Informe

Psoriasis, tipos y tratamientos

29 octubre 2017
psoriasis

29 octubre 2017
La psoriasis es una de las enfermedades de la piel más frecuentes. Se calcula que en España hay cerca de un millón de personas afectadas. Suele debutar entre los 15 y los 35 años, y tiene una fuerte predisposición genética. El estrés, entre otros factores, contribuye a que empeore. 

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis se caracteriza por la aparición de áreas de enrojecimiento y descamación de la piel, especialmente en las zonas de extensión de las extremidades (codos, rodillas…) y en el cuero cabelludo. En un porcentaje apreciable de casos, se acompaña también de afectación de las articulaciones.

Aun siendo una enfermedad crónica cuya causa no se conoce por completo, es importante destacar que se puede tratar de manera efectiva.   

Tipos de psoriasis

Según el tipo y la distribución de las lesiones, pueden distinguirse diversos tipos de psoriasis:

  • Psoriasis en placas: se caracteriza por la presencia de placas de piel enrojecida y cubierta de escamas blanquecinas o plateadas, con tendencia al agrietamiento si se arañan o se tiran de las escamas. En ocasiones, estas placas vienen acompañadas de picor o escozor. Aunque puede aparecer en cualquier zona, suele ser más frecuente en las zonas de extensión (codos, rodillas, zona lumbar…).
  • Psoriasis del cuero cabelludo: es una tipología similar a la psoriasis en placas, pero que se manifiesta en el cuero cabelludo.
  • Psoriasis ungueal: ésta afecta principalmente a las uñas, las cuales se endurecen, engruesan y cuartean.

Estos tres tipos de psoriasis suelen ser las más comunes y es frecuente que se combinen entre sí. No obstante, conviene aclarar que no son los únicos y que existen otras tipologías de esta enfermedad dermatológica que son menos frecuentes:

  • Psoriasis guttata o psoriasis en gotas: las lesiones son pequeñas erupciones en forma de gotas que aparecen sobre todo en el torso, brazos y piernas.
  • Psoriasis inversa o de las flexuras: esta tipología se caracteriza por aparecer como una zona de piel roja sujeta al roce y a la transpiración en las partes del cuerpo que se flexionan (axilas, ingles, debajo de las mamas…). Suele picar más que las otras formas.
  • Psoriasis eritrodérmica: se trata de la forma más grave, puesto que alcanza hasta casi el 100 % de la superficie corporal. Puede desencadenarse con motivo de la toma de ciertos medicamentos o tras la retirada brusca de corticoides orales.
  • Psoriasis pustulosa: se presenta con focos de psoriasis con granitos de aspecto purulento.

Imprimir Enviar por email