Guía de compra

¿Cómo elegir la miel?

mieles

¿Te gusta la miel? Puede ser una buena alternativa al azúcar en tu dieta. Te damos las claves para acertar al elegir y disfrutar de este rico alimento de gran tradición en muchas zonas apicultoras de España.

¿Cuál es la mejor miel?

La miel puede tener muchos colores: blanca, color caramelo, marrón muy oscuro casi negra. Y puede ir desde casi trasparente hasta totalmente opaca. La textura también tiene una variación enorme, entre casi sólida y muy fluida. Estos son los aspectos que nos llaman la atención cuando vamos a comprar un tarro de miel, pero hay otras cuestiones interesantes en la etiqueta en las que también nos podemos fijar.

mieles milflores

Miel de néctar de flores

La miel se obtiene a partir del néctar de las flores que las abejas recolectan y procesan, primero en su tubo digestivo y luego en los panales donde la miel madura y pierde agua hasta conseguir su textura característica. El color, el sabor y la textura de la miel dependen, sobre todo, del tipo de planta donde las abejas hayan ido a libar y de la zona donde se encuentren estas plantas.

También existe la miel de mielada o mielato,  muy habitual en Galicia, que no procede del néctar de las flores sino de las secreciones que algunos insectos dejan después de alimentarse de la savia de los árboles y que las abejas recolectan.

Por ello, lo primero en lo que nos fijaremos en la etiqueta es en el origen botánico de la miel, es decir, si se trata de miel milflores (la más habitual en los supermercados) o de una planta concreta: de brezo, de azahar, de romero… O si es miel de mielato. Todo esto nos abre un mundo de matices del producto que podemos explorar y elegir la variedad que más nos guste.

Miel recolectada en España o en otros países

Desde 2021 es obligatorio indicar el país o países de origen de la miel en la etiqueta, por lo que ahora podemos elegir miel española, europea, de Sudamérica, China o de Ucrania. Ahora bien, en los envases que indican mezcla de miel de varios países, no sabemos en qué proporción se encuentran, ya que la normativa solo obliga a indicar los países de origen, ni siquiera en orden decreciente de cantidad. A pesar de esta limitación, ya es un avance respecto a la situación anterior, donde era muy frecuente encontrar mieles cuyo etiquetado indicaba “mezcla de mieles de fuera y dentro de la Unión Europea”, que era lo mismo que no decir nada.

Muchas de las mieles con origen 100% de España tienen sello de Denominación de Origen o Indicación Geográfica protegida, como la miel de La Alcarria o la miel de Galicia. Estos sellos suponen una garantía de que se han recolectado donde indican.

En nuestro estudio hemos visto que hay una importante diferencia de precio entre las mieles con origen de España y las que vienen de otros países, siendo alrededor de un 50% más caras las nacionales. El precio es un factor importante para tener en cuenta, pero también hay que pensar que la cría de abejas tiene muchos beneficios para los cultivos y el medio ambiente, además de que supone un complemento de ingresos en el mundo rural.

miel 100% de España

Denominación de origen protegida 

Si quieres estar seguro del origen de la miel que vas a consumir, lo más fiable son las mieles con DOP o con IGP (sellos vinculados a un origen protegido). En España tenemos 5:

  • 4 Denominaciones de Origen Protegida: DOP Miel de Granada, DOP Miel de La Alcarria, DOP Miel de Tenerife y DOP Miel de Villuercas-Ibores;
  • 1 Indicación Geográfica Protegida: IGP Miel de Galicia.   

También hay sellos de calidad autonómicos, como es la Eusko Label.

Analizamos mieles milflores

Hemos analizado en el laboratorio mieles de la variedad milflores. La calidad más alta la hemos encontrado en varios productos de miel 100% de España. Aunque también el precio es bastante más alto en este categoría que entre las mieles que proceden de varios países.

Entra en nuestro comparador de mieles para ver los detalles de los productos analizados y sus resultados:

COMPARADOR DE MIELES

Preguntas frecuentes sobre la miel

¿La miel tiene beneficios para la salud?

Se atribuyen muchos efectos beneficiosos a la miel, pero no todos están demostrados.

  • Sí que se ha visto un cierto efecto antibacteriano de la miel, pero este efecto se pierde después de calentarla o exponerla a la luz solar durante un tiempo.
  • El uso de la miel en los resfriados es todo un clásico de la sabiduría popular. Parece que su efecto puede ser debido en parte a esas propiedades antibacterianas y en parte al efecto secante, que puede mejorar un poco los síntomas y, además, suavizar la irritación. Pero la miel no puede curar un resfriado ni la gripe, es simplemente un alivio.
  • Se ha comprobado un cierto efecto de mejora de la tos, similar al que consiguen los medicamentos.
  • También hay cierto efecto de su uso tópico, sobre todo para regenerar tejidos. En heridas y en zonas donde no hay otros recursos, se ha utilizado con cierto éxito en quemaduras por ese efecto de capa protectora y de secado.

¿Es bueno tomar una cucharada de miel en ayunas?

En principio, no es ni bueno ni malo, más allá de recibir los nutrientes que pueda aportar la miel, que es básicamente fructosa, glucosa, un poco de agua (en torno a un 17%) y pequeñas cantidades de otros azúcares, minerales, ácidos, polisacáridos e incluso proteínas. También tiene entre sus ingredientes algunas vitaminas, aromas y enzimas que proceden de las propias abejas.

¿Qué pasa si tomo miel todos los días?

La miel es un edulcorante con calorías. Tiene un mayor poder endulzante que el azúcar blanco, o sea que con una cantidad menor aporta el mismo dulzor. Su aporte calórico es algo menor (unas 300 kcal por 100 g), por eso es una alternativa al azúcar. Puede estar presente en una cantidad adecuada en una dieta variada sin que presente ningún problema, salvo para las personas con diabetes, que deben limitar mucho su consumo porque produce una subida de azúcar en sangre similar a la que ocasiona el azúcar (ya sea blanco o moreno) u otros dulces.

cómo elegir la miel

¿Cuál es la mejor miel para mi salud?

Podemos decir que, cuanto más fresca sea una miel, más conservará sus compuestos naturales y sus aromas característicos. Las mieles muy líquidas, las que no cristalizan en ninguna circunstancia, suelen estar calentadas y eso perjudica su aroma, su sabor y también su composición.
En nuestro estudio, hemos hecho una serie de análisis encaminados a saber cuál es la mejor miel, por su autenticidad, su sabor y también por su grado de frescura. Puedes ver la valoración de frescura de las mieles analizadas en el comparador de mieles.

COMPARADOR DE MIELES

¿Qué tengo que hacer si se cristaliza la miel?

Con el frío, la miel puede cristalizar y quedar casi sólida. Para que vuelva a estar líquida, no hay más que calentarla suavemente al baño maría o en el microondas, pero sin pasarnos para no afectar a su calidad.

Conviene guardarla en un sitio fresco y resguardada de la luz. 

¿Qué hacer por la salud de las abejas?

Las abejas no solo producen miel, sino que desempeñan un papel importante en la polinización de los cultivos. Teniendo en cuenta que el 84% de los cultivos de la Unión Europea depende de la polinización, la Comisión Europea elaboró una estrategia para velar por la salud de las abejas. Hay varios factores que contribuyen a la reducción de las poblaciones de abejas; uno de ellos puede ser el uso de pesticidas, que ha llevado a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) a publicar directrices sobre la evaluación de los riesgos potenciales de los pesticidas para las abejas.