Consejos

Cinco consejos para hacer mejores fotos

23 noviembre 2015
camara

23 noviembre 2015

Añadir movimiento a tus fotos, obtener más detalles en las zonas de sombra o suavizar el flash son algunos trucos que pueden ayudarte a hacer mejores fotos. Si tienes una cámara que te ofrece posibilidades, no te conformes con darle al botón; obtén resultados sorprendentes. 

Hacer una foto está al alcance de cualquiera. Pero conseguir buenos resultados en situaciones difíciles exige cierta destreza, y seguir nuestros consejos puede ayudarte mucho a mejorar tus fotos ante cinco situaciones diferentes, sin complicarte demasiado.

Movimiento en el plano del fondo

Una foto de un coche que circula o de un deportista que corre pueden ganar vida si se les añade movimiento al fondo. Para lograrlo, basta con acompañar el movimiento del objeto a fotografiar con la cámara en el momento en que se pulsa el disparador, como si se estuviese grabando un vídeo.

Procura mantener el objeto a fotografiar en el mismo punto de encuadre y no gires mucho el cuerpo. El objeto quedará nítido y el fondo en movimiento, como arrastrado. El secreto es adaptar el tiempo de  exposición. Evita un valor demasiado rápido, porque congelará toda la foto y anulará el efecto de arrastre. Además hay que yener cuidado con el zoom. Si hacemos demasiado zoom, obtendremos una foto muy mala.

Más detalles en las sombras

Para fotografíar, por ejemplo, un paisaje con zonas de sombra y un cielo azul, será suficiente con ajustar el nivel de exposición en el momento de enfocar. Presiona el disparador hasta la mitad para enfocar, recuadra y dispara, y hazlo sin retirar nunca el dedo del botón.

Al enfocar una zona más oscura, la máquina se adapta captando más luz y realza los detalles de esa zona.

Flash menos agresivo

En algunas situaciones, es preferible evitar el flash para lograr un ambiente natural. En otras, el flash es indispensable. Pero si haces incidir el flash directamente sobre un objeto, te arriesgas a hacer una foto con colores muy fríos o con destellos de luz. Lo mejor es utilizar un flash externo o un difusor, que hace que la luz se propague en todas direcciones de modo uniforme, pero más suavemente.

Otro truco es reducir la potencia del flash si la máquina lo permite.

Colores más naturales

Los colores de algunas fotos a veces parecen poco naturales, lo cual puede deberse a un mal ajuste del balance de blancos. Muchas cámaras permiten hacer este ajuste manualmente. Para probar, fotografía una zona blanca (una pared o un papel pueden servir) con la iluminación que está dando problemas (luz muy azul o muy amarilla, por ejemplo) y ajusta de manera manual el balance de blancos.

Después de realizar el ajuste, puedes hacer la foto con la confianza de que lograrás colores más naturales.

El secreto de un retrato profesional

Regula el diafragma con la mayor abertura posible, escoge el valor, preferiblemente inferior a f: 3,5. Luego haz zoom al máximo. Los mejores retratos se consiguen con teleobjetivos, que respetan mejor las proporciones de la cara y disminuyen la nitidez del fondo.

Algunas cámaras tienen selección de escenas, y entre ellas el modo retrato, reconocible por un icono que es una cabeza de mujer. Al seleccionar ese modo, el diafragma se abre automáticamente al máximo (f pequeño). Con frecuencia la cámara da un toque rojizo o rosado en la tonalidad del rostro.

Si necesitas una cámara, accede a nuestro comparador:

Comparador de cámaras digitales


Imprimir Enviar por email