Informe

¿Ingrediente o aditivo?

09 enero 2018
ingrediente-o-aditivo

09 enero 2018

Coges un producto y te entretienes en leer sus ingredientes aunque puede que no tengan ningún significado para ti, pero sabes que deberías detenerte en comprender lo que al fin y al cabo te vas a comer. ¿Sabes lo que es un ingrediente con función tecnológica y lo que le diferencia de un aditivo? Te lo aclaramos.

Aditivos alimentarios y ingredientes

Aditivos, ingredientes con función tecnológica, ¿qué son? ¿qué implica que un alimento lo contenga? La aparición de estos palabros aparecen en el mercado y se supone que para mejorar la calidad del producto, y nunca como una forma de engañar al consumidor.

Por eso y porque queremos que estés informado de todo te aclaramos algunas dudas frecuentes sobre determinadas definiciones de las listas de ingredientes de los alimentos. Aunque si lo que quieres es evitarlos el primer consejo es llenar la cesta de la compra con productos frescos, es decir los que no llevan lista de ingredientes. Y, en el caso de que elijas un producto procesado, escoge aquel que tenga la lista de ingredientes más corta.

¿Qué son los aditivos?

Los aditivos son sustancias que se añaden intencionadamente al alimento durante su proceso de fabricación o preparación para cambiar, intensificar o mantener su color, textura, sabor, vida útil, etc. Por lo tanto, están presentes de forma intencionada en el alimento cuando se va a consumir.

En cuanto a los aditivos alimentarios aparecen en las listas de ingredientes como “E”, aunque también pueden aparecer con su nombre habitual, es decir lecitina, ácido cítrico, etc. En este caso, la mejor forma de identificarlos es porque siempre aparecen precedidos de la descripción de su función.

Los aditivos autorizados en toda la UE están recogidos en una lista positiva que regulan aquellos alimentos donde se pueden añadir al igual que las cantidades máximas autorizadas.

Teniendo en cuenta que los hábitos alimentarios van cambiando es necesario revisar tanto el uso como la cantidad de aditivo autorizado para evitar posibles riesgos de salud.

Calculadora de aditivos  

Muchos alimentos incluyen aditivos en su composición. A veces son útiles y otras innecesarios. Aprende a identificarlos usando nuestra calculadora. 

calculadora de aditivos

 

Aditivos químicos ¿Qué son?

Hay una serie de sustancias que no se rigen bajo el reglamento de los aditivos pero que tienen una función tecnológica. Si leemos con detenimiento la lista de ingredientes de, por ejemplo, los cubitos de caldo, nos damos cuenta de que aparece “extracto de levadura”. 

etiquetado de alimentos

¿La razón?, muy sencilla: la levadura es muy rica en ácido glutámico (un aminoácido), la misma sustancia que el E620, es decir un potenciador de sabor. Por lo tanto, la adición del extracto de levadura tiene una función tecnológica: reforzar el sabor y el aroma de este producto, todo ello sin recurrir al uso del aditivo.

De esta forma, la investigación en la industria alimentaria permite desarrollar estrategias tecnológicas para conseguir los mismos resultados que los aditivos.

Otro ejemplo. En vez de utilizar ácido láctico (E270) como conservante en un pan de molde, se incorporan bacterias lácticas que lo fabrican en la masa de pan, de esa forma acabamos teniendo ácido láctico en el pan de molde, pero añadido de otra forma.

Fibras vegetales en los alimentos

Incluso la incorporación de fibra vegetal en un producto cárnico tiene una finalidad tecnológica. Su alta capacidad de retención agua, hace que la fibra vegetal (muchas veces de guisante) es una alternativa barata al uso de los fosfatos (E338 al E341, y E450 al E452). La naturaleza del ingrediente es diferente pero el resultado es el mismo.

Los extractos vegetales también permiten eliminar la connotación negativa de los aditivos en la lista de ingredientes. Ahora bien, que no nos induzca a error, en ningún momento se trata de una fuente o forma diferente de tomar frutas o verduras; solo se añaden para dar color.

Clean label, las etiquetas limpias

  

Fuera de algunos ejemplos donde los productos pueden contener aditivos, empiezan a ocupar los lineales de los supermercados productos con “Clean Label”. Se trata de las etiquetas limpias de número E, es decir donde no hay aditivos, pero esto no quiere decir que no haya ningún ingrediente que tenga una función tecnológica en el producto.

Estos nuevos ingredientes son la respuesta a una tendencia, no siempre bien fundamentada, “anti aditivos”. Siguiendo esta tendencia, algunos fabricantes resaltan los ingredientes presuntamente positivos y las cualidades buenas de sus productos. Pero esto no quiere decir que no nos podamos encontrar en los envases mensajes que nos pueden inducir a error, por ejemplo:

  • Sin colorantes artificiales: algunos fabricantes alegan la ausencia de colorantes artificiales en sus productos. Esto no quiere decir que no tenga colorantes. Recordemos que el annato (E160b) es un colorante natural que puede ser alergénico y puede provocar reacciones de intolerancia en personas sensibles. Además, que en OCU lo consideramos dudoso debido a que su IDA es temporal. También pueden utilizar extractos vegetales para dar color al alimento. Los colorantes, aunque sean naturales, siguen siendo sustancias con una mera función estética.
  • Sin conservantes: indicar que un producto no contiene conservantes, no significa que no lleve aditivos. Es importante leer la lista de ingredientes.