Informe

Revisión ginecológica

04 agosto 2017
revision-ginecologica

04 agosto 2017

La primera revisión ginecológica tiene lugar cuando la mujer comienza a mantener relaciones sexuales. Su objetivo es explorar el aparato reproductor femenino, con el fin de detectar a tiempo alteraciones que puedan derivar en el desarrollo futuro de una enfermedad cancerígena.

La citología en la revisión ginecológica

En España, la revisión ginecológica suele incluir una entrevista, una exploración de ovarios y útero mediante ecografía vaginal y una citología. Además, existe la posibilidad de que el ginecólogo solicite un examen de mamas según la edad de la paciente, las características y los factores de riesgo.

La citología es una prueba consistente en retirar una pequeña muestra celular del cuello del útero o cérvix (parte inferior o final del útero que se comunica con la vagina) mediante un fino cepillo y examinarla al microscopio en busca de alteraciones precancerosas.

Para obtener una muestra celular del cérvix, el ginecólogo usa un instrumento denominado espéculo, que permite mantener abiertas momentáneamente las paredes de la vagina para poder tomar la muestra.

No es una prueba en absoluto dolorosa, aunque puede causar una ligera molestia.

Resultados de la citología ginecológica

La citología busca las posibles señales de una alteración celular. De este modo, localizando de manera temprana las células alteradas se podrá proceder a su eliminación, con el objetivo de evitar el desarrollo de la enfermedad.

El cáncer de cérvix progresa muy lentamente, pueden llegar a pasar unos 10- 15 años desde las primeras alteraciones celulares hasta que haya avanzado a cáncer de cérvix.

Cada cuánto hay que hacerse una citología

En España, se recomienda realizar una primera citología a los 3 años del inicio de las relaciones sexuales, o bien a partir de los 25 años si la mujer es sexualmente activa.

En el caso de mujeres inmunocompetentes (el sistema inmune funciona adecuadamente), se aconseja repetir la citología cada 3 años. Mientras, la recomendación para mujeres inmunocomprometidas (el sistema inmune no trabaja adecuadamente) es de una vez al año.

Si se han seguido las revisiones regulares a lo largo de la vida de la mujer, se sugiere no continuar con las citologías pasados los 65 años.


Imprimir Enviar por email