Guía de compra

Cómo elegir Termos Electricos

12 diciembre 2018

12 diciembre 2018

Hoy en día, existen diferentes maneras de calentar el agua de toda la casa. Una de ellas son los termos eléctricos, que mediante una resistencia eléctrica interior calientan el agua y esta se acumula en el depósito hasta el momento de su consumo. Si estás pensando en optar por un termo eléctrico, aquí te contamos en qué debes fijarte a la hora de comprar uno.

¿Cómo eligir el mejor termo eléctrico?

Cada vez son más las personas que se decantan por los termos eléctricos en lugar de los calentadores de gas de toda la vida como manera de obtener agua caliente para sus casas. Sin embargo, y si eres una de estas personas, es importante que escojas el aparato que mejor se adecúe a tus necesidades y a las de aquellos que viven contigo.

Capacidad

A la hora de elegir un termo eléctrico, es muy importante que tenga suficiente capacidad para cubrir las necesidades de todos los que vivís en casa.

Si tenemos en cuenta que el consumo medio de agua caliente en un hogar suele ser de 30 litros en duchas, 5 litros por persona en fregar los platos y otros 5 litros por persona en el uso del baño, te recomendamos que tu termo eléctrico tenga las siguientes capacidades según el número de personas que seáis en casa:

Nº de personas  Litros necesarios 
50 
80 
100 
150 
200 

Resistencia eléctrica

Otro aspecto que debes tener en cuenta es el tipo de resistencia eléctrica. En cuanto a esto, los termos eléctricos pueden llevar de 2 clases diferentes:  

  • Blindada: va sumergida directamente en el agua, por lo que la transmisión de calor es directa y más rápida. La desventaja de las resistencias blindadas es que son más vulnerables al desgaste debido a la cal del agua y, además, para sustituirlas en caso de avería es necesario vaciar la cuba. Los termos eléctricos con este tipo de resistencia suelen recomendarse para zonas con agua blanda.  
  • Envainada: este tipo de resistencia va alojada en un cilindro y, por tanto, no está en contacto directo con el agua. Si bien es cierto que se desgasta menos y es más fácil de cambiar, el agua tarda más en calentarse. Los termos con resistencias eléctricas envainadas son más aconsejables para las áreas con agua dura.

 

Además del tipo de resistencia, deberás elegir también su potencia. Esta característica determinará la velocidad a la que se calentará el agua: a mayor potencia, más rápido.

Etiqueta energética

Desde 2017 los fabricantes de termos eléctricos están obligados a poner etiquetas energéticas a sus aparatos para identificar su clase energética, esta se clasifica por letras y va desde la A+++ (mayor eficiencia) hasta la G (menor eficiencia).  

La etiqueta energética también indica el consumo anual del termo. Sin embargo, este consumo es una estimación de uso que los fabricantes suelen calcular en base a un determinado perfil de carga y esto puede que no coincida con el uso que vayas a hacer del termo. Así que en OCU te recomendamos que utilices este dato para hacer comparaciones entre termos eléctricos y no para saber cuál será tu gasto anual.    

Posición

Los termos eléctricos pueden ser verticales, horizontales o reversibles. Nuestro consejo es que elijas de un tipo u otro en función del espacio que dispongas para este aparato y que compres uno reversible solo si realmente no sabes qué disposición vas a necesitar.