Informe

Qué son los bacteriófagos

11 mayo 2017
bacteriófagos

11 mayo 2017

Aunque de momento no te suenen de mucho, pueden salvarte de una intoxicación alimentaria. ¿Pero para qué sirven? Entre sus múltiples aplicaciones está la de reducir la contaminación en alimentos evitando el problema de resistencia a antibióticos. Te lo contamos todo.

Las enfermedades transmitidas por alimentos son un creciente problema de salud pública, y las bacterias patógenas juegan un papel trascendental. La industria alimentaria ha implementado diversas medidas de control para enfrentar esta situación, utilizando en la última década algunas herramientas biotecnológicas, como es la aplicación de bacteriófagos.

Virus que matan bacterias

Los bacteriófagos, también llamados fagos, son virus que infectan a las bacterias capaces de matar a las responsables de diversas enfermedades. Es por esto por lo que representan una alternativa posible para hacer frente al problema de la resistencia a los antibióticos.

Los bacteriófagos se unen a la bacteria patógena huésped, introducen su material genético, se replican en su interior y la destruyen. De esta manera, a partir de un fago se producen nuevas generaciones de virus listas para actuar sobre el resto de bacterias del mismo tipo, originando una reacción en cadena que elimina al patógeno.

Un spray y adiós bacterias

A día de hoy ya existen productos disponibles en el mercado internacional, pero no en Europa. Y aunque la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no lo ha autorizado sí que ha mostrado estar a favor de un producto de este tipo. El preparado en cuestión, que contiene un único tipo de fago, se aplicaría en el alimento mediante spray o por inmersión y está enfocado a reducir la concentración de Listeria monocytogenes en alimentos listos para consumir.

Ventajas y desventajas

Los bacteriófagos pueden destruir a la bacteria pero en realidad solo ataca a una especie, así que, qué duda cabe que hay que seguir investigando. Sus ventajas son evidentes pero también hay algún otro inconveniente que te desvelamos.

  • Ventajas del uso de fagos.
    • Son muy específicos. Solo atacan a la bacteria diana.
    • Sin efectos secundarios ni reacciones tóxicas conocidas hasta la fecha. No afectan a la microflora intestinal de la persona que consume el alimento.
    • Crecimiento exponencial de los fagos. La muerte de las bacterias conlleva la multiplicación de los fagos.
    • La probabilidad de aparición de resistencias a antibióticos es muy baja.
  • Inconvenientes del uso de los fagos.
    • Se trata de una herramienta para ayudar a reducir la carga de esta bacteria, pero no sustituye al seguimiento de unas buenas prácticas higiene (reduce la concentración de la bacteria, pero no la elimina por completo).
    • Sería necesario tener totalmente caracterizado al bacteriófago para evitar efectos indeseables. Habría que asegurarse de que no tienen genes de toxinas u otros factores nocivos que puedan transferirse a las bacterias y ser reproducidos por estas.
    • Su elevada especificidad hace que solo puedan atacar a una especie de bacteria, incluso en ocasiones a una cepa específica, lo que hace necesario una combinación de bacteriófagos si se quieren atacar distintos patógenos.
    • Hay algunos factores que condicionan a la efectividad del fago, como la textura y acidez del alimento o la temperatura.

Imprimir Enviar por email