Informe

Frutas y verduras antioxidantes

17 enero 2013
antioxidantes

17 enero 2013

Una dieta rica en frutas y verduras variadas es la mejor opción para combatir la degeneración de las células. Son ricas en antioxidantes y por ello previenen el envejecimiento y enfermedades, a diferencia de los suplementos alimenticios, que no han demostrado su papel protector.

Una dieta rica en frutas y verduras

Los antioxidantes retrasan el proceso de envejecimiento combatiendo la degeneración y muerte de las células.

Existen dos tipos de antioxidantes: las enzimas, que sintetiza nuestro propio organismo, y los nutrientes, que se obtienen de los alimentos.

Los antioxidantes se encuentran mayoritariamente en los productos de origen vegetal: principalmente en frutas y verduras. Por eso, la clave para asegurar un aporte adecuado de antioxidantes está en tomar cada día al menos cinco raciones de fruta y verdura.

Además, debemos intentar que las frutas y verduras variadas. Para no equivocarnos, basta con fijarnos en el color, ya que muchos antioxidantes son a la vez colorantes de frutas y verduras. Así, por ejemplo, los alimentos rojos, como el tomate, son ricos en licopeno; los de color naranja, como mangos, zanahoria o calabaza, lo son en becaroteno; los blancos, como cebollas o ajos, en compuestos azufrados; y las hortalizas amarillo-verdosas, son ricas en luteína.

También alternar productos crudos con otros cocinados es una buena estrategia para conseguir un aporte completo de antioxidantes. Normalmente, los alimentos crudos son más ricos en antioxidantes, pero en algunos casos la cocción incrementa significativamente la capacidad antioxidante de algunos compuestos, como ocurre con el licopeno, presente en los tomates. 


Imprimir Enviar por email