Noticia

Un chequeo médico al año, ¿por qué?

24 abril 2018
Chequeo médico anual

24 abril 2018

Muchas personas se someten a chequeos médicos completos para anticipar posibles problemas de salud. En general no padecen síntomas de ninguna enfermedad, pero por si acaso, solicitan una revisión. En OCU creemos que es innecesario ya que esta costumbre supone más riesgos que beneficios para los usuarios. Te contamos por qué.

Los chequeos médicos están  a la orden del día. Es muy habitual que tu empresa, club deportivo o tu seguro médico te ofrezca la posibilidad de realizar un chequeo completo. Incluso en ocasiones hasta acudimos a nuestro médico para pedir, o a veces exigirle, que necesitamos una revisión completa (por lo que pudiera pasar).

Para todas esas personas sanas hacerse un chequeo médico todos los años no es necesario. Otra cuestión son los cribados o pruebas específicas que buscan detectar precozmente enfermedades concretas en determinados grupos de población sanos, ya que permiten aplicar un tratamiento cuando la enfermedad está aún en fase latente, lo que aumenta las posibilidades de curación. Este sería el caso de los cribados para cáncer de colón, cáncer de cérvix y cáncer de mama.

Más riesgos que beneficios

Comer de forma adecuada, evitar el sedentarismo, vigilar el peso, no fumar, tener buenos hábitos de sueño ... todas estas, y algunas más, son medidas preventivas más que suficientes para cuidarse uno mismo. Por eso decimos que las revisiones médicas para las personas sanas, para las que no tengan síntomas ni enfermedades, suponen más riesgos que beneficios, sobre todo porque nunca serán un sustituto de un estilo de vida saludable

Pero... ¿qué puede haber de malo en estos chequeos?

  • Cualquier actuación en el ámbito de la salud puede causar daños, ya sea una prueba diagnóstica, un medicamento o un consejo médico. Ninguna de ellas es segura al 100%.
  • Realizar este tipo de pruebas en personas sanas puede llevar a caer en el sobrediagnóstico y el sobretratamiento. Es decir, detectar y tratar situaciones y patologías en las que lo más indicado es no hacer nada, ya que no reducen la cantidad ni la calidad de vida del paciente.
  • Puede ocasionar efectos psicológicos como angustia, miedo y preocupación , en casos en los que la prueba muestra como enfermedad aspectos que no lo son (falsos positivos). O, por el contrario, provocar una despreocupación absoluta, en aquellos casos en que el usuario considera que pasar un examen médico anual es suficiente para asegurar una buena salud.
  • Suponen pérdida de tiempo, pérdida de productividad laboral y costo económico no solo para el usuario, sino para el conjunto de la sociedad, ya que realizar pruebas médicas innecesarias implica despilfarrar recursos sanitarios.
  • Está comprobado que los adultos sanos que se someten a un chequeo general enferman y mueren en la misma medida que los que no se hacen esta revisión. Por tanto, hacerse muchas pruebas médicas o tratamientos no significa tener mejor salud ni mejores cuidados.

Negocio a costa de nuestra salud

En OCU creemos que los centros, clínicas y compañías de seguros médicos hacen negocio con este tipo de chequeos, es decir que hay un cierto interés económico en promover la idea de que es recomendable pasar al menos una revisión general al año, haciendo creer al usuario que necesita de sus servicios y productos.

En cualquier caso, recomendamos pedir información sobre la necesidad y utilidad de los chequeos médicos en cada caso concreto, así como preguntar los riesgos  que pudiera implicar y, por supuesto, plantear cualquier duda que surja: así podrás sopesar las ventajas e inconvenientes de la prueba y comparar las alternativas existentes.


Imprimir Enviar por email