Informe

Hay un juguete para cada edad

05 diciembre 2014
Juguetes niños

Hay juguetes adecuados para cada edad y lo ideal es que sean útiles para el aprendizaje del niño, que no sirvan no únicamente para entretenerle. Los juguetes evolucionan con los niños. Desvelamos cuáles son los juguetes más propios de cada edad y por qué.

Hasta los 5 años

Hasta los dos años

A estas edades los niños necesitan ser vigilados mientras juegan y que un adulto juegue con ellos para facilitar el aprendizaje. Así nos aseguraremos de que mantengan una buena postura y fomenten su actividad psicomotriz. Jugar con adultos y otros niños favorece la interactuación entre ellos y el aprendizaje de los gestos.

Cuando son tan pequeños, se deben estimular las actividades manuales y corporales, por lo que los juguetes deben estimular la coordinación.

Son adecuados también los juguetes de encajar y montar piezas, siempre que éstas sean de un tamaño considerable para que no se las coman; los juegos para realizar actividades básicas, las pelotas y los libros con figuras, preferiblemente de tapas duras; los coches grandes de empujar, cochecitos de bebés, o los clásicos cubos y palas de playa, que pueden utilizarse en el parque o en cualquier otro lugar al aire libre.

De 2 a 3 años

A esta edad los niños ya no requieren de toda la atención de los padres y empieza a ser importante dejarles jugar libremente para ver cómo se desenvuelven solos.

Pronto empezarán a aprender a leer, así que es hora de ampliar su vocabulario, y los libros ayudan a descubrir el nombre de las cosas y a saciar su curiosidad. Importante también que a estas edades los niños empiecen ya a ayudar a los padres a recoger los juguetes.

Los libros con muchas ilustraciones son ideales, así como los rompecabezas simples, las pelotas, los instrumentos musicales de juguete, como batería, guitarra, piano, tambor, trompeta o flauta; los cochecitos y las muñecas.

De 3 a 4 años

A estas edades los niños ya dibujan con un poco de soltura, saben hacer círculos y muñecos simples y colorearlos correctamente. Es hora de iniciar a los niños en el dibujo, en la pintura y en el aprendizaje de los números, siempre con juegos que estimulen su percepción visual, su memoria y la lógica.

Al margen de la pintura, los juguetes que fomentan sus capacidades motoras son ideales, ya que así aprenderán a valorar el espacio, el control y su propia fuerza. Juegos interesantes a estas edades son el dominó, los libros y cuadernos para colorear, los rompecabezas, los juegos de piezas encajables, los muñecos a los que se les puede vestir y desvestir e incluso la primera bicicleta o los primeros patines, siempre vigilando sus primeros pasos con ellos.

De 4 a 5 años

Esta es la edad de “date cuenta” y los juguetes deben favorecer que los niños desempeñen el papel de un adulto en un mundo imaginario. También es el momento en que empiezan a surgir los primeros miedos infantiles.

Es interesante incentivar la independencia del niño al jugar sin descuidar su seguridad para aplacar sus miedos, por ejemplo a la oscuridad, a las brujas o a algunos animales.

A estas edades los juguetes ideales son los muñecos, los peluches, las marionetas, las tiendas de miniatura con dinero de mentira, los juguetes teledirigidos, los trenes eléctricos e incluso los juguetes voladores.