Noticia

Auditar el sistema eléctrico: imprescindible

25 mayo 2017
torre

25 mayo 2017
La auditoría del sistema eléctrico es una prioridad para OCU: el consumidor recibe en casa su factura y no tiene claro lo que le están cobrando... ni por qué. ¿Qué son esos conceptos? ¿A qué responden? ¿Están justificados? Queremos conseguir una factura que realmente refleje lo que consumimos.

Una de las prioridades para los consumidores, según vimos en Quiero pagar Menos Luz, es la necesidad de una auditoría integral del sistema eléctrico, la revisión de su estructura impositiva, de los cargos y costes que paga el consumidor. Esta es una asignatura pendiente que queremos resolver.

¿Entiendes qué es lo que pagas?

Potencia, Consumo, Impuesto de la electricidad, Contador e IVA. Estos son los 5 conceptos básicos en los que se desglosa la factura eléctrica, pero detrás de ellos hay muchos otros conceptos que influyen el precio que finalmente pagamos.

La imagen muestra el desglose de una factura anual de electricidad de un hogar medio, con PVPC, consumo de 3.500 kWh y 4,6 kW de potencia contratada.

graf

Peajes. Son los costes que establece el Ministerio para cubrir conceptos ligados al servicio eléctrico. Se distribuyen de forma poco transparente entre los diferentes tipos de consumidores (hogares, industrias…), y forman parte tanto del término potencia como del consumo (kWh consumido).

  • Unos son necesarios, como los ligados al transporte y la distribución de la electricidad.
  • Otros responden a compromisos adquiridos con las energías renovables y cogeneración (RECORE).
  • Otros son motivados por errores en las previsiones del gasto eléctrico (Déficit de tarifa).
  • Otros peajes compensan el mayor coste de producción de la energía fuera de la península.
  • Por último, las Cuotas incluso sirven para pagar los costes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Energía. Es uno de las conceptos que se incluyen en el kWh consumido. En los hogares con PVPC este coste lo fija directamente el mercado mayorista. En el mercado libre el coste es lo que se acuerde con la comercializadora.

Otros costes. Forman parte del precio del kWh otros costes asociados a la energía: los pagos por capacidad, una compensación que reciben ciertos productores eléctricos por ofrecer la capacidad de cubrir los picos de máxima demanda y que se facturan al doble del coste real, o el coste del servicio de interrumpibilidad, con el que se remunera a algunos grandes consumidores (fundiciones y cementeras) para que se desconecten en caso de sobrecarga o exceso de demanda.

Margen comercializador. Es el margen de beneficio puro de la comercializadora. Unas veces se incluye en el apartado de la potencia, otras en la del consumo; y a veces en ambas. Su importe solo se especifica en las facturas PVPC (las del mercado regulado reguladas). 

Impuesto de la electricidad. Este impuesto se estableció en 1997 para sufragar las ayudas al sector minero, que se fueron reduciendo desde entonces y se terminarán de pagar en 2018. 

Alquiler de contador. Su coste ha aumentado con la introducción del contador digital: de 0,54 euros al mes, a 0,81 euros. 

IVA. Es el 21%, uno de los más elevados de Europa

Pedimos que...

  • Se fije una metodología transparente para asignar la contribución que los diferentes grupos de consumidores hacen para cubrir los costes del sistema. El Ministerio oculta una metodología que provoca según OCU que los pequeños consumidores asuman históricamente el 75% de esos costes, pese a su bajo consumo,es necesaria una asignación más justa que pasaría por reducir ese porcentaje
  • Se revisen los conceptos y cuantía de los costes del sistema eléctrico, generación extrapeninsular y el RECORE deberían ser trasladados total o parcialmente a los Presupuestos Generales del Estado. Es preciso revisar el coste real de los pagos por capacidad (ahora se recauda el doble de lo necesario) y el modelo de subasta que fija el coste del Servicio de interrumpibilidad. El actual exceso de capacidad de nuestro sistema eléctrico ha hecho innecesario recurrir a este servicio en los últimos años, por lo que no se justifica la demanda de energía solicitada por el Ministerio para cubrir este servicio.
  • Se explique por qué los grandes consumidores industriales, entre otros colectivos, están exentos total o parcialmente de pagar el impuesto de la electricidad y en cambio los consumidores deben pagarlo todo.
  • Se revise el IVA: la luz es un producto de primera necesidad, y el IVA debería revisarse a la baja, al menos en el bono social.
  • Se implanten todas las posibilidades de los nuevos contadores (conocer los consumos en horario punta y valle o los picos de potencia mensuales), para que el consumidor pueda beneficiarse de las ventajas del contador que paga.

¿Nos ayudas a conseguirlo?

Movilízate con OCU


Imprimir Enviar por email