Noticia

Medidas para rebajar el precio de la luz: las propuestas de OCU

20 septiembre 2018
torre

20 septiembre 2018

El precio de la luz se dispara, marcando récord cada semana y urge tomar medidas para atajar el problema. Desde el Gobierno se ha analizado  la situación y se barajan soluciones. De momento, proponen suspender el Impuesto a la Generación.  Pero esto no resuelve el problema, por lo que desde OCU proponemos un paquete de medidas concretas. 

El mercado mayorista de electricidad acumula seis meses de continuas subidas. Un hogar medio acumula durante 2018 una factura de 598 euros, 16 euros más que en el mismo periodo del pasado año… ¡y 80 euros más que la factura de ese mismo periodo en 2016!

Las subidas afectan directamente a los hogares con la tarifa PVPC y a los beneficiarios del bono social, e indirectamente al resto de consumidores, en el mercado libre, cuyas revisiones de tarifa también lo aumenta. Es urgente actuar para que la creciente factura de la luz deje de ser una pesadilla en muchos hogares.

Identificar el problema, primer paso

El Ministerio de Transición Ecológica ha dado un paso adelante, identificando como un problema el sistema de fijación de precio del mercado mayorista y viendo la necesidad de hacer una revisión profunda del sistema eléctrico. Desde OCU, valoramos positivamente el análisis realizado por el Ministerio, que coincide con una demanda de la organización desde hace tiempo.

Pero vamos más allá, porque no basta con señalar el problema, hay que buscar la forma de solucionarlo, y las medidas planteadas suscitan dudas. De hecho, la única medida concreta que ha planteado la ministra, la eliminación del Impuesto a la Generación, no nos parece la más acertada, pues solo beneficia a la industria y en la práctica no supondrá una rebaja automática en el precio de la energía para los consumidores.

Pedimos que se concreten las acciones, y proponemos medidas que permitan a los consumidores tener una factura más transparente y más justa.

Las propuestas de OCU

Es necesario abordar una revisión completa del sistema energético y trabajar para que los consumidores cuenten con unas tarifas transparentes, justas y accesibles. Desde OCU llevamos años planteando esta necesidad y proponiendo medidas prácticas, que se podrían resumir en estas:

  • Revisar el sistema de precios mayorista. Este sistema debe incorporar nuevos ajustes que remuneren de forma justa a las tecnologías más caras e infrautilizadas, pero sin que eso suponga que las tecnologías con costes más reducidos como la nuclear o la hidráulica se beneficien de esos elevados precios. Además, hay que establecer una estricta supervisión y penalizar las manipulaciones del mercado.
  • Revisar y redistribuir los peajes de acceso, de manera que no sean los pequeños consumidores los que subvencionen esos costes a los grandes fabricantes.
  • Rebajar el IVA. La luz es un producto de primera necesidad y el tipo impositivo del 21% debería revisarse a la baja, aplicando tipos impositivos reducidos como ya hacen otros países europeos.
  • Eliminar el Impuesto de la Electricidad: antes de abordar el Impuesto a la Generación, OCU considera imprescindible que se elimine el Impuesto de Electricidad. Este impuesto supone encarecer la factura eléctrica en un 5.11% y supone una recaudación de aproximadamente 1.500 millones.
  • Impulsar el Bono Social. Apenas un 28% de los 2,5 millones de hogares que potencialmente podrían disfrutar de la tarifa del bono social lo han solicitado. Una tramitación compleja no facilita las cosas: debería poder aplicarse automáticamente (como en otros países del entorno) y ampliarse también al suministro del gas.
  • Apostar por la transparencia en las tarifas. El complicado mercado energético por el consumidor y la confusión interesada provocada por las comercializadoras de energía hace que muchos clientes estén en el mercado libre con tarifas muy elevadas. OCU exige transparencia sobre las tarifas que las comercializadores aplican en las revisiones de contrato a sus clientes, que son totalmente opacas para la administración y en la práctica, también para los clientes.
  • Eliminar barreras al autoconsumo.

Imprimir Enviar por email