Informe

Origen de los alimentos: ¿cómo saberlo?

¿De dónde procede lo que compramos y comemos?

Los consumidores queremos saber qué es lo que comemos, y también de dónde viene lo que comemos. Es más claro en el caso de los alimentos frescos, pero cuando se procesa la materia prima, las cosas cambian, y en ese caso ya no hay una normativa clara: las informaciones de las etiquetas pueden confundir al consumidor. Damos ejemplos reales, y pedimos soluciones,

13 octubre 2020
origen alimentos

¿De dónde es una legumbre recolectada en un país y envasada en otro diferente? ¿Y una ternera que ha crecido en un país distinto al de nacimiento y se ha sacrificado en un tercero? La cosa se complica en un alimento elaborado: ¿puede decirse que una tortilla envasada es de origen español si la patata y los huevos vienen de fuera? Pedimos una normativa que termine con estas ambigüedades que tanto confunden al consumidor.

Recolectado, criado, elaborado, envasado… ¿dónde?

El origen de los alimentos preocupa a los consumidores, hasta tal punto que para el 57% de los usuarios el origen de los alimentos es una cuestión de gran importancia a la hora de hacer la compra: ya sea por querer elegir productos cercanos y más sostenibles, por desear colaborar en el desarrollo de una zona determinada o simplemente por curiosidad, los consumidores queremos conocer la procedencia de lo que comemos.

La normativa no obliga a indicar el origen de todos los alimentos: si compras unas naranjas podrás saber de dónde vienen, pero si se trata de un zumo de naranja, ya no sabrás dónde se han recolectado.

Alimentos que sabemos de dónde vienen

Hay una serie de alimentos, entre los que se incluyen los frescos (frutas, hortalizas, huevos y carne), además de los otros que no han sufrido ningún proceso de transformación (como el aceite de oliva, el agua o la miel,), que están obligados a indicar su origen en el etiquetado.

Aceite de oliva

La indicación del origen de las aceitunas es obligatoria solamente para el aceite de oliva virgen y virgen extra. A menos que se indique el nombre del país o el área de producción, es necesario precisar la procedencia si es de la UE, no es de la UE o es mixta.

Agua mineral

En el etiquetado de las aguas minerales debe aparecer el nombre del manantial de donde se ha extraído, al igual que el término municipal y provincia donde se encuentre ubicado el manantial.

Carne

  • Para la carne de vacuno es necesario indicar la procedencia exacta del animal, concretando el país de nacimiento, cría, sacrificio y despiece, con sus correspondientes códigos de identificación.
  • Para la carne de cerdo, cordero, cabra y aves de corral solo se requiere indicar el país de cría y sacrificio; esta indicación se hace con un número de lote. Cuando en el etiquetado no se nombra más que un país, significa que todo el proceso se ha realizado en el mismo país.

Fruta y hortalizas

  • Los vegetales frescos envasados deben incluir en la etiqueta el país de origen o procedencia.
  • Cuando frutas y verduras se venden a granel, pueden estar en sus envases originales (donde se indica la procedencia), o dispuestos fuera de ellos: en ese caso la información sobre el origen debe aparece en carteles visibles al público en el lugar de venta.

Huevos

El origen de los huevos viene indicado en la cáscara a través del marcado del huevo. Se trata de un código numérico donde el segundo y tercer dígito corresponden al código del estado miembro de la UE del que proceden los huevos. En el caso de España es ES.

Miel

Es obligatorio mencionar en la etiqueta el país o los países de origen en que la miel haya sido recolectada. En el caso de mezclas, si las mieles son originarias de más de un estado miembro, o bien procede de un país de fuera de la Unión Europea, será obligatorio mencionar en la etiqueta el país o los países de origen en los que la miel y, en su caso, sus mezclas hayan sido recolectadas; el orden de los países no está relacionado con la proporción.

Pescado y marisco fresco

En el pescado y marisco que se vende en la pescadería, tanto a granel como envasado, refrigerado en cámaras o con hielo picado (como se presenta en la pescadería), se debe indicar:

  • El país, en los productos de acuicultura o capturados en agua dulce.
  • La zona FAO si se trata de pesca en el mar. Las zonas FAO se identifican con un número y con una descripción; pero son tan amplias que, a veces, resulta difícil saber exactamente de dónde provienen.

Origen de los alimentos procesados  

¿Y qué sucede con los alimentos procesados? La información sobre el origen de los alimentos se pierde en el momento en que la materia prima es procesada. Aunque lo normal sería que el origen de los productos frescos y los procesados fuera el mismo, en la práctica no es así: el consumidor puede conocer el origen de una fruta cuando la compra fresca pero no cuando se vende en zumo, en almíbar o como ingrediente de un postre.

Los consumidores queremos saber de dónde proceden

Desde OCU nos movilizamos apoyando la iniciativa europea ciudadana Eat Original, que recogió más de un millón de firmas de consumidores que deseaban conocer el origen de los alimentos procesados. Con esta acción se demostró que el origen de los alimentos es importante para el consumidor y que esta información sigue siendo escasa y confusa para él.

Una legislación que no ayuda

Las normas actuales establecen que la indicación sobre el lugar de origen de un alimento solo será obligatoria cuando omitirlo pueda llevar al consumidor a error acerca de la procedencia auténtica de ese producto; es decir, cuando otras señas puedan insinuar que su origen difiere del real o cuando la procedencia del ingrediente primario (aquel que representa más del 50 % del producto o que el consumidor identifica con la denominación bajo la que se vende) sea diferebre al del lugar de fabricación del alimento. No obstante, esta normativa se revela insuficiente para que los detalles sobre la procedencia de lo que comemos sean siempre todo lo precisos que convendría.

Etiquetas que confunden 

Más allá de lo que exige la ley, el origen de los alimentos debería quedar siempre claro sin esfuerzo, dado que es una información que el consumidor quiere. Pero hemos comprobado que no siempre es así. A continuación podrás ver ejemplos de etiquetas donde hay mucha información... pero no la que ayudaría al comprador a saber de donde viene realmente lo que va a consumir.

Chocolate Valor

chocolate valor

En la parte frontal del envase se indica que las almendras son “mediterráneas” como un reclamo de calidad, pero sin especificar en ningún sitio de qué zona del Mediterráneo. Aunque la empresa tiene su sede en Alicante, las almendras pueden venir de cualquier país de la cuenca mediterránea. Por otro lado, hablar de “los mejores cacaos del mundo” es como no decir nada, no se sabe de dónde procede el cacao empleado.

Conserva de tomate Apis

En el envase se pueden leer afirmaciones como “6h envasado en origen”,“lo mejor de nuestros campos”, “nuestros tomates se cultivan con agua pura de la Cuenca del Guadiana”... Podemos entender que esta región ubicada en el sur de Extremadura y norte de Castilla-La Mancha es la zona de procedencia de los tomates, aunque lo que alegan en el envase es la procedencia del agua. ¿Por qué no ponen claramente el origen de los tomates, en lugar de tanta literatura?

apisapis2

Chocolate Ethiquable

En este caso, el ingrediente primario tiene un origen diferente al del alimento: no es lo mismo dónde se cultiva el cacao que dónde se produce el chocolate.

El cacao procede de Ecuador y Madagascar, pero no se sabe cuánto viene de cada país (lo ideal sería conocer los porcentajes, ya que son cacaos de variedades y calidades diferentes).

etiquetas

El sello de la hoja europea de agricultura ecológica indica “Non-EU Agricultura”, es decir, procede de un cultivo ecológico fuera de la UE. Pero es Italia quien certifica la procedencia ecológica y pone el sello europeo “IT-BIO-014”.

Melocotón en conserva Juver... envasado, ¿dónde?

En la parte trasera del envase dice “fabricado en UE”, “envasado en origen”, pero no se precisa dónde. Aparecen dos direcciones, una en España y otra en Libia, que podrían ser las distribuidoras.

meloctón

No queda claro el origen del melocotón. Al indicar “envasado en origen” deberían especificar cuál es ese origen.

Judías verdes Gutarra ¿de Navarra?

judias 

“Elaborado en Navarra” es lo que se lee de forma destacada en la parte frontal. Sin embargo, el origen de las judías verdes está en Las Landas (Francia), como se puede ver si nos fijamos bien en la parte  posterior fijándose bien, pues se encuentra con el mismo tamaño de letra que la dirección de la fábrica en Navarra.

 gutarra1gutarra2

Pan de pipas Carrefour, ¿en qué quedamos? 

Este producto se ha elaborado en España, pero sus ingredientes principales no proceden de España. En este caso la apelación de ingrediente principal es tanto para la harina con la que se elabora el pan (supone más del 50%) como para las semillas de girasol, ya que están asociadas a la denominación del producto. Tal y como establece el reglamento, el origen del ingrediente primario debe aparecer en el mismo campo visual y con al menos el 75% del tamaño de letra que la indicación de origen del alimento. Pero el frontal del envase es muy amplio y la indicación “elaborado en España*” tiene un lugar más protagonista que la indicación “*harina de trigo procedente de UE y no UE y semillas de girasol procedentes de no UE”. En este caso, el origen del producto se refiere al lugar de elaboración; para el resto de los ingredientes, la información aportada no nos ayuda.

carrefour

Garbanzos con verduras Pedro Luis, ¿de dónde?

No hay ninguna indicación del origen de los ingredientes. El producto tan solo tiene el sello de la hoja europea de agricultura ecológica “ES-ECO-025-NA” (España, en concreto Navarra) y la indicación “Agricultura UE/No-UE”: sus diferentes ingredientes proceden de la agricultura ecológica, pero... ¿de dónde?, pueden ser tanto de fuera como de dentro de la UE; ni siquiera lo detallan para los garbanzos, que se supone que alcanzan a más del 50% del producto.

garbanzos

Lentejas La Asturiana... americanas

lentejas

Aunque el nombre de la marca haga referencia a Asturias, el origen de la legumbre nada tiene que ver con esta tierra: se trata de lentejas procedentes de Norteamérica que se han envasado en León. Las marcas registradas quedan exentas del reglamento.

 

Mermelada de naranja Chivers, ¿English marmalade?

chivers

A priori, se puede pensar que se está haciendo referencia a una receta de mermelada inglesa y otras indicaciones dan a entender que el producto es inglés.

El dilema radica en las dos direcciones que aparecen: una es del Reino Unido y otra de Malasia, sin especificar a qué corresponde cada una de ellas, es decir, quién es el productor, el envasador o el exportador.

El uso de un idioma extranjero en el envase (además del idioma local) puede hacer creer erróneamente el alimento tiene una determinada procedencia.

Mejillones Isabel... qué suspense    

Una vez más el fabricante utiliza el origen como un elemento de calidad. Y lo hace de una forma muy rebuscada e inútil en el momento de la compra: le pide al consumidor que entre en Internet, rellene un formulario y, dos días después, podrá saber de dónde proceden estos mejillones. Eso con un poco de suerte. Nosotros hemos rellenado la solicitud de información sin éxito.

 

mejillon1isabel2

OCU pide un etiquetado mejor y más preciso

Es necesario que el consumidor disponga de una información exacta, accesible y clara en la que la no haya lugar a dudas sobre el origen de la materia prima, sobre dónde se fabricó o envasó. Y eso, hoy por hoy, no sucede. Por eso, desde OCU pedimos etiquetas claras para el consumidor y reclamamos:

  • Que no se permita el uso de indicaciones tan genéricas como “UE y fuera de la UE”, ni tampoco la “zona FAO” en productos de la pesca, que asocia un dígito con un mar u océano para indicar la zona de captura. A nuestro juicio, sería necesario indicar, al menos, los países mayoritarios.
  • Que se acabe con declaraciones ambiguas como “El ingrediente primario no es originario del lugar de procedencia del alimento”, hace falta más precisión.
  • Que cuando haya más de un origen, se indique el porcentaje que corresponda a cada país o región.
  • Que cuando el país de origen del alimento no coincida con el de la empresa responsable de la marca o envasadora, se señale esta diferencia en la etiqueta. algo que ayudaría al consumidor a no equivocarse.