Informe

Chocolate: mitos y verdades

15 enero 2020
tableta-chocolate-abierta

Blanco, negro, con leche, frutos secos, licor o fruta… Chocolates hay muchos y rumores sobre sus efectos y propiedades también. Los efectos atribuidos a este alimento son incontables, pero no todos son ciertos: ¿Si el chocolate es negro no engorda? ¿Es antidepresivo? ¿Provoca acné? Estos mitos no cuelan. Te contamos las razones.

7 cosas que debes saber sobre el chocolate

1. Ni antidepresivo, ni adictivo

Hay muchas personas que se declaran “adictas” al chocolate y necesitan tomarlo cada día. Sin embargo, el chocolate no puede ser incluido en la categoría de sustancia adictiva, otra cosa es que la persona sienta deseo o anhelo de tomarlo.

A menudo, se habla de las propiedades antidepresivas del chocolate debido a la presencia de moléculas como la feniletilamina, la anandamina o el triptófano. Sin embargo, este efecto no está demostrado, por lo que la EFSA no avala esta afirmación.

Lo que sí es cierto es que comer chocolate despierta en nosotros un sentimiento de confort y placer. Esto se debe a que su consumo aumenta la secreción de serotonina, lo que genera satisfacción. 

Respecto a los beneficios para el corazón, no hay evidencia que los flavonoides presentes en los sólidos del cacao tengan este efecto.

2. Chocolate negro, más estimulante y saciante

El chocolate está compuesto por varias sustancias y entre ellas están la cafeína y la teobromina, que se caracterizan por estimular el sistema nervioso central. Esto explicaría porque cuando comemos chocolate nos sentimos (temporalmente) más enérgicos. Ahora bien, hay que tener cuidado con no abusar de este alimento, pues podríamos acabar padeciendo episodios de nerviosismo o taquicardia si lo ingerimos en grandes cantidades.

Generalmente, 100 gramos de chocolate con leche contienen solo 20 mg de cafeína y esta misma cantidad de chocolate negro 60-69 % cacao tiene 64 mg. Por suerte, estas cifras no deben de preocuparnos en exceso si somos una persona que goza de buena salud, ya que tenemos margen de sobra. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), un consumo de hasta 400 mg de cafeína al día no supone ningún problema para la mayoría de los adultos sanos.   

En cuanto a su poder saciante, está demostrado que el negro sacia más que el chocolate con leche.

3. ¿El chocolate negro engorda menos?

nocuela

Si eliges comer chocolate negro, hazlo porque te gusta más y no porque creas que engorda menos.

El chocolate es un alimento muy calórico y rico en grasa, y la verdad es que apenas hay diferencias entre un tipo y otro. Es más, y al contrario de lo que muchos piensan, un chocolate negro de 70-85 % de cacao es más energético (600 kcal/100 g) que un chocolate con leche (una media de 535 kcal/100 g). De la misma manera que, también, tiene un mayor contenido en grasa (43 g frente a 30g). Algo bastante lógico si tenemos en cuenta que la leche es menos calórica y grasa que el chocolate.

 

4. Chocolate ¿negro y puro?... No siempre  

No existe una norma que vincule el término “negro” con el chocolate negro puro. Es más, cualquier chocolate con un mínimo del 35 % de cacao puede venderse como chocolate negro (no está legalmente definido), por lo que no es raro encontrar en las tiendas tabletas de chocolate con menciones como “negro”, “amargo” o “extra cacao” en su etiquetado. Esto puede resultar muy decepcionante para quienes esperan el sabor típico del chocolate negro. Por esta razón, recomendamos fijarse en el porcentaje de cacao que aparece en la etiqueta del producto.  

Otro reclamo muy utilizado en la industria chocolatera es el adjetivo “puro”. En este caso, el uso de este término tampoco tiene una exigencia mínima de contenido en sólidos del cacao. Se trata de un mero reclamo publicitario.

5. ¿El chocolate Bean to bar es mejor?

En realidad, la calidad del producto depende principalmente de la materia prima que se utilice, pero también influyen otras cuestiones.

A finales del siglo pasado surgió el movimiento bean to bar en algunas fábricas de Estados Unidos, con la intención de confeccionar chocolate a pequeña escala o artesanal recuperar el sabor original del cacao en la tableta de chocolate. Estos fabricantes reivindican hacer chocolate “desde el haba o semilla de cacao”, controlando todas las etapas del proceso de elaboración (tueste, descascarillado, refinado, conchado y temperado), hasta obtener el producto final. En general, este chocolate se elabora con una sola variedad de cacao (diferenciado según su país de origen) y su lista de ingredientes se reduce a 2 (cacao y azúcar, prescindiendo de la lecitina de soya, vainilla, leche en polvo o manteca de cacao). Además, se le presta especial atención durante el proceso de fabricación de la tableta de chocolate.

6. El chocolate blanquecino puede comerse

Si no se conserva bien, el chocolate puede perder brillo y coger una coloración mate blanquecina o grisácea. A pesar de que el aspecto y la textura lo hacen menos apetitoso, esto no hace que deje de ser apto para el consumo.

Este fenómeno se debe principalmente a la formación de cristales de azúcar o de materias grasas. ¿Y cómo ocurre esto?

  • La cristalización del azúcar suele pasar porque hemos guardado el chocolate en un ambiente con mucha humedad. Esto hace que el azúcar migre a la superficie, se cristalice y se forme una película.
  • La cristalización de materias grasas es un problema menos conocido, provocado por la grasa del cacao y la leche cuando están en contacto con otros ingredientes (galletas, frutos secos…).  

Si quieres mantener el chocolate con buen aspecto, guárdalo en un lugar seco, aireado, protegido de la luz y a 15-18 ˚C de temperatura. Y, al contrario de lo que mucha gente piensa, no debe guardarse en la nevera

7.  ¿El chocolate es culpable del acné? #Nocuela

Aunque muchas personas relacionan la aparición de acné con el consumo de chocolate, hasta la fecha, no hay ningún estudio que demuestre que un tipo de comida mejore o empeore la aparición de granos.

acne-chocolate

Es más probable que detrás de este problema causado por un trastorno de las glándulas sebáceas se encuentran factores como la herencia, los desórdenes hormonales, el ciclo menstrual, la toma de medicamentos, algunos cosméticos, irritaciones, o el exceso de humedad o calor, más culpables que el haber comido chocolate.

En cualquier caso, te recomendamos que sigas una dieta variada, sin abusar de los azúcares y las grasas, para prevenir la posible aparición de acné.

Comunidad

Salud y nutrición

Conversaciones relacionadas