Consejos

Mi felicidad y yo

felicidad

Si bien es cierto que la mayoría de las personas no tenemos una idea clara sobre qué es la felicidad y cómo alcanzarla, suele ser el horizonte que promueve casi todas nuestras decisiones. 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de felicidad?

Se pueden utilizar diversas definiciones de la felicidad, cada persona tendrá la suya. En un sentido amplio, y huyendo de estereotipos más románticos, la felicidad se puede entender como sinónimo de calidad de vida o bienestar, siendo el resultado de una valoración personal y subjetiva sobre diferentes aspectos y variables. Algunas sujetas a nuestro control e identificables, mientras que otras no dependerán de uno mismo o serán difícilmente alcanzables.

Algunos aspectos pueden ayudar a ponérselo "más fácil" a uno mismo como, por ejemplo: establecer metas realistas, focalizarse en el aquí y el ahora, poder ver un problema como una oportunidad en potencia, o saber parar y conformarse con lo que se tiene o se quiere. En definitiva, se trata de aprender a ser un poco más benévolos con uno mismo, el entorno y personas que le rodean, sin caer en la trampa del optimismo absoluto, negando cualquier malestar. Se trata de escucharse con cariño y comprensión.


Imprimir Enviar por email