Informe

Bulos para todos los disgustos

12 septiembre 2017
Bulos

12 septiembre 2017

En Internet hay de todo, también quienes tratan de engañarnos para lograr su momento de gloria o bien para tratar de sacarnos el dinero. Os mostramos algunos de los bulos más habituales en Internet, que OCU ha venido desmintiendo a través de sus redes sociales.

Una página falsa de Ray-Ban

Hemos comentado muchas veces que en Internet abundan las páginas falsas y también las fraudulentas, tanto en redes sociales como con en web, con su propia URL. Es en eso en lo primero que debéis fijaros para detectarlas: en las URL. En ocasiones dan el pego, pero en la mayoría de los casos incluyen caracteres que alertan por sí mismos.

Algunas de estas páginas dicen que ‘realizan’ presuntos sorteos, como ocurre con el bulo de Zara, que ya desmentimos hace un año y del que volvimos a alertar hace unos días porque vuelve a compartirse. Otras páginas directamente ‘venden’ productos, que después jamás recibirás aunque los hayas pagado, puesto que son páginas falsas que únicamente buscan despellejarte o, en el mejor de los casos, recibirás tu pedido y comprobarás que se trata de la burda imitación de un producto de calidad.

Es el caso de esta página falsa, que habla en nombre de la marca de gafas Ray-Ban y ofrece modelos desde 20 euros. Pero, repetimos, es falsa, y ésta es su falsa URL: http://www.raybanoutlet-es.com/


Pinchando el enlace llegas a esta página, tan aparente como falsa, que parece de Ray-Ban y nada tiene que ver con la marca estadounidense.

Es más, la propia marca, Ray-Ban, nos ha confirmado que se trata de una página falsa, que no conocen y que van a intentar que se elimine. La URL auténtica de Ray-Ban España es ésta: http://www.ray-ban.com/spain Y éste es el comunicado de Ray-Ban, señalando que nada tienen que ver con la página fraudulenta.


No os dejéis engañar por falsos reclamos. Apelar al sentido común en estos tiempos sigue siendo muy útil, pero confirmad lo primero siempre las URL y, ante la duda, buscad la web legítima de cada marca y preguntadles a sus responsables antes de aventuraros en páginas que no ofrecen garantías. Ante la duda, en Internet es siempre mejor no arriesgarse.