Informe

Aguas minerales

01 agosto 2017
aguas

01 agosto 2017

Todos sabemos las bondades del agua. El agua corriente del grifo es la mejor opción, de buena calidad y más económica. Pero las aguas minerales envasadas se han hecho un hueco entre los consumidores, y en muchos sitios donde el agua no tiene buen sabor no hay más alternativa. No obstante, no todo el agua que viene en botella es igual.  Entre unos productos y otros hay muchas diferencias... 

Para beber, agua

Cuando tenemos sed, nada como un vaso de agua. Y también aunque no la sintamos es necesario beber: el agua es el componente mayoritario del cuerpo humano, supone más del 60% del peso corporal de un adulto.

Es el nutriente más necesario para el organismo: la falta de agua produce una deshidratación celular que provoca, dependiendo de lo grave que sea, sed, pérdida de peso, aumento de la temperatura corporal, convulsiones e incluso coma... no podemos pasar más de 3 días sin beber.

Para reponer las pérdidas diarias que se producen a través de la orina, el sudor y las heces es necesario ingerir diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua. La cantidad exacta varía en función del peso corporal, la actividad física, la temperatura ambiente.... Una pérdida excesiva de agua debido a la sudoración,  un proceso diarreico, un mal funcionamiento de la hormona antidiurética puede romper el equilibrio hídrico.

Podemos cubrir nuestras necesidades hídricas principalmente tomando líquidos y también alimentos ricos en agua. El agua, ya sea del grifo o embotellada cumple perfectamente esta función, aunque hay otros muchos líquidos que además pueden aportar minerales (caso del caldo desgrasado), azúcar (caso de los refrescos), proteínas, grasas e hidratos de carbono (caso de la leche), etc.

Aunque lo ideal es beber agua de grifo, que según nuestros estudios es de calidad y no tiene contaminantes, lo cierto es que un buen porcentaje de consumidores recurren a diario al agua mineral embotellada, por el sabor desagradable o la dureza del agua corriente en su zona o simplemente por la comodidad de beber agua embotellada. Según nuestra encuesta, el consumo de agua del grifo y embotellada están muy a la par, son muchos los que optan por una u otra:

agua


Imprimir Enviar por email