Informe

¿Qué es el colesterol LDL?

09 julio 2017
colesterol-ldl

09 julio 2017
El colesterol es una molécula que despierta siempre gran interés debido a sus implicaciones en nuestra salud. Pese a su mala fama, es un constituyente esencial del cuerpo humano. Lo hay “malo” (el colesterol LDL) y “bueno” (el colesterol HDL). Te explicamos en qué se diferencian.

Definición de colesterol

El colesterol es una molécula grasa que, pese a su mala fama, resulta esencial para la vida. Por un lado, es un componente fundamental de la membrana de las células. Por otro, es el elemento precursor para la fabricación de multitud de hormonas, de los ácidos biliares y de la vitamina D.

El colesterol proviene de los alimentos de origen animal que ingerimos en nuestra dieta o también del que sintetizamos nosotros mismos a nivel celular, especialmente en el hígado y en el intestino.

Las lipoproteínas

Independientemente de cual sea su origen, el colesterol no es soluble en agua y, por tanto, no puede circular libre por la sangre. Por este motivo, requiere de un transportador que le permita desplazarse hacia los diferentes órganos y células que lo necesitan. Este porteador son las lipoproteínas. 

Según su densidad y su función, se pueden diferenciar 5 tipos de lipoproteínas:

  • Quilomicrones: tras su absorción en el intestino, llevan las grasas de los alimentos hasta el hígado y los tejidos.
  • Lipoproteínas VLDL (very low density lipoprotein o de muy baja densidad).
  • Lipoproteínas LDL (low density lipoprotein o de baja densidad).
  • Lipoproteínas IDL (intermediate density lipoprotein o de densidad intermedia).
  • Lipoproteínas HDL (high density lipoprotein o de alta densidad).

Desde el punto de vista del riesgo cardiovascular, las dos lipoproteínas más importantes son la HDL y la LDL. Ambas se conocen de manera coloquial como colesterol bueno y colesterol malo, respectivamente. 

Colesterol malo

Las lipoproteínas LDL (colesterol LDL o colesterol malo) se encargan de trasportar el colesterol desde el hígado hacia el resto de los órganos y tejidos. Tiene la capacidad de penetrar en el tejido que recubre las paredes internas de las arterias, donde se oxida y desencadena una reacción inflamatoria que promueve el crecimiento de las plazas ateroma (aterosclerosis). Este proceso conduce al estrechamiento paulatino de las arterias, lo cual puede provocar un infarto de miocardio si, por ejemplo, son las arterias cardíacas las que se ven afectadas.

Las lipoproteínas HDL (colesterol HDL o colesterol bueno) son las responsables de retirar el colesterol a nivel intracelular y transportarlo hasta el hígado, con el objetivo de que éste sea eliminado luego en las heces o excretado a través de los ácidos biliares. Desde el punto de vista de la aterosclerosis, este proceso es muy beneficioso porque impide la formación y el crecimiento de las placas de ateroma.

colesterol que es

¿Cómo bajar el colesterol LDL?

La situación más favorable para nuestra salud cardiovascular es tener elevados los niveles de colesterol HDL y bajos los niveles de colesterol LDL. Es precisamente por ello que en las analíticas de sangre no sólo importa la cifra de colesterol total para valorar la situación del colesterol, sino que se mira con especial atención cómo está el equilibrio entre estas dos lipoproteínas y cómo de elevado está el colesterol LDL.

En primer lugar, el tratamiento de niveles elevados de colesterol LDL pasa por hacer cambios en los hábitos alimentarios. Según las cifras de colesterol y del riesgo cardiovascular individual, es posible que sea necesario recurrir a medicación hipolipemiante.

Resulta conveniente insistir en que el colesterol elevado es solo uno de entre los muchos factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, el sedentarismo, la diabetes, el sobrepeso o la hipertensión arterial. En este sentido, no es lo mismo tener solo colesterol elevado que tenerlo y, además, ser fumador e hipertenso. La necesidad de tratar será mayor en este segundo caso.

3 consejos para bajar el colesterol LDL y subir el HDL

  • Conseguir un peso saludable: en caso de presentar obesidad o sobrepeso, la disminución del peso corporal puede ayudar a la reducción de los niveles de colesterol sanguíneo.
  • Incrementar la actividad física: hacer deporte es una manera sencilla de aumentar los niveles de colesterol HDL.
  • Disminuir el consumo de grasas saturadas: consumir menos grasas saturadas es la principal clave dietética para disminuir el colesterol LDL. Una buena forma es dar prioridad a los productos de origen vegetal ricos en grasas insaturadas (aceite de oliva, aceite de girasol, frutos secos…) y a los pescados.  
como bajar el colesterol