Informe

El desarrollo del bebé: más de 18 meses

01 mayo 2018
desarrollo-bebe-mas-18-meses

El desarrollo del bebé y su evolución motriz, cognitiva, afectiva y social son progresivos y constantes. A partir de los 18-24 meses, su relación con el entorno experimenta un cambio sustancial que le lleva mucho más allá en su percepción sensorial, empezando así a desarrollar relaciones más complejas.

La importancia del lenguaje en el desarrollo del niño

El lenguaje es uno de los elementos fundamentales en el desarrollo del niño, tanto en su evolución cognitiva como en su interacción social y emocional. De este modo, el lenguaje actúa como factor regulador y estructurador de la personalidad y del comportamiento social.

Asimismo, el lenguaje oral constituye un medio de identificación a un grupo social. El idioma y sus distintas variantes (acento, expresiones, vocabulario, etc.) representan un elemento importante de caracterización del individuo a un grupo social.

Entre los 3 y 4 años:

  • Hablar de una forma que se les entienda perfectamente.
  • Relatar experiencias pasadas.
  • Utilizar el plural y alrededor de 1.000 palabras distintas.
  • Disfrutar cuando se le lee libros y cuentos.
  • Entender que el texto contiene un mensaje.
  • Hacer intentos por leer y escribir.
  • Identificar letreros y etiquetas comunes.
  • Participar en juegos con rimas.
  • Identificar algunas letras y combinar algunas con sus sonidos correspondientes.
  • Utilizar letras que conocen para representar palabras de mucho significado como, por ejemplo, su nombre.
  • Usar pronombres y preposiciones correctamente.
  • Comenzar a entender las relaciones de tamaño.
  • Entender palabras que señalan ubicación espacial (detrás, debajo, encima, etc.).
  • Preguntar con frecuencia "¿Por qué?" y "¿Qué?"
  • Responder oralmente a preguntas simples que incluyan "¿Quién? y "¿Dónde?".

A los 5 años:

  • Poder expresar totalmente su pensamiento.
  • Disfrutar de que alguien les lea en voz alta.
  • Contar cuentos sencillos.
  • Utilizar lenguaje descriptivo para explicar o hacer preguntas.
  • Reconocer las letras y sus sonidos correspondientes.
  • Demostrar conocimiento con sonidos que riman y sílabas parecidas.
  • Comprender que el texto se lee de izquierda a derecha y de arriba abajo.
  • Comenzar a juntar palabras que escuchan con su forma escrita.
  • Comenzar a escribir las letras del abecedario, así como algunas palabras que usan y escuchan con frecuencia.
  • Comenzar a escribir cuentos con algunas palabras que se pueden leer.
  • Comenzar a entender los conceptos de tiempo.

A los 6 años:

  • Leer y contar historias que conocen bien.
  • Utilizar varias maneras de ayudarse a leer una historia (leer de nuevo, predecir lo que va a suceder, hacer preguntas, usar las pistas que hay en los dibujos, etc.).
  • Decidir por su propia cuenta cómo utilizar la lectura y la escritura.
  • Leer algunas cosas en voz alta sin dificultades.
  • Identificar nuevas palabras usando combinaciones de letras y sonidos, partes de palabras y su comprensión del resto de la historia o texto.
  • Identificar un mayor número de palabras.
  • Deletrear y representar los sonidos más importantes en una palabra al tratar de escribirla.
  • Escribir sobre temas que tengan gran significado para ellos.
  • Intentar usar puntuación y letras mayúsculas.