Noticia

Usar bien los antibióticos para combatir las resistencias

18 noviembre 2020
Uso prudente de los antibióticos

Los antibióticos nada pueden contra las enfermedades causadas por virus, como la gripe. Es más, un uso indebido de estos fármacos tiene consecuencias negativas para la salud, ya que contribuye a la aparición de las temidas resistencias bacterianas. El 18 de noviembre se celebra el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, una iniciativa que apoya la OCU.

Día Europeo por el uso prudente de los antibióticos

Este 18 de noviembre de nuevo se celebra el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos. La celebración de este día, cuyo objetivo es informar sobre los riesgos que entraña un uso inadecuado de los antibióticos y animar a un uso responsable, es una iniciativa alentada por la Comisión Europea.

abuso antibioticos

Nuevo símbolo de la lucha contra la resistencia a los antibióticos

Las resistencias bacterianas, un riesgo real

Desde OCU llevamos años alertando contra el uso indiscriminado de los antibióticos para tratar gripes o resfriados, afecciones generalmente causadas por virus, sobre los riesgos de automedicarse y rastreando también la presencia de antibióticos en alimentos.

Los antibióticos son la única arma de la que disponemos para combatir las enfermedades infecciosas de origen bacteriano. Pero, lamentablemente, las bacterias son capaces de desarrollar sus propios mecanismos de defensa contra los antibióticos, hasta el punto de que para algunos tipos de bacterias ya no hay antibióticos capaces de acabar con ellas: han aumentado las resistencias bacterianas a los antibióticos.

Uso prudente de los antibioticos

El último estudio del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) estima que en la Unión Europea mueren unas 33.000 personas al año por infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. Y que la carga de enfermedad que las infecciones bacterianas resistentes producen es similar, en términos de muertes prematuras y pérdida de calidad de vida, a la carga de enfermedad de la tuberculosis, el VIH y la gripe juntas.

Según el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos, en España en el año 2016 murieron casi 3.000 personas por causa de estas infecciones resistentes. Las perspectivas no son nada halagüeñas: si no se frena el aumento de las resistencias bacterianas, para el año 2050 las muertes causadas por infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos serán la primera causa de muerte en la Unión Europea.

Objetivo: uso racional de los antibióticos  

Uno de los aspectos fundamentales en la lucha contra el aumento de las resistencias bacterianas es reducir el consumo indiscriminado de antibióticos tanto en el área de la salud humana como en la salud veterinaria.

Consumo de antibióticos en España

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en España entre el 2015 y el 2018, el consumo de antibióticos de uso humano se redujo un 7,2% y el de uso veterinario, un 32,4% Aun así seguimos siendo uno de los países con mayor consumo de antibióticos en la Unión Europea, tanto de uso humano como de uso veterinario:

  • Los últimos datos del ECDC correspondientes a 2019, revelan que España es el quinto país europeo en consumo de antibióticos de uso humano, por detrás de Grecia, Chipre, Rumanía y Francia.
  • Además, la Agencia Europea del Medicamento señala que España el tercer país donde se venden más antibióticos de uso veterinario, solo por detrás de Chipre e Italia.

Hay diferencias en el consumo de antibióticos entre las distintas Comunidades Autónomas: según los mapas de consumo del Plan Nacional frente a las Resistencias a los Antibióticos, Extremadura es la comunidad con mayor consumo de antibióticos a nivel comunitario y Baleares la que menos. A nivel hospitalario la comunidad con mayor consumo de antibióticos es Madrid y la que menos Navarra.

Usar bien los antibióticos, tarea de todos

Un buen uso de los antibióticos requiere el esfuerzo de todos (médicos, farmacéuticos, veterinarios, autoridades sanitarias…), pero también está en manos de los usuarios poner freno al uso excesivo e inapropiado de estos fármacos.

Los atibióticos aumentan las resistencias

¿Cómo puedes hacer un buen uso de los antibióticos?

Sigue nuestras recomendaciones:

  • No presiones al médico para que te recete un antibiótico,  o para que se lo prescriba a tu niño: no siempre es el tratamiento adecuado para un proceso infeccioso.
  • No solicites antibióticos en la farmacia sin presentar la correspondiente receta médica.
  • No tomes antibióticos si no te lo ha indicado y prescrito el médico.
  • No te automediques tomando antibióticos que tengas guardados en el botiquín de casa o que le hayan prescrito a otra persona. 
  • Para que el antibiótico sea eficaz es fundamental respetar escrupulosamente las pautas del tratamiento (dosis y duración). Piensa a que hora te va mejor tomarlo y no te saltes tomas.
  • Aunque los síntomas de la infección remitan, sigue tomando el antibiótico hasta completar la pauta antibiótica que te ha prescrito el médico. Si lo interrumpes pueden quedar bacterias vivas y volverse resistentes al fármaco.
  • Si el antibiótico que estás tomando te provoca algún efecto secundario, notifícalo.