Informe

Suplementos y medicamentos ilegales en el deporte

13 febrero 2014

13 febrero 2014

Tomar suplementos deportivos es una práctica habitual entre culturistas y asiduos a gimnasios. Pero no son necesarios y algunos han sido retirados por incluir sustancias ilegales que pueden ser muy perjudiciales. Conoce su composición y posibles efectos y juzga por ti mismo.

No son necesarios

Tomar suplementos alimenticios es algo habitual para los culturistas y para miles de personas que practican algún deporte. Muchos los toman con la esperanza de alcanzar beneficios para la salud, desde perder peso hasta ganar músculo.

No es fácil supervisar este mercado, que ofrece suplementos que se dispensan como quemagrasas, adelgazantes o proteína en polvo, entre otras sustancias, y que se ofertan como panacea para aumentar el rendimiento o la masa muscular. Y lo es más si tenemos en cuenta que, aunque se venden en tiendas físicas a pie de calle, su compra en Internet está muy extendida, y en la Red resultan más difíciles aún de controlar.

En los últimos años, la compra de este tipo de suplementos por parte de particulares se ha popularizado extraordinariamente, sobre todo entre los asistentes a gimnasios o entre quienes hacen deporte y que quieren ver mejorado su rendimiento rápidamente.

Cuidado con los productos ilegales

Muchos de los suplementos dietéticos aunque son innecesarios son completamente legales como complementos de la dieta. Pero existen otros, con acción farmacológica, que se venden en canales al margen de la ley y que se consideran en casi todos los casos productos dopantes.

Algunos de estos medicamentos ilegales han sido empleados por deportistas para mejorar los resultados en competición, obviamente haciendo trampa. Pero el uso recreativo de ciertas sustancias por parte de deportistas amateur e incluso de adolescentes, resulta preocupante, sobre todo porque la mayoría de las veces se consumen únicamente con la intención de mejorar la imagen física.


Imprimir Enviar por email