Informe

Hepatitis víricas, tipos y tratamiento

28 julio 2017
hepatitis-tipos-tratamiento

28 julio 2017
La hepatitis vírica está considerada como uno de los mayores problemas de la salud pública mundial. Se trata de una infección del hígado que puede estar causada por 6 virus diferentes (A, B, C, D, E y G). Los agentes causantes difieren en características biológicas, inmunológicas, patológicas y epidemiológicas.

Hepatitis A

Se trata de la inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A (género Hepatovirus, familia Picornaviridae). Es responsable de numerosas epidemias que son resultado de contactos personales o debido a la ingesta de agua y alimentos contaminados.

Aunque su distribución es universal, esta patología suele estar presente en regiones con condiciones sanitarias deficientes. Representa una de las principales enfermedades en la población pediátrica.

Transmisión del virus de la hepatitis A

Se estima que la hepatitis A es responsable del 20-25 % de los casos clínicos de hepatitis. Principalmente, se transmite por vía oro-fecal. Sin embargo, puede transferirse también por vía parenteral, mediante el uso de jeringuillas compartidas, por contacto sexual y posiblemente por transmisión vertical (de madres a hijos).

Con frecuencia, la infección pasa desapercibida entre los niños más pequeños y esta condición supone que sean una fuente de transmisión para otros. La mayor incidencia tiene lugar en infantes que no han sido vacunados.

Identificación del virus de la hepatitis A

Los anticuerpos de tipo Inmunoglobulina M es el marcador serológico clásico para diagnosticar la infección clínicamente.

Síntomas específicos de la hepatitis A

La hepatitis A suele presentar un inicio abrupto con síntomas como fiebre, dolor de cabeza, vómitos y diarrea, anorexia, fatiga extrema, orina oscura, heces blanquecinas e ictericia.

Prevención y tratamiento de la hepatitis A

La hepatitis A se previene a través del correcto saneamiento del agua, del lavado de alimentos vegetales frescos y de las manos, y a través de la vacunación.

Aunque el calendario común de vacunas no incorpora la inmunización contra la hepatitis A en la mayor parte de España, sí que está incluida en los calendarios de Cataluña, Ceuta y Melilla. En este último caso, por la importante circulación del virus de origen africano.

También, se recomienda la vacunación en algunos casos especiales como, por ejemplo:

  • Personas que vayan a viajar a países en los que exista un elevado riesgo de infección (especialmente en África, América Central, Sudamérica y Asia).
  • Personas que trabajen o hayan acudido a cualquier institución o centro en el que haya tenido lugar un brote de hepatitis A (guarderías, colegios…).
  • Niños que residen en centros de acogida, internados, etc.
  • Niños con enfermedades que aumentan el riesgo de desarrollar hepatitis fulminante, (hepatitis B o C) o que padezcan una patología hepática crónica de cualquier causa.
  • Niños que reciben productos derivados de la sangre porque padecen hemofilia o cualquier otra enfermedad que lo requiera.

La enfermedad no tiene tratamiento específico, aunque en casi todos los casos se cura por completo y sin secuelas


Imprimir Enviar por email