Noticia

Nuevas medidas energéticas: un gran avance que aún se queda corto

08 octubre 2018
niño

08 octubre 2018

El Gobierno acaba de publicar un Real Decreto que recoge un variado paquete de medidas en materia de energía: desde el bono social al autoconsumo, se abordan temas muy distintos, que tienen en común ayudar al consumidor a rebajar su cada vez más abultada factura. ¿Bastará? Desde OCU valoramos positivamente muchas ellas, pero quedan cosas pendientes.

¿En qué consisten las novedades del Real Decreto?

Un bono social eléctrico mejor y para más  beneficiarios

  • Los hogares monoparentales con menores y los que tengan dependientes grado 2 y 3 pasan a estar incluidos entre los hogares con circunstancias especiales e incrementan sus límites de ingresos en 0.5 veces el IPREM, con lo que es más fácil que sean considerados hogar vulnerable o vulnerable severo.
  • Muchos hogares con pensiones mínimas que fueron rechazados por tener algún pequeño ingreso van a salir beneficiados pues se les permite contar con hasta 500 euros procedentes de otros ingresos, pero deberán solicitarlo nuevamente.
  • No se podrá cortar el suministro a los hogares que tengan menores de 16 años, discapacitados con al menos el 33% o dependientes grados 2 y 3.
  • Se incrementan en un 15% los límites de kWh anuales que pueden beneficiarse del Bono Social, y además si un mes no se supera ese límite, los kWh se acumulan para el siguiente.
  • Se establecen más sanciones a las comercializadores que pongan barreras al bono social.
  • Los beneficiarios del antiguo bono social lo pierden desde el 8 de octubre, pero si tienen derecho al nuevo bono social y lo solicitan antes del 31 de diciembre se lo aplicarán de forma reotroactiva.

Se establece el Bono Social Térmico (BST)

Es una de las grandes novedades de la norma, que recoge una de las clásicas peticiones de OCU. Se aprueba un Bono Social Térmico, por un importe de entre 25 y 130 euros según la zona climáticas de residencia y el grado de vulnerabilidad del hogar. El importe será entregado mediante transferencia durante el primer trimestre de cada año a la cuenta en la que se facture el suministro eléctrico. Todos los hogares que sean beneficiarios del Bono Social eléctrico a 31 de diciembre contarán para el año siguiente con el Bono Social Térmico sin necesidad de hacer ninguna petición.              

Se elimina el Impuesto al sol

Se reducen las barreras al autoconsumo al eliminar de forma definitiva el Impuesto al sol. Además se simplifican los trámites para las instalaciones y se facilita el autoconsumo colectivo.

Más protección al consumidor

Algunas de las medidas adicionales incorporadas en la nueva norma dan respuesta a reivindicaciones de OCU, y suponen un claro avance hacia una mayor protección de los consumidores en materia energética:

  • Se acaba con el puerta a puerta: las comercializadoras de gas y electricidad tendrán prohibida la actividad comercial puerta a puerta mientras no haya un cita previa solicitada por el consumidor.
  • El consumidor podrá ajustar la potencia en múltiplos de 0.1 KW. Esta medida es especialmente importante para los hogares con instalaciones trifásicas que tenían muchas limitaciones al elegir su potencia contratada. 
  • Se facilita que el consumidor pueda ajustar la potencia, porque se limita la solicitud de nuevo Boletín en las viviendas con más de 20 años a los casos en que se vaya a incrementar la potencia contratada.

... Y también más información

Los clientes con la tarifa PVPC (incluidos los beneficiarios del Bono Social) recibirán información de lo que hubieran pagado con la tarifa con Discriminación Horaria y Supervalle, con lo que podrán comprobar el ahorro que pueden obtener activando la tarifa DH sin necesidad de cambiar de hábitos.

Quedan cosas pendientes

El recién aprobado Real Decreto tiene la intención de paliar la escalada de precios que la electricidad y facilitar la transición energética, pero en la práctica, las únicas medidas reales planteadas son beneficios fiscales a las empresas generadores de electricidad, con la esperanza de que esas rebajas fiscales se trasladen al mercado mayorista. 

Es indudable la mejora que supone para los consumidores la creación del bono térmico o la eliminación de barreras al autoconsumo, y también valoramos positivamente las medidas destinadas a incrementar la información al consumidor, que más informado estará mucho más protegido, pero queda mucho para que el precio justo de la electricidad sea una realidad.

  • Hay que garantizar que la información gestionada por el contador (picos de potencia, consumos por horas…) llegue de forma sencilla a todos los hogares, incluidos los del mercado libre. Esto implica incluir nuevas responsabilidades a las distribuidoras.
  • Está muy bien que las comercializadoras puedan acceder a datos de potencia y consumo del cliente para asesorarle… pero el primero que tiene que disponer de esa información es el propio consumidor.

  • Es preciso exprimir las posibilidades que ofrece el nuevo contador digital ajustar aún mejor la potencia (y, en consecuencia, también la factura).
  • Hay que incluir en la auditoria al sistema eléctrico la revisión del sistema marginalista con el que se fija el precio en el mercado mayorista. 
  • Se debe completar la Ley del Sector Eléctrico con normas que regulen las relaciones entre consumidores, comercializadoras y distribuidores.

Imprimir Enviar por email