Calculadora

Test: ¿cuánto sabes sobre vitaminas?

Pon a prueba tus conocimientos sobre las vitaminas y minerales. ¿Sabes cuáles son necesarios, cuáles imprescindibles… y qué nutrientes son los que no necesitas? Responde a estas afirmaciones y comprueba cuáles de ellas son ciertas y otras son solo mitos.

1
Los vegetarianos estrictos corren el riesgo de sufrir una carencia en vitamina B12

La vitamina B12 está presente únicamente en alimentos de origen animal. Las personas que excluyen de su dieta productos de origen animal (incluidos lácteos y huevos) pueden, al cabo de unos años, sufrir una carencia de vitamina B12.

La vitamina B12 está presente únicamente en alimentos de origen animal. Las personas que excluyen de su dieta productos de origen animal (incluidos lácteos y huevos) pueden, al cabo de unos años, sufrir una carencia de vitamina B12.

2
Las frutas y verduras crudas son la mejor fuente de vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B están presentes en casi todos los alimentos, aunque a veces en cantidades muy pequeñas. La levadura de cerveza, la carne de cerdo, las legumbres y los cereales y sus derivados (sobre todo integrales) son muy buenas fuentes de vitaminas del grupo B. Las frutas y verduras crudas se caracterizan por su alto contenido en vitamina C.

Las vitaminas del grupo B están presentes en casi todos los alimentos, aunque a veces en cantidades muy pequeñas. La levadura de cerveza, la carne de cerdo, las legumbres y los cereales y sus derivados (sobre todo integrales) son muy buenas fuentes de vitaminas del grupo B. Las frutas y verduras crudas se caracterizan por su alto contenido en vitamina C.

3
Las vitaminas A, D y E se encuentran sobre todo en aceites y grasas

Se trata de vitaminas liposolubles por lo tanto los alimentos que las proporcionan son ricos en grasas. El beta caroteno es un precursor de la vitamina A y se encuentra también de forma abundante en frutas y verduras (pero se necesita más beta caroteno para cubrir las cantidades de vitamina A). Nuestro cuerpo puede producir vitamina D mediante la exposición al sol.

Se trata de vitaminas liposolubles por lo tanto los alimentos que las proporcionan son ricos en grasas. El beta caroteno es un precursor de la vitamina A y se encuentra también de forma abundante en frutas y verduras (pero se necesita más beta caroteno para cubrir las cantidades de vitamina A). Nuestro cuerpo puede producir vitamina D mediante la exposición al sol.

4
Conviene aumentar el consumo de vitamina B9 o ácido fólico en el embarazo

Incrementar el consumo de ácido fólico (muchas veces a través de complementos) antes y los primeros meses del embarazo, disminuye el riesgo de desarrollo de anomalías congénitas en el feto.

Incrementar el consumo de ácido fólico (muchas veces a través de complementos) antes y los primeros meses del embarazo, disminuye el riesgo de desarrollo de anomalías congénitas en el feto.

5
Andar 15 minutos al sol ayuda a prevenir una carencia de vitamina D

La exposición suficiente al sol aporta las necesidades diarias de vitamina D y hace innecesario el consumo de productos enriquecidos en esta vitamina.

La exposición suficiente al sol aporta las necesidades diarias de vitamina D y hace innecesario el consumo de productos enriquecidos en esta vitamina.

6
La falta de hierro es un problema común entre las españolas

A nivel mundial, es una de las carencias más comunes, sobre todo entre las mujeres en edad fértil.

A nivel mundial, es una de las carencias más comunes, sobre todo entre las mujeres en edad fértil.

7
El calcio se encuentra exclusivamente en la leche y productos lácteos

Verduras como, por ejemplo, las coles tienen calcio, al igual que otros alimentos como las sardinas en lata (sobre todo si consumimos sus espinas) y los alimentos enriquecidos en calcio. Pero los lácteos son la principal fuente de calcio ya que la cantidad que proporcionan es muy importante (15% de la CDR por 100 ml) y la relación calcio/fósforo es la idónea para su buena asimilación por nuestro organismo.

Verduras como, por ejemplo, las coles tienen calcio, al igual que otros alimentos como las sardinas en lata (sobre todo si consumimos sus espinas) y los alimentos enriquecidos en calcio. Pero los lácteos son la principal fuente de calcio ya que la cantidad que proporcionan es muy importante (15% de la CDR por 100 ml) y la relación calcio/fósforo es la idónea para su buena asimilación por nuestro organismo.

8
Aunque sodio y cloro son indispensables, es aconsejable consumir poca sal

El sodio y el cloro están presentes de forma natural en muchos alimentos. De hecho, alguien que no consuma sal de cocina puede cubrir sus necesidades (en condiciones normales). La sal de cocina potencia el sabor de nuestros platos, además, en algunos casos, de actuar como conservante; por lo tanto su papel en nuestra alimentación es más tecnológico o gastronómico más que nutricional.

El sodio y el cloro están presentes de forma natural en muchos alimentos. De hecho, alguien que no consuma sal de cocina puede cubrir sus necesidades (en condiciones normales). La sal de cocina potencia el sabor de nuestros platos, además, en algunos casos, de actuar como conservante; por lo tanto su papel en nuestra alimentación es más tecnológico o gastronómico más que nutricional.

9
Los fumadores tienen sus necesidades nutricionales en vitamina C aumentadas

El humo del tabaco está asociado a la formación de radicales libres, debido a su acción antioxidante, por eso es necesario que los fumadores y las personas que estén en un entorno fumador aumenten su ingesta en ácido ascórbico.

El humo del tabaco está asociado a la formación de radicales libres, debido a su acción antioxidante, por eso es necesario que los fumadores y las personas que estén en un entorno fumador aumenten su ingesta en ácido ascórbico.

10
El selenio y el zinc son micronutrientes que juegan un papel insignificante en nuestro organismo

Se trata de minerales con acción antioxidante. Las necesidades nutricionales son muy bajas, pero esto no le quita su importancia en el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Se trata de minerales con acción antioxidante. Las necesidades nutricionales son muy bajas, pero esto no le quita su importancia en el buen funcionamiento de nuestro organismo.

11
Las personas mayores sufren más fracturas porque comen peor y salen poco a la calle

Las personas mayores tienen más riesgo de sufrir carencias de vitamina D y de calcio, por un lado, porque su alimentación no llega a cubrir todas sus necesidades debido a que suele ser insuficiente (falta de apetito, problemas de dentición, soledad, etc.) y, por otro, porque la sintesis de vitamina D a nivel cutáneo es mucho menor (disminuye esta capacidad con la edad y, sobre todo, las personas mayores salen muy tapadas a la calle). Una baja ingesta de calcio y una sintesis insuficiente de vitamina D pueden contribuir al aumento de sufrir osteoporosis.

Las personas mayores tienen más riesgo de sufrir carencias de vitamina D y de calcio, por un lado, porque su alimentación no llega a cubrir todas sus necesidades debido a que suele ser insuficiente (falta de apetito, problemas de dentición, soledad, etc.) y, por otro, porque la sintesis de vitamina D a nivel cutáneo es mucho menor (disminuye esta capacidad con la edad y, sobre todo, las personas mayores salen muy tapadas a la calle). Una baja ingesta de calcio y una sintesis insuficiente de vitamina D pueden contribuir al aumento de sufrir osteoporosis.

12
Los alimentos enriquecidos son necesarios para una buena alimentación

Siguiendo una dieta variada en frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado en cantidad suficiente y, siempre y cuando no nos encontremos en una situación con necesidades nutricionales especiales (embarazo, lactancia, niños y ancianos), podemos cubrir nuestras necesidades aún tomando alimentos “convencionales”.

Siguiendo una dieta variada en frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado en cantidad suficiente y, siempre y cuando no nos encontremos en una situación con necesidades nutricionales especiales (embarazo, lactancia, niños y ancianos), podemos cubrir nuestras necesidades aún tomando alimentos “convencionales”.

13
Las bebidas de cola dificultan la absorción del calcio

La alta cantidad de fosfatos, añadidos como ácido fosfórico en las bebidas de cola dificulta la absorción de calcio ya que la relación óptima entre estos minerales debe ser de 1-1,2 para que se absorban de forma correcta. Si hay más fósforo, se absorbe menos el calcio, por esta razón no se debe abusar de estas bebidas.

La alta cantidad de fosfatos, añadidos como ácido fosfórico en las bebidas de cola dificulta la absorción de calcio ya que la relación óptima entre estos minerales debe ser de 1-1,2 para que se absorban de forma correcta. Si hay más fósforo, se absorbe menos el calcio, por esta razón no se debe abusar de estas bebidas.

14
Un buen tratamiento “antiedad” es el consumo de antioxidantes

Los antioxidantes retrasan el proceso de envejecimiento combatiendo la degeneración y muerte de las células. El envejecimiento celular no está directamente relacionado con el envejecimiento estético (arrugas flacidez, etc.) que se debe, entre otras causas a la pérdida de elasticidad y alteraciones de la piel, y no a la oxidación celular. Los antioxidantes (vitaminas y minerales) nos protegen frente a factores externos (contaminación, rayos UV, et.) responsables de la oxidación celular.

Los antioxidantes retrasan el proceso de envejecimiento combatiendo la degeneración y muerte de las células. El envejecimiento celular no está directamente relacionado con el envejecimiento estético (arrugas flacidez, etc.) que se debe, entre otras causas a la pérdida de elasticidad y alteraciones de la piel, y no a la oxidación celular. Los antioxidantes (vitaminas y minerales) nos protegen frente a factores externos (contaminación, rayos UV, et.) responsables de la oxidación celular.

15
El consumo excesivo de vitaminas y minerales no tiene ningún riesgo para nuestro organismo

Las vitaminas liposolubles tienen la capacidad de acumularse en nuestro organismo y, con el tiempo, tener un efecto tóxico, lo mismo sucede con algunos minerales. Las vitaminas hidrosolubles, aunque el excedente se elimina por la orina, si las tomamos en grandes dosis pueden tener efectos nocivos. Por otro lado, aún no se han establecido dosis máximas de ciertas vitaminas y minerales de los que se sospecha un efecto nocivo en caso de sobreingesta. Por lo tanto, lo más recomendable es no abusar de productos enriquecidos y complementos dietéticos sin supervisión médica.

Las vitaminas liposolubles tienen la capacidad de acumularse en nuestro organismo y, con el tiempo, tener un efecto tóxico, lo mismo sucede con algunos minerales. Las vitaminas hidrosolubles, aunque el excedente se elimina por la orina, si las tomamos en grandes dosis pueden tener efectos nocivos. Por otro lado, aún no se han establecido dosis máximas de ciertas vitaminas y minerales de los que se sospecha un efecto nocivo en caso de sobreingesta. Por lo tanto, lo más recomendable es no abusar de productos enriquecidos y complementos dietéticos sin supervisión médica.

16
El consumo excesivo de alcohol puede estar asociado con un déficit en vitaminas y minerales

Los alcohólicos pueden tener un déficit en vitaminas y minerales por varias razones. En primer lugar, la ingesta de alimentos suele estar muy mermada por lo tanto se ingieren menos alimentos que son fuentes de vitaminas y minerales. Y, en segundo lugar, el consumo excesivo de alcohol puede conllevar a patologías del aparato digestivo que disminuyen la absorción de nutrientes (enfermedades hepáticas, gastritis, diarreas, etc.).

Los alcohólicos pueden tener un déficit en vitaminas y minerales por varias razones. En primer lugar, la ingesta de alimentos suele estar muy mermada por lo tanto se ingieren menos alimentos que son fuentes de vitaminas y minerales. Y, en segundo lugar, el consumo excesivo de alcohol puede conllevar a patologías del aparato digestivo que disminuyen la absorción de nutrientes (enfermedades hepáticas, gastritis, diarreas, etc.).

17
La técnica usada para cocinar afecta a las vitaminas y minerales de los alimentos

El troceado de los alimentos puede provocar pérdidas de nutrientes. Estas pérdidas se incrementan cuando se sumergen en agua más tiempo del necesario. Las vitaminas pueden alterarse por la exposición prolongada al oxígeno. El calor también afecta al contenido de las vitaminas termolábiles, de tal forma que un calentamiento prolongado puede llegar a reducir hasta un 50% el contenido inicial en vitaminas. Por eso nuestro consejo, es que cuando vaya a preparar sus platos, lo ideal es que trocee lo menos posible los alimentos y escoja técnicas de cocción rápidas. Si no va a emplear el agua de cocción (para purés o salsas), utilice la mínima posible (una cantidad suficiente para recubrir los alimentos) e introduzca los alimentos en el agua ya hirviendo. Si todas las verduras que tomamos a lo largo del día están cocidas, es aconsejable tomar una pieza de fruta cruda o verdura cruda para compensar las pérdidas en vitaminas debidas a los tratamientos térmicos.

El troceado de los alimentos puede provocar pérdidas de nutrientes. Estas pérdidas se incrementan cuando se sumergen en agua más tiempo del necesario. Las vitaminas pueden alterarse por la exposición prolongada al oxígeno. El calor también afecta al contenido de las vitaminas termolábiles, de tal forma que un calentamiento prolongado puede llegar a reducir hasta un 50% el contenido inicial en vitaminas. Por eso nuestro consejo, es que cuando vaya a preparar sus platos, lo ideal es que trocee lo menos posible los alimentos y escoja técnicas de cocción rápidas. Si no va a emplear el agua de cocción (para purés o salsas), utilice la mínima posible (una cantidad suficiente para recubrir los alimentos) e introduzca los alimentos en el agua ya hirviendo. Si todas las verduras que tomamos a lo largo del día están cocidas, es aconsejable tomar una pieza de fruta cruda o verdura cruda para compensar las pérdidas en vitaminas debidas a los tratamientos térmicos.

El presente aviso regula el uso del servicio del portal de Internet "www.ocu.org" que OCU Ediciones, S.A. (con domicilio social en Albarracín, número 21, 28037, Madrid, España; con CIF número A-78602091 e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 8364, gen. 7286, secc. 3ª, folio 1, hoja 79882-2) pone a disposición de los usuarios de Internet.

Los usuarios se comprometen a utilizar los contenidos puestos a su disposición en el portal, entendiendo por tales, sin que esta enumeración tenga carácter limitativo, los textos, fotografías, gráficos, imágenes, iconos, tecnología, software, links y demás contenidos audiovisuales o sonoros, así como su diseño gráfico y códigos fuente, de conformidad con la ley, especialmente el Texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada por Real Decreto 1/1996 de 12 de abril, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público, y, en particular, se comprometen a abstenerse de reproducir, copiar, distribuir, poner a disposición o, de cualquier otra forma, comunicar públicamente, transformar o modificar los mencionados contenidos.

El cliente se abstendrá de llevar a cabo cualquier conducta en el uso del portal que atente contra los derechos de propiedad intelectual o industrial de OCU Ediciones, S.A. o de terceros, o que vulnere o transgreda el honor, la intimidad personal o familiar o la imagen de terceros, o que sean ilícitos o atenten a la moralidad, y dejará en todo caso indemne a OCU Ediciones S.A. frente a cualquier reclamación, judicial o extrajudicial que se presente frente a ella como consecuencia de dicho uso.

Los usuarios deberán abstenerse de obtener e, incluso, de intentar obtener los contenidos empleando para ello medios o procedimientos distintos de los que, según los casos, se hayan puesto a su disposición a este efecto o se hayan indicado a este efecto en las páginas web donde se encuentren los contenidos.

Los contenidos son propiedad intelectual de OCU Ediciones, S.A., sin que puedan entenderse cedidos al usuario ninguno de los derechos de explotación que existen o puedan existir sobre dichos contenidos más allá de lo estrictamente necesario para el correcto uso del portal.

Los usuarios reconocen que la reproducción, modificación, distribución, comercialización, descompilación, desensamblado, utilización de técnicas de ingeniería inversa o de cualquier otro medio para obtener el código fuente del portal, transformación o publicación de cualquier resultado, de pruebas, de referencias no autorizadas, de cualquiera de los elementos y utilidades integradas dentro del portal OCU Ediciones, S.A. constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual. En consecuencia, los usuarios se obligan expresamente a no realizar ninguna de las acciones mencionadas.

Los usuarios se abstendrán de llevar a cabo por medio del uso del portal cualquier destrucción, alteración, inutilización o daño de los datos, programas o documentos pertenecientes a OCU Ediciones S.A. o a terceros, así como de introducir o difundir en la Red programas, virus, "gusanos", "Caballos de Troya", o cualquier instrumento o dispositivo físico o electrónico que cause o sea susceptible de causar cualquier tipo de alteración en la Red, en el sistema, o en los equipos de terceros.

Así mismo, todas las marcas, nombres comerciales o signos distintivos de cualquier clase que aparecen en el portal son propiedad de OCU y OCU Ediciones, S.A., sin que pueda entenderse que el uso o acceso al portal atribuya al usuario derecho alguno sobre las citadas marcas, nombres comerciales y/o signos distintivos.

Igualmente, se prohíbe toda reproducción, cita o utilización con fines publicitarios de los artículos de las publicaciones de OCU Ediciones, S.A. o del término "Compra Maestra".

OCU Ediciones, S.A. no será responsable del inadecuado funcionamiento del portal, si ello obedece a labores de mantenimiento, a incidencias ajenas a la misma, a una defectuosa configuración de los equipos de los usuarios o a su insuficiente capacidad para soportar los sistemas informáticos indispensables para poder hacer uso del servicio.

Los usuarios y, en general, aquellas personas que se propongan establecer un hiperenlace entre su página web y el portal deberán cumplir las condiciones siguientes:

El hiperenlace únicamente permitirá el acceso a la home page o página de inicio del portal, pero no podrá reproducirlas de ninguna forma;

No se creará un frame sobre las páginas web del portal;

No se realizarán manifestaciones o indicaciones falsas, inexactas o incorrectas sobre OCU y/o OCU Ediciones, S.A.;

No se declarará ni se dará a entender que OCU Ediciones, S.A. ha autorizado el hiperenlace o que ha supervisado o asumido de cualquier forma los servicios ofrecidos o puestos a disposición de la página web en la que se establece el hiperenlace;

Excepción hecha de aquellos signos que formen parte del mismo hiperenlace, la página web en la que se establezca el hiperenlace no contendrá ninguna marca, nombre comercial, denominación, logotipo, eslogan u otros signos distintivos pertenecientes a OCU y/o OCU Ediciones, S.A.;

La página web en la que se establezca el hiperenlace no contendrá informaciones o contenidos ilícitos, contrarios a la moral y a las buenas costumbres generalmente aceptadas y al orden público, así como tampoco contendrá contenidos contrarios a cualesquiera derechos de terceros.

El establecimiento del hiperenlace no implica en ningún caso la existencia de relaciones entre OCU Ediciones, S.A. y el propietario de la página web en la que se establezca, ni la aceptación y aprobación por parte de OCU Ediciones, S.A. de sus contenidos o servicios. OCU Ediciones, S.A. no se responsabiliza en modo alguno ni garantiza la calidad, exactitud, fiabilidad, corrección o moralidad de los citados contenidos o servicios que el establecimiento del hiperenlace pueda ofrecer. Los usuarios aceptan expresamente dejar exenta a OCU Ediciones, S.A de cualquier responsabilidad relacionada con el establecimiento del hiperenlace. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad las consecuencias, daños o acciones que pudieran derivarse del acceso a la página web del hiperenlace.