Noticia

El bono social, ya en vigor

07 octubre 2018
lz

07 octubre 2018

Ya ha entrado en vigor el Reglamento del bono social, que incorpora varias mejoras para combatir con más garantías la pobreza energética. Es un paso adelante en la necesaria reforma, pero ¿será suficiente? Te contamos qué debes hacer para aprovechar este nuevo bono social.

El nuevo bono social ya es una realidad. ¿Cuáles son las novedades del nuevo bono social? ¿Sabes qué cambios implica y cómo te afectan? ¿Tienes claro qué hacer?

El bono social consiste en un apoyo económico para afrontar la factura de la luz en forma de descuento. Es por lo tanto aplicable sólo al domicilio habitual, con potencia contratada inferior a 10 kW y sólo es compatible con la tarifa regulada PVPC, por lo que la solicitud hay que tramitarla a cualquier de las comercializadoras de referencia que ofrecen esta tarifa. 

¿En qué consiste el bono social?

Se han creado tres categorías de bono social, cada uno con sus propios requisitos de acceso y beneficios:

  • Consumidor vulnerable. Estos hogares se benefician de un descuento en la factura del 25% del término fijo y en el caso de la energía consumida ese 25% de descuento tiene unos límites anuales detallados más adelante.
  • Consumidor vulnerable severo. Los requisitos de acceso son más restrictivos, pero a cambio los descuentos aplicados se elevan al 40% con las mismas limitaciones en cuanto al consumo de energía bonificado.
  • Consumidor vulnerable severos en riesgo de exclusión social. Son hogares en los que los servicios sociales locales o autonómicos intervienen ante la situación excepcional del hogar. Estos hogares tienen la factura de luz gratuita aunque es la administración responsable quien lo solicite aceptando asumir el 50% de esta factura.

Ventajas adicionales del bono social

El bono social tiene otras ventajas adicionales como una mayor protección en caso de impago ya sea retrasando de 2 a 4 meses el tiempo en activar los procesos de corte de suministro o incluso impedir su corte en aquellos consumidores declarados esenciales:

  • Los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social
  • Hogares cuya unidad familiar cuente con menores de 16 años o algún miembro con situación de dependencia grado II o III o con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

Sin embargo, la principal novedad es que los beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre de cada año, recibirán en el primer trimestre del siguiente año el bono social térmico que consistirá en una transferencia aún por determinar en función de la zona climática de la vivienda.

El bono social, para los hogares con menos ingresos

La renta anual es el principal criterio (hay otros) para acceder al bono social y encuadrarse en una u otro categoría. Se tiene en cuenta la renta anual de la última declaración de la renta presentada del solicitante o de todos los miembros que formen parte de la unidad familiar fiscal. Los hijos mayores de edad u otros familiares, amigos…que convivían en el domicilio habitual no forman parte de esa unidad familiar fiscal y por lo tanto sus rentas no deben considerarse. 

A la hora de fijar los límites económicos se tienen en cuenta el : el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) de 14 pagas, situado 2018 en 7519,59 €. Dependiendo de las características de la unidad familiar serán considerados consumidor vulnerable:

  • Sin menores: 11279,39 € (1.5 veces IPREM)
  • Un menor en la unidad familiar: 15039,19 € (2 veces IPREM)
  • Dos menores en la unidad familiar: 18798,98 €  (2.5 veces IPREM)

Esos límites se incrementan en 0.5 veces el IPREM (3759,80 euro más) cuando el titular o algún miembro de la unidad familiar:

  • Tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • Es víctima de violencia de género o víctima de terrorismo.
  • Forma parte de una familia monoparental.
  • Se encuentra en situación de dependencia reconocida de grado II o III.

También familias numerosas y pensiones mínimas

Cuando el consumidor disponga de un título de familia numerosa en vigor será considerado consumidor vulnerable y por lo tanto podrá solicitar el bono social sin ningún requisito de renta.

Por último, si el titular o si existe, todos los miembros de la unidad familiar que tengan ingresos, son pensionistas del Sistema de la Seguridad Social, por jubilación o incapacidad permanente, percibiendo la cuantía mínima vigente de su tipología de pensión.

Pero cuidado con los ingresos extras: no pueden superar los 500 euros al año. Durante los primeros meses de vida de este nuevo bono social no se permitía ningún tipo de ingreso, por lo que muchas solicitudes fueron rechazadas con la existencia de unos céntimos de intereses bancarios. Si consideras que tu pensión te da derecho al bono social no dudes en solicitarla de nuevo.

Requisitos para ser considerado vulnerable severo

La identificación como consumidor vulnerable severo y por lo tanto contar con el descuento del 40% se realizará automáticamente si al revisar la situación económica, se detecta que los ingresos no superan el 50% del límite establecido para cada una de las categorías anteriores.

Tan sólo las familias numerosas que no necesitan justificar sus ingresos para acceder al bono social, deberán facilitar esta información (o autorizar el acceso) si quieren que evalúen si cualifican para ser considerado consumidor vulnerable severo.

Descuentos para no todo el consumo

Uno de los aspectos más negativos del actual bono social es presuponer que los hogares con dificultades económicas derrocharán energía por contar con una bonificación del 25 o del 40 %. El resultado es el establecimiento de un límite de kWh consumidos mensuales que se pueden beneficiar del descuento correspondiente.

La reciente revisión del bono social ha suavizado estas restricciones al incrementar los límites en un 15% (todavía insuficiente) y al menos los kWh no bonificados durante un mes por bajo consumo, se acumulan en los 12 meses siguientes meses.

Categorías Límite máximo anual (kWh)   Límite máximo mensual (kWh)

 Unidad familiar sin menores/pareja de hecho/demandante individual

 1380  115
 Unidad familiar con un menor  1932  161
 Unidad familiarcon dos menores  2346  195,5
 Unidad familiar familias numerosas  4140  345
 Unidad familiar/pareja de hecho/demandante individual/pensionistas (cuantía mínima)  1932  161

Cada dos años toca renovarlo 

Las ventajas del bono social no son permanentes. Es preciso renovarlo cada dos años, presentando una nueva solicitud ante la comercializadora. Tan solo las familias numerosas podrán disfrutarlo sin necesidad de renovarlo mientras gocen de esa consideración.

Para OCU, renovar el derecho al bono social es un engorroso trámite adicional, que dejará fuera del sistema a algunos consumidores, especialmente a los hogares formados por personas mayores, para quienes es a veces complicado hacer un trámite, sobre todo teniendo en cuenta el reducido número de oficinas de atención al cliente para hacer esta solicitud de forma presencial.

¿Qué debo hacer?

El bono social puedes pedirlo en cualquier momento si crees que tu situación lo justifica. No hay ninguna tarifa que mejore el ahorro que obtendrás con el bono social por lo que empieza las tramitaciones cuanto antes.

Para ello es necesario ser cliente de una comercializadora de referencia (PVPC) o solicitarlo en el mismo trámite y solo podrás hacerlo para tu domicilio habitual. Ten en cuenta que no podrá haber ninguna penalización por romper el contrato vigente para activar el bono social, y que si necesitas cambiar de titular, la distribuidora no puede exigirte la revisión de tu instalación eléctrica aunque el Boletín de Instalación de la vivienda tenga más de 20 años.

Cómo solicitar el bono social


Imprimir Enviar por email