Consejos

Consejos para vencer la timidez

27 abril 2018
vencer-timidez

27 abril 2018

Una persona con timidez es aquélla que se esmera en pasar desapercibida, que no expresa opiniones y que adopta un estilo de comunicación pasivo a la hora de relacionarse con los demás. Ahora bien, es posible vencer la timidez mediante la adquisición de ciertas habilidades y de su puesta en práctica.  

El tímido, ¿nace o se hace?

Por norma general, los conceptos de introversión y timidez se suelen confundir. Mientras que las personas introvertidas son aquéllas que tienden a evitar los encuentros sociales y prefieren realizar actividades en solitario; los tímidos desean un mayor contacto social, pero a la vez sienten temor irracional a ser rechazados o juzgados por los demás, lo que puede desembocar en ansiedad y frustración

¿Genética o entorno?

En la actualidad, existe cierta controversia acerca de si los rasgos de la personalidad, como por ejemplo la timidez, nos acompañan desde que nacemos o, por el contrario, los adquirimos a lo largo de nuestra vida. Del mismo modo que sucede con otros aspectos de la personalidad y la salud, muy posiblemente la timidez es el resultado de una interacción entre la genética y el entorno

La timidez suele ser un rasgo de la personalidad que se presenta en etapas tempranas de la infancia. Ahora bien, la reacción del entorno ante las manifestaciones de timidez de una persona y los aprendizajes posteriores pueden tener una gran influencia a la hora de desarrollar la timidez o de hacerla desaparecer.

Si a un niño tímido se le refuerza cuando establece una interacción social (la gente le escucha, se ríen con él, etc.), es muy probable que poco a poco la timidez acabe minimizándose. Por el contrario, si una persona que inicialmente no presentaba este rasgo obtiene consecuencias desagradables cada vez que es sociable, extrovertido, etc., puede acabar mostrando una conducta tímida por aprendizaje.  

De padres a hijos 

Hay teorías conductistas que afirman que los hijos de padres tímidos son más propensos a desarrollar este rasgo de la personalidad, puesto que los progenitores actúan como modelos que ellos observan e imitan. En este sentido, estas suposiciones aluden al aprendizaje de la timidez por observación.


Imprimir Enviar por email