Informe

Zumos de naranja envasados: ¿sabes qué compras?

04 julio 2015
zumos

04 julio 2015

La abundante oferta de "zumos" en el lineal del súper puede hacer que no sepamos cuál elegir o que optemos por uno de peor calidad. ¿100 % exprimido, néctar, de concentrado, con leche? Aunque estén mezclados en las estanterías, hay muchas diferencias entre ellos. Te damos algunas claves.

Calidades, características y propiedades de los zumos envasados

El consumidor que acude a comprar un zumo no lo tiene nada fácil. Y es que, en el supermercado, con esa denominación u otras similares nos encontramos productos muy diferentes. Este video te ayuda a verlo más claro.

Zumos, néctares y demás familia

Lo ideal (por sabor, valor nutricional y precio) es hacer el zumo uno mismo. Pero si te decides por el zumo de naranjas envasado, mira bien lo que compras, y no te fíes solo del precio, ni de la campaña publicitaria, ni de la cuidada presentación del producto: de hecho, el mejor zumo exprimido cuesta la mitad que el mejor de los néctares (que incluye bastante agua y azúcar en su composición). Son unos céntimos en cada litro, pero al cabo del año, litro a litro, puedes ahorrarte bastante dinero (más de 44 euros si compras un litro a la semana, por ejemplo).

  • Sigue leyendo y descubre la letra pequeña del zumo


Zumo 100% exprimido

Como su nombre indica son zumos obtenidos directamente de las naranjas, sin procesos de concentración. Estos son los productos envasados más parecidos a un zumo natural. Habitualmente declaran en la etiqueta “100% naranjas exprimidas”. 

Comparamos 11 zumos 100% exprimido

En nuestro estudio comparamos zumos de Dia, Zumosol, Don Simón, Juver, Vitafit de Lidl, Granini, Auchan, Hipercor, Carrefour, Eroski y Hacendado.

Hay dos productos que declaran presencia de pulpa, Hipercor y Vitafit, el primero (Hipercor) declara adición de un 2 % de pulpa, mientras que el segundo declara que es un zumo exprimido con su pulpa, lo que da a entender que la pulpa no se añade posteriormente. La presencia o no de pulpa responde más a gustos personales que a criterios de valoración objetivos, ya que no hay diferencias en cuanto a la presencia de fibra, que en este tipo de zumos comerciales es muy baja.

Hay dos marcas que declaran la procedencia nacional de las naranjas, Vitafit y Don Simón, esta última además indica la variedad, “Valencia”, cultivada en su finca de Huelva.

Comprobamos que existe muy poca diferencia entre marcas en cuanto a las calorías y los hidratos de carbono. Sin embargo  en cuanto a la vitamina C, sí se encuentran ciertas diferencias en aquellas marcas que lo declaran. Hay oscilaciones entre los 20 mg/100 ml, y los 60 mg/100 ml, llegando hasta los 100 mg/100 ml de Hacendado (que es el único que la añade). Hay que tener en cuenta que un zumo exprimido casero contiene alrededor de 40 mg/100 ml de vitamina C. La vitamina C, además de servir como fuente de esta vitamina enla dieta, juega un papel como antioxidante en los zumos. 

¿Y el precio? Estos zumos, los de gama más alta, suelen ser también más caros... pero no siempre es así: de hecho, el mejor de los zumos 100% exprimidos según la degustación, el de Dia, cuesta la mitad (0,85 euros) que el mejor de los néctares (1,71 euros). Si se consume un litro a la semana, elegir lo mejor se traduce en ahorro anual de unos 44 euros.

Valores nutricionales:

Zumo 100 % de naranjas exprimidas
  100 ml   Vaso (200 ml)
Energía (kcal)   43
 86
Hidratos de carbono (%)
 9,7
 19,4
Azúcares (%) 
 9,5  19


Zumos de concentrado


Son zumos obtenidos a partir de un zumo de naranja concentrado, al que se le añade agua potable, para dar lugar a un zumo con una concentración de azúcares similar al zumo exprimido. Se les puede añadir pulpa y aromas, siempre que procedan de la fruta original (naranja). Los procesos de concentración (eliminación del agua, alrededor del 85 % de agua se elimina), se suelen realizar bajo condiciones de presión y temperaturas que eviten dañar en todo lo posible al zumo, y mantener sus características. 

Una vez concentrado se suele refrigerar o congelar. Ante esto, nos debemos de preguntar ¿para qué se concentra el zumo y luego se vuelve a añadir el agua? Se elimina el agua, para concentrase el zumo y así evitar almacenar y/o transportar agua, posteriormente en destino se añade el agua y listo. Es una técnica que se emplea para transportar zumo desde lugares donde la fruta y/o la mano de obra son más baratas, en el caso del zumo de naranja una gran parte del concentrado procede de Brasil y Estados Unidos hasta destinos donde le aportan el valor añadido (envase y publicidad). 

Comparamos 7 productos

En nuestro estudio comparamos 7 productos a base de concentrado, de las marcas Zü, Hacendado, Granini, Don Simón, Juver, Vitafit y Eroski.

Solo Granini declara la presencia de pulpa, aunque no indica su porcentaje. Por su parte, Juver declara elaborarse con un 90 % de zumo a base de concentrado, y un 10 % de zumo exprimido. 

Ninguna marca indica la procedencia del zumo, algo que hace suponer que pueden proceder de terceros países. valores muy similares a los encontrados en los zumos exprimidos. Cuatro zumos incorporan además vitamina C entre sus ingredientes, Juver con un contenido de 10 mg/100 ml, y Eroski con 12 mg/100 ml, Granini 32 mg/00 ml, y Hacendado 40 mg/100 ml. Curiosamente la marca Vitafit declara 38 mg/100 ml de vitamina C de manera natural, sin adición en la lista de ingredientes, situándose en niveles similares a marcas que si lo añaden. 

Valores nutricionales:

 Zumos de concentrado
   100 ml
 Vaso (200 ml)
Energía (kcal)   42
 84
Hidratos de carbono (%)
 9,4
 18,8
Azúcares (%)
 9  18

Néctares de naranja

Los néctares de naranja son preparados a partir de un mínimo de 50 % de zumo de naranja. 

En general, se elaboran a base de concentrado, con la excepción de Granini, que se obtiene de un 40 % de concentrado, 10 % de exprimido y 5 % de pulpa (al que se añade agua, azúcar o edulcorante, y aditivos). A los néctares se les puede añadir pulpa y aromas naturales de naranja. Durante mucho tiempo, y hasta ahora, la palabra “néctar” daba la sensación de más calidad que el zumo. 

Este es realmente uno de los productos que genera una gran confusión entre los consumidores. Los néctares son, fundamentalmente, una evolución barata de los zumos tradicionales, solo la mitad es zumo, el resto agua y azúcar (o edulcorante), con sus aditivos correspondientes, sin lugar a dudas mucho más baratos que un zumo tradicional. Es decir estamos pagando el agua y el azúcar a precio de zumo. 

Una de las grandes diferencias de la muestra analizada es la fuente “dulce” añadida: azúzar, edulcorantes, mezcla de azúcar y edultorantes o jarabes de glucosa-fructosa. La presencia de jarabes en sustitución del azúcar, responde también a un criterio económico, ya que son mucho más baratos, pero desde el punto de vista organoléptico son de más baja calidad. Los néctares edulcorados rebajan el contenido calórico y de azúcares a la mitad, lo que puede llegar a ser interesante en personas que deciden rebajar la ingesta calórica. La gran mayoría de fabricantes incorporan ácido cítrico (como acidulante) lo que mejora la conservación, y ácido ascórbico (que es un antioxidante). 

Valores nutricionales:

Néctares de naranja
  Energía (kcal/100 ml)    Azúcares (%)
Nectar con azúcar
 43
 10,2
Nectar con jarabes
45,6
 10,9
Nectar con edulcorantes
 24
 5,6
Nectar azúcar + edulcorantes
 27
 6,1
Bebidas de zumo y leche

Este tipo de productos se han hecho enormemente populares entre el público infantil. Sin lugar a dudas, su propio nombre “bebidas mixtas de zumo y leche” es muy atractivo para los padres, ya que en una sola bebida se mezclan las bondades de la fruta y del zumo. Pero nada más lejos de la realidad, este tipo de bebidas son una mezcla de agua, azúcar, y una pequeña cantidad de leche y zumo. Bi frutas de Pascual, añade un 10 % de leche y un 7 % de zumo, mientras que Don Simón, añade un 15 % de fruta y un 10 % de leche. Ambos productos endulzan con una mezcla de azúcar y edulcorante, aunque otras marcas se endulzan únicamente con azúcar. Hay que indicar que la presencia de edulcorantes en productos para niños, es controvertida, ya que la IDA (Ingesta Diaria Admisible), está relacionada con el peso corporal, y por lo tanto en un niño es más fácil que en adultos superar esa dosis.

De ninguna manera podemos pensar que dando a nuestros hijos este tipo de bebidas estamos aportando algo a su nutrición, ya que estarían bebiendo fundamentalmente agua a precio de zumo o leche. Debemos de considerarlos como si fueran refrescos.

Bebidas isotónicas

El caso de las bebidas para deportistas es curioso, ya que están especialmente diseñadas para mejorar el rendimiento en deportistas, pero a lo largo de los años se han convertido en refrescos, y se han rodeado de una falsa imagen saludable. Hay que tener en cuenta que estas bebidas no son zumos ni incluyen zumo en su composición.

Eso sí, a menudo encontraremos la palabra "naranja" destacada en grande, aunque no esté entre los ingredientes (el único rastro de naranja es la vitamina C añadida). Lleva colorantes, que le proporcionan el aspecto de zumo.

Refrescos con zumo de naranja

El mundo de los refrescos es enorme, y dentro de ellos hay una parte que son las “bebidas refrescantes de zumos de fruta” que llevan entre sus ingredientes zumos, purés o disgregados de fruta, con la obligación de indicar el porcentaje de fruta añadida. Lo importante para el consumidor es entender que este tipo de productos son simplemente refrescos, y que por que lleven una pequeña cantidad de zumo, no podemos considerarlos otra cosa. El problema es que a nivel publicitario / etiquetado, se suelen presentar con el aval de su contenido en fruta.

En el lineal se puede encontrar también las “aguas aromatizadas”. Son marcas tradicionales de agua mineral que, en el mismo formato del agua, venden bebidas refrescantes, en algunos casos con una pequeña cantidad de fruta, como es el caso de Font Vella, que incorpora un 10 % de zumo en su composición.

Mejor hecho en casa

Nada como el zumo hecho en casa. En el estudio de OCU, el mejor valorado de todos es el zumo natural con exprimidor, situándose el natural de licuadora un escalón por debajo.

El zumo casero es el que más aprecian los consumidores, y también es, lógicamente, el que tiene el valor nutricional más elevado, por ejemplo, es naturalmente rico en vitamina C.

¿Te animas a hacerlo tú mismo? Además de la fruta, te puede ayudar contar con un buen aparato: consulta nuestros comparadores de

  • Exprimidores
  • Licuadoras