Informe

10 medidas de OCU para pagar menos luz

Sumamos la energía de todos para cambiar las cosas. Es mucho lo que se ha avanzado para conseguir un mercado energético más justo y competitivo, y lo hemos hecho entre todos, gracias a tu energía y tu apoyo. Pero queda mucho por hacer. En OCU nos ponemos manos a la obra: estas son nuestras 10 medidas prioritarias para que pagar menos luz sea una realidad.

20 marzo 2019

1. No a las manipulaciones del mercado. Pedimos un mayor control y un régimen sancionador más eficaz que en la práctica consiga acabar con las alteraciones artificiales del precio de la electricidad que tanto perjudican a los consumidores.

2. Revisión de sistema de precios mayorista. Es preciso revisar el sistema de fijación de precios marginal para evitar los beneficios extraordinarios de unas tecnologías de producción frente a otras, y conseguir un precio justo y equilibrado.

3. Revisión y redistribución de las tarifas de acceso. Los peajes y otros cargos de las tarifas de acceso deben ser revisados e incluso eliminados del sistema eléctrico. Ciertos conceptos deberían incluirse en los Presupuestos Generales del Estado. El sistema con el que se distribuyen peajes y cargos debe ser transparente, a día de hoy, los pequeños consumidores asumen el 75% de las tarifas de acceso, en un sistema que favorece a las grandes empresas.

4. Revisión del IVA de la electricidad. La electricidad es un producto de primera necesidad y el tipo impositivo del 21% debería revisarse a la baja, aplicando tipos reducidos como ya hacen otros países europeos.

5. Eliminación del Impuesto de la Electricidad.  Este impuesto nació con una finalidad concreta que ya ha desaparecido, pero sigue vigente y eleva la factura eléctrica en un 5,11%. Debe eliminarse el Impuesto de Electricidad.

6. Impulso al Bono Social. Es urgente simplificar el proceso con fórmulas de aplicación automática, como ya sucede en otros países. Así todas las familias que lo necesitan podrán acceder a él de manera rápida.

7. Apuesta por la eficiencia energética. Hay que  aprovechar las oportunidades que ofrecen los equipos de medida, el autoconsumo, los agregadores de demanda, los sistemas de almacenamiento distribuido, los de fuentes renovables, facilitando que se trasladen al consumidor para mejorar su ahorro y eficiencia energética.

8. Mejora de la transparencia sobre las tarifas que las comercializadores aplican en las revisiones de contrato a sus clientes: el desconocimiento del mercado energético y la confusión interesada provocada por las comercializadoras de energía hace que muchos clientes estén en el mercado libre con tarifas muy elevadas.

9. Fomento a la competencia. Es preciso adoptar medidas efectivas de impulso a la competencia en un sector en el que los grandes grupos energéticos siguen conservando una posición de dominio en sus áreas de distribución.

10. Nuevas relaciones. Pedimos la redefinición de las relaciones consumidor-distribuidora-comercializadora incluyendo a futuros agentes del mercado energético.

Nuestro objetivo es proteger los derechos e intereses de los consumidores, garantizando el mejor servicio a un precio justo en un mercado competitivo.