Informe

Mesoterapia, poco aconsejable

07 marzo 2018
mesoterapia

07 marzo 2018
La mesoterapia se ha convertido en una técnica estética muy popular, aliada del tratamiento contra la celulitis, la grasa localizada, el envejecimiento o la flacidez de la piel. Está catalogada como terapia alternativa y ha tenido una controvertida acogida por parte de la comunidad científica.

¿Qué es la mesoterapia?

La mesoterapia se originó en Francia, utilizándose como tratamiento para el dolor. Actualmente, se ofrece dentro del campo de la cosmética dermatológica. Esta terapia se suele aplicar como tratamiento de la celulitis, para la remodelación corporal, para la eliminación de la grasa localizada, las cicatrices y las arrugas, o para el rejuvenecimiento de la piel.

La mesoterapia consiste en aplicar múltiples inyecciones subcutáneas o intradérmicas, mediante pequeñas agujas, con mezclas de diversos ingredientes directamente sobre los lugares afectados. Aunque se recomienda que esta técnica sea aplicada por un médico, no siempre sucede así.

Tipos de mesoterapia

Según el tipo de tratamiento, se inyectan unas sustancias u otras en pequeñas dosis (sustancias medicamentosas, enzimas, cafeína, extractos de plantas, homeopatía, vitaminas y minerales, etc.). De este modo, los efectos de la mesoterapia serán variables dependiendo de las sustancias inyectadas.

Respecto a la homeopatía, ésta no ha demostrado tener efecto más allá de ser un placebo. Con otro tipo de sustancias, como son los medicamentos, el efecto puede ser mayor, pero también los efectos adversos serán mayores. En el caso de aplicar extractos de plantas y otras sustancias, puede dar lugar a resultados poco predecibles o con poca eficacia debido a que no hay una estandarización de esta técnica.

En definitiva, se trata de un procedimiento cosmético muy controvertido.


Imprimir Enviar por email