Informe

Juguetes: decálogo de seguridad

01 enero 2011
Juguetes

01 enero 2011

Los juguetes con los que sueñan los niños pueden ser peligrosos: piezas pequeñas, diseño erróneo, materiales tóxicos o inflamables... La OCU le ayuda a identificar los riesgos más comunes y comprar sólo juguetes seguros.

Juguetes, evita los riesgos

A veces, detrás de la ilusión de un juguete se esconde un posible riesgo. Para evitarlo...

  1. Elija el juguete adecuado a la edad del niño. Y evite que los más pequeños usen los de los mayores.

  2. Antes de comprarlo conviene leer las advertencias de seguridad.

  3. Cuidado con las piezas pequeñas. Son uno de los riesgos más comunes, sobre todo para los niños de menos de 3 años, que suelen llevarse todo a la boca. En un juguete seguro y adecuado a su edad, el tamaño de las piezas está regulado para prevenir el riesgo de asfixia.

  4. En la tienda, pase la mano por las aristas y los bordes para comprobar que no cortan ni tienen rebabas...

  5. Un juguete frágil, que se quiebre fácilmente, una vez roto, puede presentar puntas afiladas.

  6. Los juguetes que sean muy duros y tengan elementos protuberantes pueden dañar a un niño pequeño.

  7. ¿Lleva pilas el juguete? Compruebe que el compartimento de las pilas es difícil de abrir. Si son recargables, fíjese en las indicaciones de seguridad, pues podrían producirse accidentes por calentamiento o cortocircuito.

  8. Juguetes como patines, monopatines, bicicletas, etc. están entre los preferidos de muchos niños: pero deben ir acompañados de un equipo de seguridad (casco, rodilleras...). Asegúrese de que regalan el kit completo.

  9.  Está prohibido usar en los juguetes sustancias tóxicas, pero en la práctica, se venden productos para niños que incluyen en su composición tóxicos, como los ftalatos.

  10.  No compre juguetes con cintas o cordones largos si van destinados a los más pequeños.


Imprimir Enviar por email