Noticia

¿Hay grasa buena y grasa mala?

19 febrero 2018
grasa buena o mala

19 febrero 2018

Si oímos hablar de grasa salimos corriendo, pero hay grasas y grasas. La buena y la mala. La parda y la blanca. En general la grasa corporal es necesaria para nuestro organismo porque nos proporciona energía y protege nuestros órganos internos y la grasa mala es la que relacionamos con la obesidad. Te ayudamos a diferenciarlas.

Calcula tu Índice de Masa Corporal

Nuestro cuerpo almacena grasa desde que nacemos. Y no toda es mala ni perjudicial. Está la grasa necesaria parda o marrón y la innecesaria de color blanco. ¿Para qué sirve cada una?

  • La grasa parda o marrón, muy presente en los recién nacidos, ayuda a mantener la temperatura corporal frente al frío o cuando ingerimos alimentos. Aunque se sospechaba que este tejido graso desaparecía en la edad adulta, se ha comprobado que queda un porcentaje bajo de grasa marrón en los adultos. Se localiza en zonas concretas sobre todo en el tórax y en el cuello, cerca de órganos vitales. Se caracteriza por tener células que almacenan la grasa en pequeñas gotas. Este tejido está muy irrigado y muy inervado. Se trata pues de un tejido con una alta actividad metabólica.
  • La grasa blanca o común es la que almacena energía en forma de depósitos de grasa y está relacionada con la obesidad. Se encuentra sobre todo en el tejido adiposo subcutáneo y visceral. Se caracteriza por tener células de gran tamaño que almacenan el exceso de grasa en una sola gota. Su función principal es pues la de reservorio.

Transformando la grasa mala

La ciencia está investigando sobre la posibilidad de transformar la grasa blanca en parda. Se trataría de una revolucionaria vía de tratar la obesidad y activar el uso de la grasa.

Pero hasta entonces el mejor abordaje de la obesidad sigue siendo la dieta hipocalórica, ejercicio físico, apoyo psicológico y, si fuera necesario, medicación. Y, sobre todo, una reeducación para que haya un cambio de hábitos de vida más saludables permanentes.


Imprimir Enviar por email