Consejos

Consejos para vencer la timidez

27 abril 2018
vencer-timidez

27 abril 2018

Una persona con timidez es aquélla que se esmera en pasar desapercibida, que no expresa opiniones y que adopta un estilo de comunicación pasivo a la hora de relacionarse con los demás. Ahora bien, es posible vencer la timidez mediante la adquisición de ciertas habilidades y de su puesta en práctica.  

¿Qué es la timidez?

Por norma general, los conceptos de introversión y timidez se suelen confundir. Mientras que las personas introvertidas son aquéllas que tienden a evitar los encuentros sociales y prefieren realizar actividades en solitario; los tímidos desean un mayor contacto social, pero a la vez sienten temor irracional a ser rechazados o juzgados por los demás, lo que puede desembocar en ansiedad y frustración

Timidez genética: ¿se puede heredar la timidez?

En la actualidad, existe cierta controversia acerca de si los rasgos de la personalidad, como por ejemplo la timidez, nos acompañan desde que nacemos o, por el contrario, los adquirimos a lo largo de nuestra vida. Del mismo modo que sucede con otros aspectos de la personalidad y la salud, muy posiblemente la timidez es el resultado de una interacción entre la genética y el entorno

La timidez suele ser un rasgo de la personalidad que se presenta en etapas tempranas de la infancia. Ahora bien, la reacción del entorno ante las manifestaciones de timidez de una persona y los aprendizajes posteriores pueden tener una gran influencia a la hora de desarrollar la timidez o de hacerla desaparecer.

Si a un niño tímido se le refuerza cuando establece una interacción social (la gente le escucha, se ríen con él, etc.), es muy probable que poco a poco la timidez acabe minimizándose. Por el contrario, si una persona que inicialmente no presentaba este rasgo obtiene consecuencias desagradables cada vez que es sociable, extrovertido, etc., puede acabar mostrando una conducta tímida por aprendizaje.  

¿Cuáles son las causas de la timidez?

Hay teorías conductistas que afirman que los hijos de padres tímidos son más propensos a desarrollar este rasgo de la personalidad, puesto que los progenitores actúan como modelos que ellos observan e imitan. En este sentido, estas suposiciones aluden al aprendizaje de la timidez por observación.

¿Qué es la timidez?

5 consejos para vencer la timidez

¡Sé tú mismo! Muéstrate de forma natural, ya que es lo que más atrae a la gente y es la mejor manera de enfrentarse a la timidez. Está bien que pruebes algunas de las fórmulas que otras personas utilizan para relacionarse o conversar, pero es importante que aquello que hagas y digas encaje con tu propio estilo.

  1. Practica las conductas sociales con gente conocida. Empieza por el contacto visual, el lenguaje corporal, las presentaciones, las conversaciones triviales, etc. Más adelante, prueba a hacer lo mismo con personas con las que tengas menos confianza. 
  2. Rompe el hielo. Cuando uno quiere mantener una conversación con un desconocido o una persona con la que no tiene demasiada confianza, puede ser de gran ayuda tener varias fórmulas pensadas para romper el hielo. Piensa en cómo presentarte, hacer un cumplido o formular una pregunta.
  3. Ensaya lo que vas a decir. Cuando estés preparado para probar algo que has estado evitando por culpa de la timidez, como por ejemplo una llamada de teléfono o una conversación, escribe previamente lo que quieres decir. Ensáyalo en voz alta. Luego, lánzate. No te preocupes si no te sale exactamente como lo habías ensayado, siéntete orgulloso de haberte atrevido a probarlo. La próxima vez te saldrá mejor.
  4. Busca actividades donde puedas relacionarte con personas que comparten tus intereses. A menudo, a las personas tímidas les preocupa no estar a la altura o lo que los demás pensarán de ellas. Esta situación puede llegar a provocar que dejen de hacer cosas que realmente les encantan. Si la autocrítica desempeña un papel importante en tu conducta, pregúntate si serías tan crítico con tu mejor amigo. Probablemente, no serías tan exigente con él e, incluso, lo aceptarías tal y como es. En ese caso, trátate como a tu mejor amigo. Date palabras de aliento en vez de esperar el fracaso.
  5. Sé asertivo. A menudo, las personas tímidas evitan los conflictos y las discusiones, ya que no les gusta crear problemas. Sin embargo, es importante que te defiendas cuando debas hacerlo, reclames lo que quieras o necesites, o te expreses cuando otra persona está hiriendo tus sentimientos.