Informe

Bulos para todos los disgustos

12 septiembre 2017
Bulos

12 septiembre 2017

En Internet hay de todo, también quienes tratan de engañarnos para lograr su momento de gloria o bien para tratar de sacarnos el dinero. Os mostramos algunos de los bulos más habituales en Internet, que OCU ha venido desmintiendo a través de sus redes sociales.

El bulo del plomo en los labiales

Este bulo es un hoax, o email-trampa, y tiene ya una década, pero ahí sigue. Éste es una traducción, el original está en inglés. Está algo más elaborado que otros porque aporta más datos, y como tratan de ser algo científicos parecen más creíbles para los profanos en la materia; y se da el nombre de dos presuntas médicas para tratar de avalarlo. Son la presunta oncóloga Claudia Pirisi y la presunta médico biomolecular Elisabeyh Ayoub. Pero quitemos ya el presunta, porque la primera está por verse que exista y para la segunda se ha escogido el nombre de una actriz y cantante venezolana de origen libanés. Por aquí ya, vamos mal.

Pero sigamos. Después se hace una arenga alarmante y desmedida del plomo que contienen lápices de labios. Es cierto que la mayor parte de los labiales llevan plomo, pero en porcentajes mínimos.

Añadir marcas que presuntamente utilizan plomo en cantidades industriales en sus labiales es simplemente una anécdota. Figuran esas marcas como podría haber otras, puesto que ninguna de esas marcas incomple la norma sobre plomo de los labiales. De hecho, el bulo tiene varias versiones y las marcas son diferentes en cada una.

Como casi todos estos bulos, se utiliza parte de información algo veraz. Y éste se basa en un análisis de la FDA, la agencia estadounidense del medicamento, que se ha alterado a su antojo. La FDA analizó hace una década una treintena de labiales comprados en Estados Unidos y concluyó que ninguno de ellos contenía plomo en cantidad suficiente como para ser peligroso. Es más, todos los labiales contenían muchos menos plomo del tope legal.

En cualquier caso, nadie ha probado nunca, ni la propia FDA lo ha hecho, que el plomo sea cancerígeno, y menos en cantidades irrisorias. La FDA lleva años estudiando las posibles reacciones del plomo.

Después está ese vídeo de YouTube que es una presunta prueba para medir la cantidad de plomo de los labiales. Se pintan una mano con un pintalabios, frontan el producto con un anillo de oro y después vuelven a frotar el anillo con una superficie de la piel y ésta se tiñe de negro presuntamente por el plomo que contiene el producto. Mentira, el oscurecimiento atiende únicamente a una reacción química. No tiene más.

Lo que se dice en este vídeo NO ES CIERTO:

En conclusión: los labiales disponibles en el mercado no son peligrosos, y menos por contener plomo en exceso; los níveles son mínimos. Tampoco se ha probado científicamente que el plomo sea cancerígeno. La FDA lo tiene en observación, pero afirma rotundamente que los porcentajes tan reducidos de plomo que incluyen los labiales no los hacen peligrosos; y lo que es rotundamente falso es que un lápiz de labios pueda destrozar la boca como muestra la foto del bulo, por mucho plomo que contenga. Ni mucho menos. Una vez más: ni caso.

Imprimir Enviar por email