Informe

Mitos sobre la vitamina C

31 octubre 2013
vitamina c

31 octubre 2013

Se suele asociar la vitamina C al consumo de naranjas, aunque muchos otros alimentos la contienen. El ser humano no la produce y debe ingerirla para cubrir sus necesidades. Pero hay muchos falsos mitos, sobre todo con los zumos, que no la pierden fácilmente, como algunos creen.

Un nutriente esencial

Si quieres conocer las funciones que cumplen las vitaminas y los minerales en nuestro cuerpo, los alimentos que las contienen o las dosis diarias recomendadas, utiliza nuestra aplicación de

vitaminas y minerales

 

Solemos asociar la vitamina C sobre todo al consumo de naranjas, ya sea al natural o en zumo, pero hay muchos otros alimentos que la contienen; en general, las frutas.

La vitamina C es un nutriente esencial para los seres humanos, para todos los mamíferos, y es determinante para un buen número de reacciones metabólicas tanto en los animales como en las plantas. Su carencia causa escorbuto en los humanos.

También se la conoce como ácido ascórbico; es hidrosoluble y sensible al calor. Al contrario que la mayoría de los animales y las plantas, el ser humano no es capaz de crearla, sintetizarla por sí mismo. Necesita adquirirla a través de los alimentos.

Tiene numerosas propiedades y contribuye a multitud de procesos:

  • Funcionamiento normal del sistema inmunitario durante el ejercicio físico intenso y después de este.
  • Formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos, de los huesos, de los cartílagos, de las encías, de la piel y de los dientes.
  • Metabolismo energético normal.
  • Funcionamiento normal del sistema nervioso.
  • Función psicológica normal.
  • Funcionamiento normal del sistema inmunitario.
  • Protección de las células frente al daño oxidativo.
  • Disminución del cansancio y la fatiga.
  • Regeneración de la forma reducida de la vitamina E.
  • Mejora de la absorción del hierro.

Imprimir Enviar por email