Consejos

10 reglas de oro para tomar medicamentos de forma saludable

23 septiembre 2016
Reglas para tomar medicamentos

23 septiembre 2016

Ingerir medicamentos conlleva riesgos y más si se abusa de ellos, se toman de forma inadecuada o no se conservan según las instrucciones. Porque más vale prevenir que curar, toma nota de este decálogo de consejos básicos para evitar errores con posibles efectos adversos para la salud.

Ningún medicamento tiene riesgo cero y los errores o consumos inadecuados son más comunes de lo que pensamos. Para hacer un buen uso de los medicamentos, sigue estas 10 reglas de oro:   

1. No alteres la forma farmacéutica

Los medicamentos se pueden ingeririnyectaraplicar sobre la piel o sobre las mucosas o inhalar. En cualquier caso, y a no ser que el farmacéutico te indique lo contrario, la forma farmacéutica no se debe alterar nunca ya que es el vehículo del medicamento que permite al principio activo llegar al órgano diana dónde debe ejercer su efecto. Si alteramos la forma farmacéutica impediremos que el medicamento funcione correctamente.. Es decir, las pastillas y las cápsulas no se deben triturar, partir, cortar, abrir, disolver, etc. Los parches de aplicación tópica no se deben recortar. Y las soluciones líquidas o inyectables no se deben congelar.

2. Conserva el medicamento según las instrucciones del envase

Hay medicamentos (como las insulinas) donde se indica que se han de conservar entre 2 y 8°C, esto significa que hay que meterlos en la nevera y nunca en el congelador.  En otros se indica que hay que conservarlos a temperaturas inferiores a 25 o a 30°C. Y en otros casos no aparece ningún tipo de indicación, eso significa que se pueden conservar a temperatura ambiente sin problemas.

3. No dupliques la dosis cuando te saltes una toma

Cuando nos olvidamos de tomar una dosis, no debemos duplicar la dosis en la siguiente toma. Lo aconsejable es esperar a la siguiente toma y continuar con normalidad.

4. Fíjate en la composición y evita duplicidades

Revisa el/los principio/s activo/s que contienen nuestros medicamentos para evitar duplicidades. Muchos de los medicamentos que nos tomamos, ya sean de los que necesitan o no receta, presentan nombres de marca diferentes pero si prestamos atención a los principios activos que contienen, veremos que la composición entre unos y otros es muy parecida o incluso idéntica. Como en el caso de los comprimidos efervescentes de “Couldina con paracetamol” que tienen la misma composición que “Bisolgrip polvo para solución oral”. Ambos son anti-gripales que contienen los mismos principios activos. De tomarlos simultáneamente estaríamos duplicando la dosis con el riesgo que eso puede suponer.

5. No tomes medicamentos porque te lo aconsejen tus conocidos

Muchas veces nuestros familiares o amigos nos recomiendan, con la mejor de las intenciones, medicamentos o remedios herbales que a ellos les han funcionado bien. Hay que tener en cuenta que los medicamentos nunca son inocuos, que todos producen efectos adversos y que, dependiendo de nuestro estado de salud, un mismo medicamento se puede comportar de forma diferente en dos personas distintas.

6. Cuidado con los remedios herbales

Debemos asegurarnos de que los remedios herbales que tomamos no interaccionan con nuestra medicación, ya que existen multitud de medicamentos a base de plantas medicinales y productos herbales que no se comercializan como medicamentos pero que poseen propiedades fármaco-terapéuticas. Con todos ellos debemos asegurarnos,preguntando a nuestro farmacéutico, si podemos tomarlos con nuestra medicación habitual.

7. Desecha los medicamentos en el punto SIGRE de las farmacias

Los medicamentos sobrantes no se deben de tirar a la basura. Hay que llevarlos a la farmacia y depositarlos en los contenedores SIGRE dispuestos para ello. Los medicamentos han de ser eliminados del medio ambiente a través de los canales adecuados, de lo contrario pueden acabar contaminando nuestro entorno y pasar a las aguas de consumo.

8. Mantén tu lista de medicamentos actualizada

Si tomamos medicación de forma crónica, llevar apuntada siempre con nosotros una lista actualizada de los medicamentos que ingerimos con el nombre del principio activo, dosis, número de tomas y las horas a las que nos los tomamos es muy recomendable. De este modo podremos enseñársela a cualquier profesional sanitario que nos la solicite en cualquier momento, por ejemplo el dentista, en urgencias, el farmacéutico, etc.

Además, si en casa varias personas toman medicación de forma crónica es muy importante tenerla identificada y guardarla de forma ordenada y separada. Los accidentes ocurren y si se va con prisa podemos acabar tomando la medicación que no nos corresponde.

9. Dosifica las formas líquidas con el medidor que viene en la caja

Los jarabes y suspensiones orales vienen siempre con un dosificador dentro del envase que marca las medidas exactas que vienen en el prospecto. Es recomendable usar siempre este dosificador, en vez de usar como medida la cuchara o cucharillas del café que tenemos en casa. En caso de que perdamos el dosificador siempre podemos comprar una pequeña jeringuilla dosificadora en la farmacia.

10. Revisa la fecha de caducidad de forma regular

En los envases y en los blísters de los medicamentos se indica siempre la fecha de caducidad. Es importante revisar, al menos una vez al año, las fechas de aquellos medicamentos que tenemos en el botiquín de casa, y aquellos que estén caducados deberemos de llevarlos al punto SIGRE.

Los suscriptores de OCU Salud tienen a su disposición la Linea OCU Salud, con orientación sobre las dudas que puedan surgir de medicinal general. Si estás suscrito, puedes llamar las 24 horas del día y los 365 días del año. Un experto responderá a tus dudas.



Imprimir Enviar por email