Consejos

Té: consejos útiles

12 noviembre 2015
Consejos útiles té

12 noviembre 2015

Si eres un amante del té, seguro que no hay nada mejor que disfrutar de una buena taza de esta infusión a cualquier hora del día. En OCU te ayudamos a que prepares el té que tanto te gusta como un auténtico profesional.

Cómo prepararlo

1. Escoger el agua. Es importante que cuanto más insípida sea, mejor. La cantidad ideal por persona ronda los 200 ml, lo que equivale a una taza grande.

2. Calienta el agua, sin dejar que hierva. Para controlar mejor la temperatura utiliza un cazo normal o un hervidor o tetera eléctricos. Para el té negro bastan 90ºC y para el verde, 70ºC. 

3. Precalentar la tetera. Es muy importante que la tetera esté caliente antes de echar en ella el té. El método tradicional y más fácil es verter un poco de agua caliente en su interior, removerla y tirarla. 

4. Primero echa el té, y luego el agua caliente. Lo ideal es una cucharada por persona, más otra extra para la tetera. Si utilizas bolsitas, una por persona es lo mejor. 

5. Deja reposar la infusión. El tiempo de reposo varía en función del tamaño de la hoja y la variedad de té utilizada. Normalmente, tres minutos son suficiente. 

6. Colar el té. Una vez pasado el tiempo estimado de espera, cuela el té o retira la bolsita. Es muy importante para evitar que se amargue.

Una buena conservación: muy importante

El té es un producto delicado y por ello, requiere de condiciones especiales de almacenamiento para poder conservar su sabor, aroma y principios activos de la mejor manera posible.

Aunque todas las variedades tienen sus propias características especiales de conservación, hay algunas reglas generales para todos. El lugar y el recipiente son algunas de ellas. Escoge un lugar fresco, seco y oscuro, como una lata metálica o recipiente de porcelana. Si decides optar por un tarro de cristal, no olvides de que debe de ser opaco, con cierre o tapa hermética.

Es importante, que tengamos nuestro té siempre fresco, aromatizado y alejado de la humedad y olores ambientales, ya que sus hojas son muy delicadas y absorben cualquier olor ajeno que las rodee.

Según variedades:

  • Té verde. El más delicado y por lo tanto, el que requiere ser consumido cuanto antes. Lo mejor es conservarlo en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • Té negro. Su vida es más longeva que la del té verde.
  • Té con flores. Si no se conservan de una buena manera, se deterioraran en uno o dos meses.
  • Té rojo Pu Erh. Al contrario que los anteriores y al ser un té fermentado, su calidad puede mejorar con el paso del tiempo. Eso sí, siempre y cuando sigamos los consejos de almacenamiento previamente comentados.

Descafeína el té tú mismo

Descafeinar un té es más fácil y rápido de lo que pensabas. Mientras que la cafeína tarda muy poco tiempo en incorporarse a la infusión, los taninos tardan bastante más. Por lo tanto,para potenciar el efecto estimulante tienes que dejar menos tiempo de infusión, y si quieres disminuirla, aumenta este tiempo. Te recomendamos que pruebes las siguientes cosas:

  • Deja reposar la infusión entre cuatro y diez minutos. Conseguirás un té menos estimulante, pero de sabor más fuerte y áspero.
  • Realiza una primera infusión de pocos segundos para que suelte la mayoría de la teína, y luego tírala. Después, haz otra con las mismas hojas. Siguiendo este proceso conseguirás un té con menor contenido en teína.

Imprimir Enviar por email