Informe

Sol y salud: la protección es clave

02 julio 2012
sol

02 julio 2012

Tomar el sol es saludable… siempre que se haga debidamente protegidos. Y esto es válido para todos, independientemente del tipo de piel: todos debemos protegernos de los rayos solares, que pueden provocar graves daños en la piel, especialmente en los meses veraniegos.

¡Cuidado con el sol!

El resultado puede ir desde el envejecimiento prematuro, al cáncer de piel. Uno de los más graves es el melanoma. Entre las campañas que tienen como finalidad sensibilizar a la población, destaca la que anualmente emprende Euromelanoma.

En 2009 ha llegado a su décima edición, incidiendo en la importancia de la prevención y la detección precoz para evitar el cáncer.

El sol tiene indudables beneficios para nuestra salud y bienestar, pero si se abusa de él, puede resultar peligroso: un exceso de sol debilita la piel y la deja más expuesta. La prevención del melanoma pasa por tener cuidado con el sol. Si no quiere correr riesgos, debe evitar las exposiciones en las horas centrales del día, protegerse con sombrero y gafas de sol y recurrir a las cremas de protección solar.

Hay que tener un cuidado especial con los niños pequeños, cuya piel es aún más sensibles: protéjalos con todos los medios a su alcance, incluso si están a la sombra.

Está comprobado que el sol tiene un efecto beneficioso sobre nuestro estado de ánimo y es indispensable para realizar algunas funciones corporales, como la síntesis de la vitamina D. Sin embargo, la excesiva exposición a los rayos solares provoca un envejecimiento precoz de la piel y puede ser perjudicial.

Además, el sol en exceso es el responsable de la aparición de lesiones cancerosas.

De ahí la importancia de protegerse del sol, evitando la exposición en las horas de mayor calor (entre las 12 y las 16 horas), y repitiendo la aplicación de cremas solares.

También es muy importante conocer su tipo de piel, para poder calcular el tiempo máximo de exposición al sol y el índice de protección que necesitará.

En el caso de los niños, hay que extremar las precauciones: protector solar de índice elevado (o pantalla total) y mejor aún, gorro y camiseta cuando el sol aprieta.

 

Imprimir Enviar por email