Guía de compra

Guía de compra de miel

23 agosto 2016
mieles

23 agosto 2016
¿Te gusta la miel? Son muchas las propiedades de este rico alimento: te damos las claves para acertar al elegir y para sacarle el mejor partido.

Las mieles milflores son las mieles que proceden del néctar de 2 o más especies vegetales sin que predomine una sobre las demás. Junto a ellas, en los estantes encontrarás otras variedades: miel de romerode azaharde eucalipto. Estas últimas son mieles monoflorales, con un sabor y color característicos. Hay muchas variedades de mieles con diferentes colores y consistencias desde las casi transparentes hasta las casi negras y desde muy líquidas a casi sólidas.

La miel, gracias a su composición, sirve para endulzar. Tiene un mayor poder endulzante que el azúcar blanco, o sea que con una cantidad menor aporta el mismo dulzor. Su aporte calórico es algo menor (unas 300 kcal por 100 g), por eso es una alternativa al azúcar

No obstante, la miel no es un alimento "milagroso”. La Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA) aún no permite que se mencione ninguna propiedad de salud relacionada con la miel en el etiquetado, y deja claro que la miel no puede tener ninguna sustancia extra: nada de aditivos ni otros productos químicos añadidos como pueden ser los antibióticos.

Recuerda que la miel puede contener esporas de Clostridium botulinum (aunque en ninguno de nuestros estudios las hemos encontrado), que pueden causar infecciones graves en los recién nacidos, por lo que no es recomendable dar miel a niños menores de 12 meses de edad.

El origen es importante

Aunque es obligatorio mencionar en la etiqueta el país o los países de origen en que la miel haya sido recolectada, la indicación del origen de la miel es un punto crítico. La legislación permite que, en el caso de mezclas, y si las mieles son originarias de varios países se pueda indicar que son o no son originarias de la UE. De esta forma mezclas de mieles procedentes de Europa y América en lugar de indicar los países de origen, en el etiquetado se puede leer “mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE”. Esto y decir que son del planeta Tierra es lo mismo.

Si quieres estar seguro del origen de la miel que vas a consumir, lo más fiable son las mieles con DOP o con IGP (sellos vinculados a un origen protegido).

En España tenemos 5:

  • 4 Denominaciones de Origen Protegida: DOP Miel de Granada, DOP Miel de La Alcarria, DOP Miel de Tenerife y DOP Miel de Villuercas-Ibores;
  • 1 Indicación Geográfica Protegida: IGP Miel de Galicia.

También hay sellos de calidad autonómicos como es la Eusko Label que en nuestro estudio mostraron ser una garantía de origen. Si te preocupa la ecología, puedes optar por mieles ecológicas. Pero fíjate bien en el país de origen, porque ¿es ecológico comprar una miel procedente de América o Asia?

33 mieles analizadas en 2015

En 2015 en OCU analizamos 33 mieles milflores. Las principales conclusiones de nuestro estudio en Compra Maestra nº 403 (mayo 2015) son:

  • Las muestras comparadas cumplían la normativa.
  • No detectamos problemas de higiene.
  • Los mayores problemas se debieron a la falta de frescura.
  • El etiquetado podría ser mejorable. Además, se abusa de "certificados" y sellos de calidad.
  • Una cosa importante es el origen: de las 33 mieles analizadas, son minoría las que son de abejas españolas o europeas.

Según nuestro análisis, encontramos mieles desde 3,86 euros, que obtuvieron calificación de 70 para arriba. Si bien es cierto, que las más caras suelen venir acompañadas de un sello de calidad o una certificación ecológica.

El origen de la miel también influye en el precio. Por ejemplo, las mieles procedentes de la Unión Europea costaban alrededor de 9 euros, mientras que las que llevaban mezcla de varios continentes costaban unos 6 euros.

Saca el mejor partido a la miel

Con el tiempo puede estropearse. No compres un tarro de miel de medio kilo “por tenerla”. La miel, con el tiempo, se estropea y sobre todo aquellas que no han sido filtradas y/o pasterizadas como son las mieles con sello de calidad. Así que lo mejor es comprar la miel que vayas a consumir.

Consérvala en un lugar fresco y resguardado de la luz. Si ves que cristaliza (depósitos de azúcar en el fondo del envase), un proceso normal en la miel por cierto, caliéntala un poco al baño María. 

¿Qué uso le vas a dar? A la hora de comprar una miel, es importante saber para que la queremos. La miel  no solo sirve para endulzar. La miel nos permite dar un toque especial a las ensaladas o incluso a unos espárragos trigueros o preparar las famosas berenjenas fritas o las costillas a la miel. Otro ejercicio de maridaje con la miel es buscar la mejor combinación con quesos frescos, curados o azules. Para eso es bueno escoger una miel monofloral (de romero, por ejemplo) que permita jugar mejor con los diferentes aromas.

Objetivo, cuidar las abejas

Las abejas no solo producen miel, sino que desempeñan un papel importante en la polinización de los cultivos. Teniendo en cuenta que el 84% de los cultivos de la Unión Europea depende de la polinización, la Comisión Europea elaboró una estrategia para velar por la salud de las abejas. Hay varios factores que contribuyen a la reducción de las poblaciones de abejas; uno de ellos puede ser el uso de pesticidas, que ha llevado a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) a publicar directrices sobre la evaluación de los riesgos potenciales de los pesticidas para las abejas.


Imprimir Enviar por email