Noticia

¿Adiós al prospecto en papel?

OCU no apoya la medida

En la Unión Europea se está estudiando la posibilidad de sustituir el prospecto en papel de los medicamentos por un código QR. Sin embargo, esta medida no cuenta con el respaldo de los ciudadanos: el 80% de los usuarios no quiere prescindir del papel, sobre todo pensando en las personas mayores.

30 noviembre 2022
El prospecto facilita un uso correcto y seguro de los medicamentos

La legislación farmacéutica europea se encuentra en las últimas fases de revisión. Entre las iniciativas para mejorar el acceso de los pacientes a los fármacos, se contempla la posibilidad de “reemplazar el prospecto en papel de los medicamentos por información del producto en versión electrónica”.

En algunos hospitales españoles el cambio ya se ha puesto en marcha de forma experimental con fármacos de uso hospitalario, pero el entorno hospitalario es idóneo, ya que el personal sanitario está implicado y tiene suficientes conocimientos digitales. ¿Qué puede pasar entre los consumidores en el caso de que únicamente podamos consultar el prospecto en formato electrónico?

¿Un QR en vez de prospecto? No, gracias

En OCU estamos en total desacuerdo con la sustitución del papel por un código QR: se trataría de una medida contraproducente y que comportaría riesgos inasumibles.

  • Solo con la versión electrónica se dificultaría el acceso a la información que tenemos en los prospectos, muy importante para hacer un uso correcto y seguro de los medicamentos, y hasta lo impediría en situaciones de pobre conectividad. 
  •  Y lo que es peor, afectaría especialmente a los pacientes con menos habilidades tecnológicas, personas mayores en su mayoría, precisamente las que suelen hacer un uso más intensivo de los medicamentos.

Otra cosa distinta sería que en los envases se añadiera (en lugar de sustituir) un código QR para enlazar con la versión online de los prospectos, pues este código de acceso digital es un sistema práctico, cómodo y mejor para el medio ambiente... pero a día de hoy su difusión es aún demasiado limitada como para que se convierta en el medio exclusivo de acceso al prospecto.

Los consumidores usan los prospectos

A través de una encuesta realizada por OCU a 898 consumidores representativos de la población española, confirmamos que los consumidores no quieren prescindir del prospecto en papel, que consultan y utilizan con frecuencia.

Más del 80% lo lee al tomar el medicamento por primera vez

En primer lugar, la gran mayoría lee el prospecto antes de tomar un medicamento por primera vez, en mayor medida si se está automedicando (88%) que si se lo ha recetado un médico (80%). Sin duda, el prospecto es un apoyo, un recordatorio y un instrumento fundamental para aclarar dudas.

Porcentaje de personas que leen el prospecto al tomar un medicamento por primera vez

En segundo lugar, el prospecto ofrece información de varios ámbitos: qué es el medicamento, cómo tomarlo, precauciones, advertencias a determinados pacientes, cuidado con la toma de otros medicamentos, posibles efectos adversos, etc.

Cuando les preguntamos qué información buscaron la última vez que leyeron un prospecto, cuatro de cada diez leyeron para qué estaba indicado el medicamento y una cuarta parte se interesó por los posibles efectos no deseados, por las contraindicaciones y por toda la información en general.

Informaciones más buscadas en los prospectos

Y en tercer lugar, y no menos importante, el prospecto es lo primero que se consulta cuando se sienten efectos secundarios leves o moderados tras tomar un medicamento.

Qué es lo primero que hace si un medicamento le sienta mal

Una gran mayoría lo prefiere en papel

El prospecto es necesario, su utilidad para el usuario está fuera de toda discusión. El conflicto ha surgido en la forma de presentar la información, pero en este apartado las respuestas de los usuarios son muy claras:

  • El 78% de los usuarios prefiere el prospecto en papel. Entre los mayores de 63 años ese porcentaje se eleva hasta el 83%.
  • Solo el 8% se decanta por leer el prospecto en formato digital, principalmente porque permite ampliar el tamaño de la letra y acceder en cualquier lugar donde haya conexión.
  • El 70% está de acuerdo con el argumento recurrente de la industria de que un código QR es mejor que el papel para el medio ambiente. No obstante, aunque se incluya un QR, el 74% cree que el prospecto en papel debe permanecer.

Los usuarios no quieren la eliminación del prospecto en papel

Los mayores, los más vulnerables

Los códigos QR tienen poco uso entre la población española: solo el 61% ha utilizado alguna vez un QR, un 33% ha oído hablar de ellos pero no los ha utilizado nunca y un 6% no conoce ni su existencia. Como era de esperar, son los jóvenes de 25 a 44 años quienes tienen más conocimiento y experiencia digital.

Los usuarios en general son conscientes del problema de acceso que se puede presentar a las personas con menos habilidades tecnológicas y, por ello, el 80% no quiere prescindir del prospecto en papel por el bien de los mayores.

Decimos no a la exclusión

Es cierto que, de adoptarse esta medida que ahora está en estudio, se dejaría de lado a la población mayor y más vulnerable, que es también la principal usuaria de medicamentos.

En OCU lo tenemos claro y no queremos que se repita la lamentable experiencia de los servicios bancarios: volcados en los últimos años en el medio digital, los bancos se han olvidado de las personas mayores, que a duras penas son atendidas. Mientras no se den las condiciones idóneas, en OCU no podemos aprobar el prospecto online de forma exclusiva.

Y tú, ¿entiendes los prospectos?

¿Tienes clara la información que incluyen y en qué apartados puedes encontrarla? Ponte a prueba con nuestro test

¿Sabes entender correctamente un prospecto médico?