Actualizado el: 09/07/2020

Ahorro de energía en la cocina y pequeños electrodomésticos

Cuando se trata de ahorrar energía en la cocina, hay algunos hábitos que debemos conocer. ¿Sabías que puedes ahorrar hasta un 70% de energía si utilizas el microondas en lugar del horno, o que usas un 25% menos si cocinas con la tapa puesta? En este artículo les contaremos más sobre esto:

Ahorro de energía en la cocina

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más energía se consume. La razón: el gran número de aparatos pequeños y grandes que usamos. Por lo tanto, cuando se compra una lavadora, un horno, un lavavajillas o una nevera, es muy importante buscar los electrodomésticos con la etiqueta energética de clase ++. Son los más eficientes. Por ejemplo, un horno de clase G consume más del doble de energía que un horno de clase A.

Para ayudarnos a ahorrar en la cocina, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomienda que primero cocinemos con el microondas, luego con la olla a presión y finalmente con el horno. Un hecho: El uso del microondas en lugar del horno ahorra un 60-70% de energía y mucho tiempo.

Con el fin de ahorrar unos euros en la factura cada mes y proteger el medio ambiente, es esencial mantener una serie de hábitos a la hora de cocinar, lavar la ropa o poner las compras en la nevera. Tengan esto en mente.

Consejos para ahorrar energía en la cocina

El refrigeradorEs el electrodoméstico más consumido en toda la casa: representa más del 30% del consumo total. Consume tanto como la lavadora, la televisión y el lavavajillas combinados. Piensa en este hecho antes de dejar la puerta abierta más tiempo del necesario. Recuerda cerrar bien la nevera y no pongas comida muy caliente que haga que la nevera "funcione" cuando se enfríe.

El hornoEvite abrirlas durante la operación. Cada vez que lo haces, pierdes más del 20% de la energía almacenada en él. Si puedes cocinar varios alimentos a la vez, mejor. Y recuerden: apaguen el horno justo antes del final de la cocción para aprovechar el calor residual.

La cocina eléctricaLas placas de inducción son más rápidas y eficientes que otras cerámicas de vidrio convencionales: consumen un 20% menos de electricidad. Si tiene una estufa eléctrica (no de inducción), puede utilizar el calor residual apagándola unos cinco minutos antes de que termine de cocinar.

Los utensilios de cocinaCocinar con las tapas de los contenedores. Ahorras hasta un 25% de energía. Elija ollas y sartenes que tengan las mismas dimensiones que su vitrocerámica. Esto evita que el calor se escape. Utilice también recipientes de fondo grueso, que distribuyen mejor el calor por todo el recipiente. Según el IDAE, si utilizamos una olla abierta con un fondo que distribuye mal el calor, para cocinar 1,5 litros de agua se necesitarían 850 W de potencia, frente a los 150 W que requiere una olla a presión con un fondo grueso.

La lavadoraCuando laves la ropa, asegúrate de usar al máximo la capacidad de tu lavadora. Si no lo llena, use programas con una carga media y temperaturas bajas que no excedan los 40 grados (a menos que tenga ropa muy sucia).

El lavavajillasSiempre es mejor usar el lavavajillas para lavar los platos que lavarlos a mano, porque abrir el grifo de agua caliente para lavarlos es un gran desperdicio de agua y energía. Siempre que use el lavavajillas, hágalo cuando esté lleno y con programas cortos o ecológicos. Si necesita lavar los platos antes de ponerlos en el lavavajillas, use siempre agua fría.

La secadoraEs uno de los aparatos más consumidos en la cocina. La mejor alternativa es colgar la ropa para que se seque al sol o centrifugarla en la lavadora a alta velocidad, lo que requiere menos tiempo de secado. También limitar su uso a situaciones en las que sea realmente necesario.

 

¿Sabes cuánta energía usa tu freidora?

Las freidoras sin aceite son cada vez más populares entre los consumidores puertorriqueños que buscan opciones saludables y sin aceite para añadir este tipo de productos a sus carros de compra.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, muy pocos se han tomado el tiempo de analizar las características del producto y el consumo de energía que requiere.

¿Y sabes cuántos vatios usa tu freidora?

La mayoría de las freidoras del mercado (las versiones clásicas) consumen alrededor de 1425 vatios. Sin embargo, depende del tamaño elegido por el consumidor y de los ajustes de temperatura.

A modo de comparación, un horno convencional consume 1000 a 5000 vatios, mientras que un horno de microondas tiene una potencia de 500 a 1440 vatios, dependiendo del modelo. Una cafetera, por ejemplo, consume 900 vatios y un secador de pelo 800 a 1800 vatios.

Busca la opción correcta si disfruta de uno de los aparatos más populares de nuestro tiempo.

User name

Unirme a la conversación

Comentarios

User name
06/07/2020
Alejandro López

Hola Bronner Thomas! Muchas gracias por la información, son datos y tips muy interesantes para ahorrar energía en casa y especialmente en la cocina. Como has comentado, es muy importante tener electrodomésticos con etiqueta de tipo A+++, los cuales son los electrodomésticos más eficientes. Hace unos meses renové algunos electrodomésticos y entre ellos compré una freidora industrial para mi restaurante, del tipo A+++. Noto mucho en la factura de la luz el ahorro de energía a comparación de la freidora y el frigorífico anterior, así que estoy bastante contento.

Gracias. Un saludo.

User name
06/07/2020
MARIA DEL CARPIO

Yo para ahorrar he hecho instalar en varias partes de mi casa luces leds de una web ***, en fin el punto es que lo hice con la idea de que se vea cool, a la larga me evitado prender las luces principales en muchas áreas, y el recibo ha bajado casi en un 30% en consumo

User name
09/07/2020
Ignacio Emiliano

Gracias Broner me ayudo mucho.