Noticia

OCU pide que se retiren dos supuestos complementos alimenticios por contener Viagra

01 octubre 2015
retirada pastis

01 octubre 2015

Sus nombres comerciales son AUMVA y FORTEXX y, aunque se venden como complementos alimenticios y en su etiquetado se incide en su composición "natural", contienen sildenafilo, el principio activo de la popular Viagra, cuya ingesta puede suponer un riesgo para determinadas personas.

OCU ha solicitado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) la retirada cautelar de dos productos que se venden como complementos alimenticios por haberse detectado en su composición sildenafilo, el principio activo de la popular Viagra, que se utiliza para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Los nombres comerciales de estos productos ilegales son AUMVA y FORTEXX, y la presencia en ellos de esta sustancia es totalmente ilegal y puede suponer un riesgo para la salud a determinados consumidores. El sildenafilo está expresamente contraindicado en personas hipertensas, con antecedentes de ictus, insuficiencia hepática grave o problemas cardíacos.

Estos complementos se venden sin receta bajo el reclamo de ser “productos naturales”, a pesar de que  AUMVA contiene una cantidad de sildenafilo similar a la presentación de Viagra 25. Es decir contiene una dosis de este fármaco cercana a los 25 mg. En el caso del otro suplemento, llamado FORTEXX la cantidad detectada es mucho menor, tratándose únicamente de trazas.

Ambos se venden en Internet, y en el caso de AUMVA también en algunos herbolarios, como complementos alimenticios, y en realidad no lo son. En su etiquetado se insiste en que son productos naturales e inocuos pero no se cita aspecto alguno sobre su composición exacta, aunque se ofrecen pautas similares a las de los medicamentos que se usan para paliar la disfunción eréctil. O sea, en sus alegaciones se atribuyen a estos productos propiedades que sólo podría tener un medicamento y nunca un suplemento alimenticio.

En el caso de AUMVA, el producto menciona en su publicidad que cuenta con un registro sanitario concedido por la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimenticia (AECOSAN), lo que parece aportarle una apariencia de legalidad.

OCU lamenta el descontrol existente con este tipo de productos y pide mayor control por parte de las autoridades sanitaria, pues estos artículos abundan en Internet. De tal manera que el consumidor pueda disponer de una garantía real de lo que pretende consumir y que figure claramente en el etiquetado lo que realmente contiene el producto.

Además, hemos pedido a la AEMPS que analice con detalle la composición de otros seis productos de características similares en su presentación y publicidad.

Existen más de 40 derivados del sildenafilo que pueden ser utilizados para adulterar complementos alimenticios y que son difíciles de detectar en los controles rutinarios.

Recomendamos a los consumidores que recelen de los ‘complementos alimenticios’ que en su publicidad mencionen beneficios sobre la sexualidad, especialmente si inciden en unas pautas de consumo similares a las de la Viagra.


Imprimir Enviar por email