Consejos

Ideas de transporte para tu cámara y accesorios

13 agosto 2018
Cómo transportar tu cámara y sus accesorios

13 agosto 2018

Cuando sales a hacer fotos con tu cámara réflex conviene que la transportes junto al resto de sus accesorios en una bolsa o mochila adecuada para evitar posibles golpes del traslado. Pero cualquiera no vale, es necesario que reúna una serie de requisitos. Te damos algunas ideas para que tu cámara siempre vaya contigo, de forma segura.

Si tienes una cámara y te la quieres llevar a todas partes conviene que la transportes en una mochila adecuada para evitar posibles golpes.

Si tu cámara es compacta no necesitas nada muy sofisticado, pero si tu cámara es réflex y quieres llevarte todos sus accedorios, sí. Necesitarás una mochila preparada y con sus compartimentos acolchados como medio de protección.

Tipos de mochilas para tu cámara

Te damos unas ideas para que transportes tu cámara sin riesgos ni problemas. Pero antes que nada, deberás decidir si te quieres llevar solo la cámara o también sus accesorios.

Bolsa para cámara compacta

Se trata de una funda muy simple en donde además de guardar la cámara, tendrás cierto espacio para almacenar alguna tarjeta de memoria extra o incluso puede que hasta una segunda batería.

Precio: Desde unos 10 €.

Pistolera (Holster)

Este tipo de funda permite guardar la cámara y alguna tarjeta de memoria o batería extra. Si lo que buscas es guardar además otros accesorios tipo objetivos o filtros, esta no sería el artículo más conveniente.

Precio: Desde unos 15-20 €.

Bolsa de hombro (shoulder)
La bolsa de hombro es más grande que la pistolera, lo que te permitirá guardar más accesorios en sus diferentes compartimentos.
Precio: Desde 25 €.

Mochila bandolera (slingbag)
La mochila bandolera es más cómoda de llevar que la de hombro. Es más ergonómica y tu espalda agradecerá que su parte trasera sea acolchada. Permite un acceso rápido a la cámara sin necesidad de quitarse la mochila ya que basta girarla para traer la mochila al costado, abrir la cremallera, coger la cámara y disparar.
Precio: Desde 30 €.

Mochila clásica (backpack)
Con esta mochila dispondrás de más espacio para llevar los accesorios que necesites y el peso estará más repartido. La mayoría cuenta con compartimentos que podrás colocar como quieras ya que sus separadores con velcro en sus extremos te ayudarán a ordenar la mochila a tu antojo. El inconveniente, comparado con la bandolera, es que para acceder a su contenido deberás quitarte la mochila.
Precio: Desde 30 €.

Maletín (case)
Este maletín acolchado en su interior está pensado para los profesionales que les gusta llevar consigo un equipo voluminoso con muchos accesorios.
Precio: Desde 50 €.

Funda para objetivo
Los objetivos son delicados, por ello si no te queda espacio en la bolsa puedes optar por esta funda especial que tiene su interior acolchado. Cuenta con una hebilla con la que podrás engancharlo al cinturón y tenerlo a mano en cualquier momento.
Precio: Desde 20 €.


Imprimir Enviar por email