Informe

¿Qué alimentación sigo si realizo deporte?

23 agosto 2016
Alimentación y deporte

23 agosto 2016
La práctica moderada de ejercicio diario o semanal no conlleva necesidades nutricionales especiales que una dieta equilibrada no pueda satisfacer. A pesar de ello, en la red cada vez circulan más mitos sobre este tema y, en el mercado, una oferta mayor de suplementos deportivos que resultan innecesarios en la mayoría de los casos.

Mitos en Internet

Una persona que realiza alguna práctica deportiva entre 30 y 60 minutos al día alrededor de 3 a 5 días por semana, necesitará aumentar ligeramente su consumo energético con alimentos que aseguren un buen reparto de macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas) pero, salvo casos muy concretos, como la existencia de patologías o que por algún motivo la persona siga una dieta especial, no  requiere ningún “complemento” distinto a los alimentos habituales, a pesar de lo que la publicidad y el marketing de estos productos nos lleven a pensar.

Actualmente, existen decenas de ideas que circulan por Internet en relación a la alimentación y el deporte que no siempre son correctas del todo, como por ejemplo:

  • Debemos practicar deporte en ayunas para adelgazar. La evidencia dice que se queman más grasas, pero también aumenta la fatiga, lo que puede influir en el rendimiento y de lugar a un menor consumo energético.
  • Beneficios del colágeno para las articulaciones. No hay evidencia de ningún tipo que relacione el  consumo de esta proteína y el fortalecimiento de las articulaciones.
  • Debemos aumentar mucho la ingesta de proteínas si realizamos ejercicios de fuerza y, de hidratos de carbono, si practicamos deportes de resistencia. Cuando se practica de forma intensa o muy prolongada deportes de resistencia o de fuerza, conviene aumentar moderadamente la proporción en la dieta de hidratos de carbono o de proteínas, respectivamente. Sin embargo, el consumo excesivo de estos nutrientes no conlleva beneficio adicionales, pudiendo incluso tener efectos indeseados en el organismo.

Hidratación y descanso: los grandes olvidados

Una correcta hidratación es fundamental para lograr un mayor rendimiento y evitar la fatiga. El agua ha de ser nuestra opción preferente, dejando las bebidas isotónicas cuando el ejercicio se prolongue más de una hora.

Del mismo modo, descansar bien es fundamental. El sueño es un recuperador crucial y sin un buen descanso el rendimiento deportivo puede mermar de forma significativa.


Imprimir Enviar por email