Informe

La carne de pollo contiene bacterias

30 agosto 2016
Bacterias pollo

30 agosto 2016

Tras un análisis microbiológico de 42 pechugas de pollo, detectamos que esta carne contiene bacterias patógenas y algunas también resistentes a los antibióticos. Aunque son un peligro para la salud, la buena noticia es que no aparecen en grandes cantidades y que se pueden eliminar cocinando con higiene y pasando bien la carne. 

Así lo analizamos

La carne de pollo es muy versátil, magra y tolerada por pequeños y mayores,  lo que permite tomarla varias veces por semana, tal como hacemos los españoles, que el año pasado tomamos 13,78 kilos cada uno o lo que es lo mismo unos 262 gramos a la semana.

Esta carne también  tiene su parte oscura: las bacterias que suele albergar en su interior y que pueden provocar intoxicaciones alimentarias.

Con el objetivo de detectar problemas de higiene, presencia de antibióticos y de bacterias resistentes a los antibióticos, hemos realizado análisis microbiológicos en distintas muestras de carne de pollo. De las 42 pechugas analizadas, hay 30 que son de carne blanca. Las otras 12 son de carne más amarilla, lo que se entiende como de pollo de corral. Pero en realidad son:

  • 4 envasados de corral que indica gallinero con salida al aire libre
  • 1 que indica crianza mínima de 56 días y una determinada cantidad de cereales.
  • 1 ecológico, con acceso al aire libre un tercio de su vida, criado con alimentos ecológicos.
  • 6 comprados a granel. Son de carne amarilla y se anuncian como camperos, pero no podemos saber con seguridad el tipo de pollo que es