Noticia

OCU pide mejoras al bono social

bono social

Una tarifa realmente social, capaz de paliar la pobreza energética que afecta al 16% de los hogares españoles es una prioridad para OCU. Estas son algunas medidas que debería incorporar  la nueva normativa del bono social.

El recientemente conocido borrador del bono social es una mejora respecto a la situación anterior, pero no basta.

Desde OCU hemos presentado alegaciones a ese borrador, pues a nuestro juicio:

  • Es preciso simplificar las categorías de beneficiarios eliminando la actual referencia a la “unidad familiar” como requisito básico  (esto dejaría sin derecho a bono social a todas las personas que viven solas independientemente de su situación económica), además de plantear como referencia la renta per cápita de todos los integrantes del hogar.
  • Deben simplificarse los trámites, para que sea posible identificar de forma automática a los beneficiarios del Bono Social y además evitando el trámite de la renovación anual. 
  • Hay que eliminar, o al menos revisar de manera crítica, los límites de consumo impuestos para los beneficiarios del bono social, pues el beneficio que supone se va a ver diluido por los rígidos límites del consumo mensual. Excepto para los hogares en riesgo de exclusión social, cuya factura será gratuita, en el resto de hogares la factura a pagar es lo suficiente importante pese al descuento, como para no dar pie al derroche. Los límites van a perjudicar especialmente a hogares sin gas natural, con calefacción eléctrica y con varios miembros. 
  • El beneficio para el colectivo en riesgo de exclusión social puede quedar en nada si no hay un compromiso por parte de la Administración para identificar a estos colectivos. La falta de voluntad política o de presupuesto puede provocar grandes diferencias en la protección de los hogares en situación más crítica.  

Imprimir Enviar por email