Consejos

Cuatro trucos para rebajar la factura eléctrica

22 marzo 2022
Ahorrar energía

Con los precios de la energía en máximos históricos y el panorama internacional complicado, el precio de los suministros supone una carga cada vez más pesada en el presupuesto familiar. Apunta estos consejos prácticos para mantener a raya tu factura eléctrica con soluciones como ajustar la potencia, comparar las diferentes tarifas o evitar el consumo en stand-by. Lo agradecerá tu bolsillo (puedes ahorrar fácilmente más de 44 euros al mes) y también el planeta.

La factura media ha subido 90 euros en un año

La imparable subida de la electricidad se traduciría en una factura media de 152 euros en marzo, 90 euros más de lo que se pagaba hace apenas un año. Estos precios son insostenibles: OCU ha puesto en marcha una campaña solicitando medidas inmediatas para bajar los precios de la energía. Apóyanos con tu firma

Movilízate para acabar con los impuestos energéticos

Y además de paticipar en esta campaña, también puedes ir actuando por tu cuenta para rebajar tus recibos de la electricidad. Presta atención a estos consejos básicos de ahorro que te ofrece OCU

1. Revisa regularmente tu tarifa

Es importante que revises regularmente tu factura y la tarifa que tienes contratada y prestes mucha atención a las revisiones de precio que te comunique tu compañía cuando llega el momento de renovar el contrato. Equivocarse de  tarifa nunca ha sido tan caro como en la actualidad. Por eso, te recomendamos que consultes el comparador de tarifas de OCU que te ayudará a saber si tienes un buen precio y, si tu compañía te hace una oferta o te informa de los nuevos precios, inclúyelos en el comparador para descubrir si son buenos o hay opciones mejores:

Consulta el comparador de tarifas de electricidad y gas

Para un hogar con 4,6 kW de potencia contratada y un consumo anual de 3.500 kW, la diferencia de precio entre las tarifas de distintas compañías supera los 1.000 euros al año. Y algo similar ocurre con el suministro de gas también. 

El bono social, con importantes descuentos para consumidores vulnerables, es siempre una buena alternativa, aunque los elevadísimos precios del PVPC y los límites en los kWh que se benefician del descuento han hecho que algunos hogares lo abandonen, al menos, temporalmente. Si quieres conocer cuáles son los requisitos para tener derecho al bono social, consulta cómo solicitar el bono social

2. Ajusta la potencia eléctrica para ahorrar energia

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada kW de potencia supone casi 40 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

Ahora es más fácil que nunca ajustar la potencia. La nueva factura de electricidad incluye información los picos máximos de potencia en los últimos doce meses, tanto en horario punta como en horario valle. Si ese pico está por debajo de la potencia que tienes contratada, pide que te la bajen en el horario punta. Pero cuidado, no la cambies para el horario valle, porque apenas lo notarás en la factura. En cambio, si la mantienes para el valle, podrás volver a subirla en horario punta casi sin costes y sin muchos papeleos si necesitas hacerlo en el futuro.Si quieres ajustar mucho tu potencia, te conviene registrarte en la web de la distribuidora o en la de Datadis. Puedes ahorrar más de 3 euros al mes por cada kW de potencia reducido.

Ajustar la potencia eléctrica para  ahorrar energia

3. Adapta tus hábitos de consumo

Con algunos pequeños cambios en tus hábitos, puedes ir sumando ahorros.

  • Si tienes una tarifa con tres tramos horarios, es muy recomendable tratar de reducir el consumo eléctrico en el horario punta (laborables de 8 a 14 horas y de 18 a 22 horas), ya que el precio se incrementa en unos 12 céntimos respecto al del horario valle, el más barato. Para facilitar estos cambios, puede ser de ayuda programar el inicio diferido de tus electrodomésticos.
  • También es aconsejable desenchufar los aparatos que no se utilizan, que implican otro sobrecoste de alrededor de 4 euros al mes. Apagar todo lo que se queda en stand-by (teles, ordenadores, equipos de música...) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Si quieres conocer cuánto gastan los aparatos que tienes en casa, puedes usar esta calculadora de consumo en stand-by.
  • Priorizar los programas Eco en la lavadora y el lavavajillas, que reducen un 40% el consumo eléctrico. Y si va a renovar algún electrodoméstico, buscar modelos eficientes, con etiqueta energética A o B. Y debes usarlos con cabeza: no usar la lavadora o el lavavajillas a más de 40 ºC representa un 40% de ahorro de energía, instalar el frigorífico lejos de fuentes de calor y regularlo a la temperatura correcta supone un ahorro en el consumo de tu frigo.

Más información para utilizar los electrodomésticos de forma eficiente en:

Electrodomésticos: Gestos que ahorran energía

4. Pásate al autoconsumo 

La energía fotovoltaica es una alternativa muy interesante en viviendas unifamiliares donde vivan al menos tres o cuatro personas. La inversión inicial es elevada, aunque OCU tiene en marcha una compra colectiva de paneles fotovoltaicos para conseguirla con descuentos. Además, existen distintos tipos de ayudas públicas que permiten amortizar el coste de la compra y la instalación en menos de diez años. Si se mantienen los precios actuales de la electricidad, se podría acortar incluso ese plazo de amortización.

Pagar menos calefacción también te ayuda a ahorrar

Es posible que en tu casa, además del recibo de la electricidad, estés pagando por otras energías para calentarte. Hay algunos trucos también para ahorrar en calefacción tanto si es eléctrica como si es de gas o de otros combustibles. Aquí tienes algunos trucos para reducir tu gasto en calefacción:

  • Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Para un piso de 90 metros cuadrados, esto se traduce en unos 6 euros más al mes por cada grado de temperatura que subes.
  • Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarte hasta un 15% al año.
  • Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen y dificulten la difusión del aire caliente.
  • Los radiadores tienen que purgarse al comienzo de la temporada, en otoño, para que no tengan aire dentro porque reduce la transmisión de calor desde el agua al aire exterior.

No es difícil : toma nota de...

Cómo ahorrar calefacción