en algún momento de nuestra vida: por el trabajo, por la muerte o la enfermedad de un ser querido, por una mudanza... Pero ante una misma situación estresante, cada individuo reacciona de una manera diferente: lo que para unos es un estímulo, para otros se convierte en un obstáculo insalvable que puede estar en la causa de graves problemas.

El estrés puede provocar irritación o tensión nerviosa, disminuir nuestras defensas, haciéndonos más vulnerables a las infecciones o a los tumores, aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, síntomas digestivos, dolores de cabeza, etc.

Te invitamos a valorar tu grado de estrés, y te damos pautas que te ayudarán a canalizarlo. ¿La causa del estrés es el trabajo o un episodio traumático? Esta información puede también ayudarte.

¿Cuál es tu grado de estrés?

¿Quieres saber si tu estrés se mantiene en unos niveles “saludables” o si hay riesgo de que se llegue a convertir en algo preocupante? Hay formas de medirlo. Los especialistas J.L. González de Rivera y A. Morera, a partir de la escala creada por Holmes y Rahe, elaboraron un cuestionario adaptado a la población española.

Estrés en el trabajo

Son muchas las posibles causas de estrés, y el trabajo es una de ellas: según una encuesta de la OCU, la mitad de los trabajadores encuestados sufre estrés laboral, pero que sólo 1 de cada 5 lo reconoce. Intentar organizarte mejor y adaptar los hábitos para hacerlos más saludables puede ser una gran ayuda.

Estrés en el trabajo

Estrés postraumático

Las experiencias traumáticas (la muerte de un ser querido, una enfermedad grave, un accidente de tráfico, la pérdida de un empleo, un divorcio) no dejan a nadie indiferente. Las reacciones al trauma pueden llevar a algunas personas a un estado de fuerte crisis emocional, a un síndrome de estrés postraumático. Valora si es tu caso con este test