Informe

Hepatitis víricas, tipos y tratamiento

28 julio 2017
hepatitis-tipos-tratamiento

28 julio 2017
La hepatitis vírica está considerada como uno de los mayores problemas de la salud pública mundial. Se trata de una infección del hígado que puede estar causada por 6 virus diferentes (A, B, C, D, E y G). Los agentes causantes difieren en características biológicas, inmunológicas, patológicas y epidemiológicas.

Hepatitis C

El virus de la hepatitis C es miembro de la familia de los Flaviviridae. Las variedades más comunes son los genotipos 1, 2 y 3. Se trata de un virus encapsulado que tiene una mayor tasa de prevalencia en las regiones de Asia Central, el sudeste asiático y el norte de África.

Transmisión del virus de la hepatitis C

La transmisión se produce a través de la sangre u otros fluidos corporales contaminados. Por ello, las personas que tienen más riesgo de contraer la hepatitis C son las que comparten agujas y, de forma accidental, los trabajadores sanitarios por pinchazos o heridas con material infectado. También, es posible la transmisión debido a prácticas sexuales sin protección con una persona infectada cuando se produce alguna herida o sangrado durante las mismas.

Es importante tener cuidado con los centros de acupuntura y establecimientos donde se hacen tatuajes, piercing, etc., especialmente cuando se tiene dudas sobre si emplean o no material esterilizado.

De igual modo, es preferible no compartir cuchillas de afeitar o cepillos de dientes donde pueda haber restos de sangre de una persona infectada.

Igualmente, el virus puede pasar de una madre infectada a su hijo durante el parto.

El riesgo de complicaciones es más alto en las personas que se han contagiado por una transfusión de sangre y en aquellos pacientes que presentan además otras infecciones virales (VIH o hepatitis B) u otros problemas de salud que afecten al hígado como, por ejemplo, el alcoholismo. Es más, el 20 % de las personas que presentan daños en el hígado causados por el consumo de alcohol resultan infectadas por el virus, sin que se conozca muy bien el mecanismo por el que sucede.

Identificación del virus de la hepatitis C

Los protocolos actuales para el diagnóstico de la hepatitis C incluyen la detección de anticuerpos contra el virus y el material genético del virus en la sangre. 

Síntomas de la hepatitis C

La infección es asintomática en el 85-90 % de los casos y más frecuente durante la edad adulta (de 30 a 50 años). De hecho, la mayoría de los diagnósticos se producen cuando la hepatitis ya es crónica.

En la mayoría de los casos, la infección aguda suele pasar desapercibida. Cuando aparecen algunos síntomas, éstos lo hacen entre las semanas 2-12 tras el contagio y suelen despistar por su escasa relación hepática: fatiga, náuseas, anorexia, dolor muscular y articular, debilidad y pérdida de peso. Sin embargo, pueden aparecer también los síntomas típicos de la hepatitis (ictericia, orina oscura, heces blanquecinas, etc.).

En España, las estimaciones hablan de unas 900.000 personas que en algún momento han estado infectadas por el virus de la hepatitis C. Asimismo, el 20-30 % de las personas infectadas se curan espontáneamente.

Prevención y tratamiento de la hepatitis C

No existe una vacuna que ayude a tener las defensas preparadas en caso de contagio.

Tratamiento con antivirales

Se recomienda el tratamiento con antivirales, de los cuales existen varias opciones terapéuticas. Las pautas son variables según el genotipo concreto del virus.

Hasta hace pocos años, su administración se reservaba para los casos más graves debido a sus importantes efectos adversos, entre otras razones. Sin embargo, la reciente incorporación a las pautas de tratamiento de moléculas mucho más seguras y con mayor capacidad de eliminar por completo el virus (como el sofosbuvir, el daclatasvir o el simeprevir, entre otras) ha supuesto una revolución en el tratamiento, que de forma progresiva se ha ido ampliando a los pacientes en un estadio más leve.

El principal inconveniente de los nuevos fármacos es su elevado precio, contra el que OCU ha alzado la voz en el pasado.